Temas de hoy: funcionarios procesados causa de los cuadernos Siniestro vial temporal cambios en el gabinete
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/175908

Tributo al joven Emiliano Sala

El hallazgo, en el fondo del Canal de la Mancha, de la aeronave Piper Malibú que transportaba al futbolista argentino Emiliano Sala desde la ciudad de Nantes, en Francia, hacia Cardiff, la capital de Gales, en el Reino Unido, no deja lugar a las esperanzas. Hoy, en medio del dolor, se impone rendir un homenaje a este joven deportista casi desconocido en Argentina, pero que comenzaba a triunfar en el fútbol europeo.

En Progreso, el pueblo santafesino que lo vio crecer, familiares y amigos del delantero se congregaron en la parroquia para rezar en medio de tanta incertidumbre. El nombre de esta localidad resultaba hasta hace poco desconocido para la mayoría de los argentinos, incluso para los chaqueños que, con cierta frecuencia, viajan en auto hacia el sur del país por la ruta 11, ya que los carteles ubicados a un costado de la cinta asfáltica en esa zona hacen referencia a otros pueblos como Emilia, María Luisa o Llambí Campbell, pero no a esta urbanización que cuenta con casi 3000 almas que, en las últimas horas compartieron el profundo dolor que causó la desaparición del futbolista.

A la luz de lo poco que se conoce hasta ahora del accidente, todos los que siguieron con preocupación la evolución de la búsqueda de la aeronave y de posibles sobrevivientes, comparten también los mismos interrogantes. ¿Qué fue lo que pasó? Todo indica que llevará un tiempo responder a esa pregunta. Por lo pronto, el experto en operaciones de búsqueda David Mearns y dueño del barco FPV Morven que encontró los restos de la aeronave a unos 60 metros de profundidad en el Canal de la Mancha, reveló que en un diálogo que mantuvo con familiares de Sala y del piloto, dan por hecho que ambos perdieron la vida en el accidente. Las últimas noticias daban cuenta que al menos uno de los cuerpos estaba dentro de la aeronave siniestrada, y que se habían iniciado los trabajos para recuperarlo.

Según recordaron medios especializados en deportes, Emiliano comenzó su carrera en el Club Atlético y Social San Martín de la localidad de Progreso. Allí jugó hasta los 15 años. Al cumplir 20, y sin pasar por ningún club de la primera división de nuestro país, viajó a Europa para probar suerte, debutando en el fútbol profesional en el club US Orleans, un equipo de tercera división de Francia. Corría el año 2012 y tras superar las dificultades que significan iniciar una nueva vida lejos de la familia en un país con otro idioma y con otra cultura, logró que dirigentes de otro club, el Niort, de la segunda división de la liga francesa, prestaran atención a su desempeño en el campo de juego. No los decepcionó. Con empeño y dedicación, Emiliano se transformó en el goleador de ese equipo ya en su primera temporada. Luego vino el desafío que le impuso el Caen, un club de primera división que también le serviría como vidriera en el competitivo fútbol europeo. En 2015 llegó al Nantes, donde volvió a mostrar su calidad: en 130 partidos convirtió 48 goles, ubicándose en la tabla de goleadores a solo dos puntos por debajo de su compañero de equipo y figura del fútbol galo, Kylian Mbappé, el mismo que, conocida la noticia del accidente aéreo, se convirtió en el mayor donante de dinero para la búsqueda privada que se puso en marcha en el Canal de la Mancha con el fin de encontrar la aeronave que transportaba al argentino.

Quiso el destino que el club Cardiff City, de la Premier League británica ofreciera comprar el pase de Salas, y que el joven santafesino subiera, finalmente, al avión privado que debía llevarlo a su nuevo equipo que venía luchando para evitar el descenso en la liga máxima de Inglaterra. El último contacto con la aeronave se produjo el 21 de enero, a 20 kilómetros de la isla inglesa Guernsey. Después vino la desesperación mezclada con la esperanza de encontrar con vida al futbolista y al piloto, David Ibbotson.

Es de esperar que los interrogantes que rodean a esta tragedia que enluta a una familia argentina y a los amantes del buen fútbol de todo el mundo, puedan ser respondidos. Mientras tanto, todo el país debe acompañar a la familia de este joven deportista que, a fuerza de empuje y valentía, logró abrirse camino en el fútbol europeo.