Temas de hoy: funcionarios procesados causa de los cuadernos Siniestro vial temporal cambios en el gabinete
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/175710

La saturación del suelo por las lluvias impide el trabajo de los productores

Desde la zona de La Tigra y Avia Terai advierten esta situa­ción para desarrollo de sus labores, ya sea de cosecha de girasol que aún resta en los lotes o cura de cultivos.

COSECHADORA EMPANTANADA1.JPG
En la zona de La Tigra esta cosechadora se hundió mientras trabajaba.

SÁENZ PEÑA (Agencia) - Las aguas ya escurrieron de sus campos, hay sol desde hace varios días, pero ellos siguen padeciendo las complicaciones por las intensas lluvias caídas hace un par de semanas. Se trata de productores de la zona de La Tigra y Avia Terai quienes advierten serias complicaciones para desarrollar sus labores, ya sea de cosecha de los lotes de girasol que aún resta en los lotes o cura de cultivos.

Según consigna el sitio Agroperfiles, el productor Jorge Krazulak de la zona de La Tigra manifestó tener complicaciones para cosechar el girasol que aún no levantó de su lote o como el caso de Alexis Paszko de la zona de Avia Terai quien aseguró que ‘su pulverizadora prácticamente se hundió cuando realizaba tareas en un lote de soja‘.

Kraulak sostuvo que ‘el jueves no se pudo cosechar por la mañana, fue imposible, se avanzaba 10 metros y la máquina se plantaba en el barro... los suelos están saturados‘, y agregó que ‘hasta pasado el mediodía trabajamos para sacar la cosechadora‘. ‘Hubo sol durante varios días y no se produjeron nuevas lluvias, pero no hay piso, fue imposible seguir más alláque el lote está listo‘ añadió.

COSECHADORA EMPANTANADA2.JPG
Un “mosquito” pulverizador en un predio sembrado con soja también sufrió las consecuencias.

HUNDIMIENTO

A unos 50 kilómetros al norte de Avia Terai, en un predio rural, una maquinaria agrícola se hundió al estar muy flojo el piso. Un pulverizador (mosquito) no pudo completar su tarea en un lote de soja porque literalmente sus ruedas quedaron hundidas.

‘La tierra lo fue tragando a medida que traccionaba‘, dijo un productor de la zona. El dueño de la maquinaria tuvo que apelar a dos tractores de gran potencia para sacar el mosquito. Algunos vecinos dicen que es un lote que tuvo cambio de uso de suelo no hace mucho tiempo.