Temas de hoy: Día de la Madre Federal A Energía Eólica Caso Yanina Sequeira Mauricio Macri
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/175306

Villa Los Lirios: un ejemplo de comunidad resiliente

Si tenemos en cuenta que la resiliencia es la capacidad que tiene una persona o un grupo de recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando el futuro, la comunidad de Villa Los Lirios es un ejemplo de ello.

El martes 8, cuando las lluvias arreciaron a la ciudad, un grupo de vecinos se ocupó de ayudar a quienes sufrieron  la inundación de sus hogares. 

0-Pipi-Veron-y-vecinos-p.jpg
Pipi Verón (centro) y vecinos. Una comunidad solidaria que ahora retorna a su rutina.

 “Villa Los Lirios es un barrio de Resistencia que está al borde de una laguna que esa noche colapsó. En menos de cinco minutos hubo gente que quedó bajo agua y no tuvo dio tiempo de que retiren sus pertenencias, por lo que perdió todo”.

Blanca Alicia “Pipi” Verón, de la comisión vecinal, se hizo cargo de que las familias albergadas puedan tener su alimentación todos los días que duró su estadía en la escuela del barrio. La organización fue posible “gracias a la colaboración de todos los vecinos, que se acercaron a sumar su granito en esta situación tan dura y que golpeó demasiado”, comentó Blanca.

una-de-las-comidas-p.jpg
Una de las comidas.

La referente vecinal destacó que en la EEP 577, la directora abrió las puertas de la escuela y acompañó de manera permanente, junto al personal de servicio y algunos docentes.

Dispusieron de la cocina y las aulas para que puedan descansar las familias. De las 22 familias que permanecieron allí al cabo de una semana quedaban sólo 14, que durante su estancia conformaron equipos para mantener la escuela limpia, en condiciones y ocuparse de cocinar para todos. 

1-Brian-y-flia-p.jpg
Brian y familia, en la cocina, lugar desde el que eligieron colaborar.

Verón valoró que “estuvieron muy bien, fueron y siguen siendo asistidos por los ministerios de Educación, Salud, Seguridad y Desarrollo Social, tanto de la Municipalidad como de la provincia. Además se cuenta con la colaboración de los vecinos que acercaron a diario los insumos para elaborar la comida. No nos podemos quejar”.

Verón comentó con orgullo que fue alumna de la escuelita, cuando era de madera, y allí envió a sus hijos y ahora a sus nietos. “Toda mi vida he trabajado en este barrio y he estado con los inundados. Recuerdo que las veces que necesitamos albergue para los vecinos de la zona de la laguna, en esta escuela nos abrieron gentilmente las puertas”.

2-silvia-p.jpg
Silvia, también comprometida con la necesidad de acompañar el orden durante el tiempo que compartieron en la escuela.

“Hace mucho tiempo que no se veía el deseo de ayudar que demostró la sociedad en esta ocasión. Considero que esto puede deberse a que estamos en una situación muy mala, y es en los tiempos adversos como estos en los que la solidaridad para con el otro y el amor de los vecinos con la escuela sale a la luz”, consideró.

Estar juntos 

Brian Sosa, su esposa Ruth y su hijo Benjamín se encargaron de la cocina y junto a un grupo de vecinos deleitaron a todos con un guiso.

El joven agradeció a quienes les ofrecieron ayuda “vinieron muchas personas de bien durante estos días, por eso teníamos que estar todos juntos para ayudarnos y para cuidar esta escuela que tanto queremos”. Cada uno tiene algo para sumar, yo aporto mi granito con la mejor comida”- entre risas- manifestó Brian. 

3-fachada-Primaria-577-p.jpg
La escuela 577 de Villa Los Lirios.

Títeres para los niños

Silvia Sanchez lleva un embarazo de seis meses y junto a su esposo David y sus hijas Tiziana y Luana fueron albergados desde el primer momento en la Escuela 577. Ellos viven a la orilla de la laguna y valoran mucho la atención que recibieron. “Estamos siempre dispuestos a realizar las actividades, a recibir a los que vienen, a tratar de entendernos con las demás familias, porque sabemos que muchos que podrían estar en sus casas, están trabajando bajo la lluvia para que nosotros podamos estar bien”.

“Nos gustó mucho que los profes hayan traído títeres para hacer y compartir con los niños, porque les dio la oportunidad de que se expresen, que hablen con otros, que se diviertan. En estos días eso es muy importante, porque a pesar de que nosotros aquí estamos muy bien, no dejamos de pensar en nuestras casas y en cuándo bajará el agua, para poder ir a limpiarla y volver”, agradeció Silvia.