Temas de hoy: funcionarios procesados causa de los cuadernos Siniestro vial temporal cambios en el gabinete
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/175232

Hantavirus: el Chaco sin circulación viral, pero piden extremar cuidados

La enfermedad transmitida por roedores registra 12 víctimas mortales en el país. En la provincia llaman a buenas prácticas ambientales para evitar la presencia de ratas.

A partir de lo que ocurriera con en la localidad chubutense de Epuyén, donde se registraron 9 víctimas mortales por Hantavirus y el registro de casos también con consecuencias letales en Entre Ríos y Salta el temor también se expandió acerca de una enfermedad que es conocida porque año tras año se conocen infectados pero hace tiempo no se daba un brote. 

rata.jpg
El roedor “colilargo” es el que transmite el Hantavirus, señalan que se asienta en zonas rurales y piden extremar las medidas de prevención.

Lo cierto es que si bien solo un tipo de roedor es el que transmite la enfermedad, el conocido coloquialmente como ‘colilargo‘ se encuentra en varios puntos del país principalmente en zonas rurales, en Chaco oficialmente no se registra un caso desde 2014 y autoridades aclaran que no existe circulación viral en la provincia por lo que lo más importante es reforzar la prevención.

La directora de Epidemiología, Mariela Fabiani, puso blanco sobre negro en el asunto y describió los lugares en los que habitualmente se asienta el ratón, características de la enfermedad y la serie de precauciones por tomar.

Señaló que el roedor que transmite el Hanta se ubica principalmente en la zona patagónica, Buenos Aires, el sur de Santa Fe y en el norte en Santiago del Estero, Jujuy, Salta y Formosa y que se trata de un virus que se presenta no solo en Argentina.

‘El que transmite la enfermedad no es el roedor que habitualmente se observa en una casa, sino el que se encuentra en zonas rurales, a diferencia de otros años lo que se observó ahora es la transmisión interhumana‘, describió por lo acontecido en Chubut.

La especialista señaló que las formas de contagio son mantener contacto con los fluidos de los roedores (saliva y orina) o material fecal como también por vía respiratoria cuando las heces y la orina contaminan la tierra.

Además, en este brote también señala la particularidad de la transmisión interhumana que facilitó la propagación, que fue lo que ocurrió en Epuyén y lo que llevó a extremar las medidas de precaución. Otra de las complicaciones que pueden presentarse son que se trata de una enfermedad de ‘síntomas inespecíficos‘ lo que dificulta un diagnóstico temprano. En ese sentido expresó que un cuadro febril severo que también podría tipificarse como dengue por la época del año es razón suficiente para efectuar una consulta médica.

Fabiani insistió en el concepto de reforzar la prevención en función de que ratas también transmiten otras enfermedades como es el caso de la leptospirosis.

En ese sentido, señaló la importancia de evitar la acumulación de residuos o permitir que se generen basurales a cielo abierto, contribuir a un ordenamiento ambiental con la ventilación constante de los inmuebles como también estar atento a lo que pueda ocurrir en sitios donde se acumulan leña o pastos, que al igual que la basura contribuye a que el roedor encuentre un refugio.

Si se tomaron todos estos recaudos y en el domicilio se observan ratas, recomiendan la utilización de trampas o químicos para matar al animal.

Luego, la sugerencia es rociar con lavandina al roedor, colocarse guantes para tomarlo y enterrarlo a no menos de 30 centímetros de profundidad.

En lo que hace al escenario nacional, indican que entre las 10 cepas que se conocen del Hantavirus la más peligrosa es la Andes, la que circula en el sur del país, la que no guardaría relación con las que se viene dando con los casos que se registraron en Buenos Aires en los últimos días.

En esa provincia se cuentan en las últimas horas cuatro casos y se aguardaba que uno de ellos recibiera el alta en los próximos días.