Temas de hoy: violencia intrafamiliar Emergencia hídrica Resistencia bajo agua Yaguaretés trata de personas
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/175027

Corzuela afronta 700 milímetros de precipitaciones en 45 días

CORZUELA (Agencia) - Tras las intensas tormentas desatadas desde hace aproximadamente un mes en todo el sudoeste de la provincia, el intendente Rafael Carrara estableció un alerta permanente para asistir a vecinos que puedan sufrir las consecuencias de tanta agua caída.

Así, desde la madrugada del pasado lunes 7 de enero, un equipo integrado por distintas áreas del municipio se encuentra trabajando para garantizar el rápido escurrimiento del agua en varios sectores de la ciudad.

AGUA.jpg
La secretaria Melina Galingani encabeza un equipo de trabajo dispuesto por el municipio para asistir a vecinos de Corzuela afectados por las copiosas lluvias que dejaron en tan solo un mes y medio.

A principios del mes pasado, ante las primeras lluvias copiosas del mes de noviembre, el intendente decretó la emergencia hídrica del departamento General Belgrano, atendiendo además los daños provocados en el sector agropecuario que siente el impacto de la gran cantidad de agua acumulada, principalmente en el inicio de la cosecha de girasol que tuvo una merma importante en su rendimiento.

En esta semana se trabajó con el apoyo del gobierno provincial a través de la Administración Provincial del Agua, en el bombeo de agua desde los reservorios hacia los canales realizados para derivar la masa líquida desde el barrio Malvinas hacia la ruta nacional 89, y desde el barrio Estrella del Sur hacia la canalización realizada sobre el camino paralelo a las vías del ferrocarril, que desagota la zona norte del vecino departamento 9 de Julio, de la ciudad vecina de Las Breñas.

Lluvias copiosas

La ciudad recibió desde el mes de noviembre hasta el 11 de enero inclusive, lluvias de variadas intensidades que superó un registro de unos 720 milímetros. Este milimetraje saturó el suelo que ya no tiene capacidad de absorción y genera estancamientos de agua en sectores bajos de la ciudad, por lo cual en la tarde del miércoles se activaron dos plantas de bombeo del sistema de cloacas, que todavía no funcionan en la ciudad.

“Tenemos una situación muy difícil, de alerta permanente y hasta ahora no tenemos vecinos evacuados. Los estamos asistiendo permanentemente con agua y algunas mercaderías en casos muy puntuales”, explicó Carrara.

El equipo del área de desarrollo social, de la Secretaría de Gobierno y de la Secretaría de Medio Ambiente del municipio, encabezados por la señora Melina Galingani, Alexis Zolobczuk y Alejandro Belaich dispusieron un trabajo de recorridas diarias, incluso en horas nocturnas para monitorear la situación de los vecinos que se encuentran en barrios que pueden anegarse, a quienes por el momento se los asiste con agua potable.