Temas de hoy: Cáncer de mamas Octubre Rosa Energía Eólica Caso Yanina Sequeira Mauricio Macri
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/174789
GRANDES CIFRAS PIDEN LOS ARTISTAS

Chamamé: comenzó el zapateo por la cantidad de ceros en los cheques

Un conjunto estrella se plantó en casi medio millón de pesos. Son convocantes, festivos y ya vienen subsidiados. El resto masculla bronca por lo bajo.

La Fiesta Nacional del Chamamé está en marcha. El ballet ensaya diez cuadros para cada una de las noches de su presentación; las actividades extras que se realizarán, la mayoría está esperando la fecha de inicio, incluidas las bailantas, pero como todos los años hay situaciones que molestan. Sobre todo a los mismos artistas. 

18-FOTO-ABAJO-IZQUIERDA2.jpg
Pedro Ríos, el representante correntino de La Voz, exige un alto cachet para estar presente. Los organizadores no están dispuestos a pagar tanto por él.

Desde hace algún tiempo la gran queja era que quienes venían de fuera del mundo del chamamé -para hacer chamamé- cobraban sumas exorbitantes, cuando a los locales les pagaban un cachet más bien bajo. Este año, debido a condiciones especiales que tendría el encuentro artístico, se esperaban cifras más discretas, acordes a la situación económica general. Dos factores apuntalaban esa idea: 1) El hecho de que iban a subir al escenario sólo 15 números artísticos por velada, ahora parece que serán 20, debido a exigencias que sobrepasan a los organizadores; 2) La decisión de que la grilla central se conformaría únicamente con artistas chamameceros correntinos, chaqueños, entrerrianos, argentinos o foráneos, pero chamameceros.

Estos detalles -que no son menores- hacían presumir una cuota de austeridad en el dispendio de los recursos (que son del Estado); sin embargo no será así, las modificaciones que se fueron haciendo sobre la marcha y que condicionan el margen de maniobra de la organización, sumadas a la voracidad económica que exhiben algunos artistas locales, ponen en aprietos a la chequera oficial.

Los montos que se manejan inicialmente en la organización ya no serán los mismos. El hecho es que al aumentar la nómina de artistas por noche -son alrededor de 50 más de los previstos-, disminuye el presupuesto y, por otro lado, hay algunos conjuntos que cobran cifras desorbitantes en comparación con el resto de la constelación chamamecera. Y no bajan el cachet. De hecho abusan de su posición dominante para pedir mucho más de lo que cobrarían en cualquier otro escenario.

Los artistas de la polémica

Como ocurre todos los años para esta fecha comenzaron a circular las cifras de las contrataciones. NORTE de Corrientes tuvo acceso a esos datos y los pudo corroborar con distintas fuentes.

El contraste que surge de comparar números y nombres es lo que genera comezón en el ambiente artístico, sobre todo porque muchos de los músicos que durante todo el año trabajan honrando el género chamamecero, lo hacen con mucho esfuerzo, preparación y excelencia musical, y cuando suben al escenario “Osvaldo Sosa Cordero” en el marco de la Fiesta Nacional no facturan un monto superior al que acostumbran. Algunos incluso, aceptan un cheque más flaco ante la posibilidad de quedarse fuera de la fiesta. Como contrapartida, hay otros que se pasan de la raya ruborizando el cachet de artistas que vienen como números estelares.

18-FOTO-ABAJO-IZQUIERDA.jpg
La Fiesta Nacional del Chamamé se desarrollará del 11 al 20 de enero.

Por ejemplo, este año los artistas internacionales que llegan a Corrientes no son el problema. Según pudo saber este diario, entre María Creuza y Lucas Sugo no superan los 500 mil pesos. Es verdad que se trata de una cifra alta, pero está en sintonía con los contratos de los circuitos mayores. Esa cifra, medio millón de pesos, es prácticamente lo que pretende, y no retrocede, un reconocido conjunto local muy convocante, muy festivo, pero también muy beneficiado por el Estado.

Para buena parte del entramado de artistas chamameceros correntinos esto significa una ofensa. Genera molestia. Especialmente porque muchos de los que no llegan -ni siquiera se aproximan- a los cinco ceros en sus cheques, actúan cada vez que les piden, suben al escenario del anfiteatro, en las bailantas, en los recorridos y si hay una fiesta solidaria fuera de programa también aportan. Las estrellas no siempre tiene la misma solidaridad. Casi medio millón de pesos sólo para tocar una noche en el escenario mayor parece mucho dinero. Este asunto ha generado un efervescente debate entre acordeones y guitarras.

Pedro Ríos, el más buscado

Otro dato que trascendió en las últimas horas es sobre la presencia de Pedro Ríos, el participante correntino del programa “La Voz Argentina”, que estuvo entre los 16 mejores e incluso fue elegido por la producción de Telefé para que estuviera en el Gran Rex con los ocho mejores. Hasta el momento los organizadores eran consultados sobre si estaría o no en esta edición de la Fiesta Nacional, ya que si bien el artista no es netamente chamamecero, se considera que con la visualización que tuvo en este programa -fue el más visto de la TV mientras duró- podría sumar a esta edición. La respuesta era siempre la misma, estamos en tratativas. Y la pregunta que surgía era siempre igual: ¿Cuál puede ser el inconveniente para que un artista que representó a Corrientes tan bien a nivel país no pueda hacer un repertorio de chamamé en la Fiesta Nacional? Hasta que se pudo saber la respuesta, que desde el estamento oficial no podían o no querían dar, su cachet.

Hoy, Pedro Ríos sería representado por un guía de pesca de la villa turística y los músicos que acompañarían al joven artista serían todos oriundos de Buenos Aires, por lo que el cachet inicial superaba las tres cifras (fue bajada), y solicitaron pasaje, hotel más comida.

Algo que los organizadores no estaban en condiciones de pagar por un artista al que si bien nadie puede negarle la trascendencia que tuvo, la realidad es que aún le queda un largo camino por recorrer. Es un artista muy querido por los correntinos y nadie puede negar eso, pero también es cierto que para muchos chamameceros que conocieron este dato, no fue una buena noticia.

“Muchos estamos haciendo un esfuerzo enorme todo el año, trabajamos, nos preparamos, defendemos el chamamé, nos consideramos muy buenos artistas y nuestros cachets no superan los 30 mil pesos. Y lo aceptamos porque consideramos que a la Fiesta la hacemos entre todos, que es un escenario para cuidar y fortalecer. No tomamos este espacio como el salvavidas para lo que resta del año. Entonces molesta conocer estos detalles de conformación de grupos que sólo están en esta fecha y después hacen cualquier otra cosa y piden sumas que no corresponden”, dijo un reconocido artista chamamecero que prefirió resguardar su identidad.