Temas de hoy: Pase a planta yaguareté incautaron marihuana primavera náufrago
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/174560

"Soy un diapasón que vibra"

Los pájaros y el sol insisten en avivar la mañana de Resistencia. “Todo lo que hago desde la enseñanza, la producción y la ejecución de la batería colabora con mi música. Trabajo en el bienestar de la persona para que el músico esté pleno”, sostiene e insiste, “trabajo en el bienestar de la persona para que el músico esté pleno”.

CarlosFritz.jpg
Carlos Fritz en la Pépinière  

Nos citamos a las 12 del mediodía. Llegamos puntuales, el sol estaba radiante mientras los pájaros trinaban con insistencia. Desde nuestro lugar alcanzamos a ver un bulevar amplio, espacioso, desteñido por la luz blanca que conseguía a bañarnos de calor. Bebemos algo frío.

“Me interesa la propuesta de la entrevista. Sin embargo quiero correrme de la escena y deconstruirme. Como músico de forma permanente nos estamos vendiendo a nosotros mismos y como músico autogestivo la cuestión se multiplica”, explica el baterista, profesor de percusión y productor. Lleva la sonrisa blanca, reverbera en cada fraseo donde ensancha su boca.

El pelo corto, la ropa blanca, barba de cuatro días, calzado impecable. Mientras armamos y desarmamos la charla el insiste en correrse del eje central, abandonar el ego. “Todo lo que hago tiene una característica determinada y busco que vaya a impactar de alguna forma. ¿Pero a la vez me corresponde a mí interpretar eso? Creo que no. Quizás no impacta o no importa nada y deberé aceptarlo. No estoy atado a eso. Es un ejercicio sano pensar que lo que hago no le importa a nadie. Sin embargo hacerlo tiene un beneficio primordial y es una necesidad vital para mí. Ojalá le llegue a los demás, en ese sentido trabajo con la mejor intención y buena leche”, advierte.

En el grabador gobierna su voz mientras también los pájaros insisten, el trino es dulce, alegre, musical. “Mi actividad no las veo como algo separadas, ser músico, enseñar y ser productor. Estas cosas corresponde a la persona. Una actividad no está como medio para alcanzar otra cosa, no está una faceta en función de otra. Todas habitan dentro de mí y de cada ámbito puede salir algo que ilumine los ojos de los demás. Trabajo en el bienestar de la persona para que el músico esté pleno. He aprendido con los años que mejoré como artista cuando más me ocupé de la persona”, subraya. El músico sólo quiere dar.

De la charla queda registrado también una cuota de silencio, luego arremeten palabras torrentosas del entrevistado e insistentes. Una nubes dibujan alas mientas el sol se yergue aún más potente al mediodía. “Estoy centrado en lograr bienestar, plenitud, nivel de conciencia y conexión. De esta forma puedo disfrutar de esa planta, de este sol, de este aire, como si todos estos componentes fueran amplificarse en la música”, confiesa. Escribo ahora a trompicones, la urgencia del cierre se ciñe sobre estos renglones.

“Soy un diapasón que vibra. Con las herramientas que tengo salgo al encuentro de la música y me brindo entero”, desliza, Carlos Fritz tiene algo de Mario Trejo, sabe que la mejor manera de esperar es ir al encuentro.

Aparece en esta Nota:

Paulo Ferreyra
Paulo Ferreyra

Temas Relacionados

Carlos Fritz baterista Musica