Temas de hoy: Alberto Fernández asunción presidencial Transporte público Jorge Capitanich Roxette
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/174044

Garbanzo en el Chaco: una alternativa atractiva y promisoria

En la provincia se sembraron en esta campaña 3020 hectáreas. En Cercanías de Los Frentones, productores lograron un promedio de dos kilos por hectárea.

LOS FRENTONES (Por Hipólito Ruiz). Con rindes promedios de 2.000 kilos por hectárea, la familia de productores Parra que tiene su predio en cercanías de Los Frentones (departamento Almirante Brown), cerró la cosecha de garbanzo. Se trata de un cultivo que va transitando sus primeras etapas en esta provincia. En esta campaña 2018-2019 se sembraron unas 3020 hectáreas en la provincia, con 118 perdidas y un avance de cosecha de casi el 85 por ciento. 

GARBANZO-CHACO-(2).jpg
Rindes promedios de 2.000 kilos por hectárea, la familia de productores Parra, que tiene su predio en cercanías de Los Frentones, Chaco, en el departamento Almirante Brown.

El garbanzo es un cultivo de invierno, se siembra entre abril y junio y se cosecha en el mes de septiembre a octubre, comentó a NORTE RURAL Alejandra Parra, ingeniero agrónomo y asesor de Parra Agropecuaria. Su hermano, Gonzalo, su padre, Jaime y su tío Roberto llevan adelante la explotación agrícola ganadera en el departamento Almirante Brown.

El año pasado (campaña 2017/2018), un productor oriundo de Córdoba, en un campo de Pampa del Infierno sembró 2.380 hectáreas. Hace tres años, por decisión propia resolvió implantar garbanzos, comenzando en 2015 con 200 hectáreas, para luego elevar a 1.800 en 2016 y el año pasado sembró 2.380 hectáreas.

La cosecha de garbanzo finaliza en el Chaco con rindes promedios que oscilaron entre los 950 y 1.300 kilos por hectárea, los cuales no fueron los esperados pero alcanzaron a cubrir los costos del mismo, en algunos lotes, pero en otros, en cambio, el rinde alcanzó los 2.000 kilos por hectárea.

El garbanzo, es un cultivo que si bien se ve promisorio y atractivo por el valor de sus granos hay que aprender a manejarlo y acomodarlo a los tiempos y climas del Norte, especialmente los que tiene el Chaco. “Con 300 milímetros acumulados en el perfil cumple su ciclo, y se adapta a la zona semiárida”, indicaron los técnicos consultados por este diario.

Buenos precios

Los precios internacionales del garbanzo, desde hace al menos dos años, se recuperaron de manera significativa gracias a los problemas productivos registrados en India y Paskistán (los dos principales productores y consumidores mundiales de la legumbre) y México (uno de los mayores exportadores de la variedad Kabuli).

La mayor parte del garbanzo argentino se produce en las provincias de Córdoba, Salta y Tucumán. La producción cordobesa de la legumbre en 2016/17 fue de 81.600 toneladas versus 77.900 toneladas logradas en 2015/16, según información del equipo técnico de la Bolsa de Cereales de Córdoba, citados por el sitio Valor Soja.

Características del cultivo

El cultivo de garbanzo ha desarrollado un crecimiento muy importante en los últimos años en Argentina tanto en producción como a superficie sembrada, no solo en la zona tradicional de este cultivo sino extendiéndose a otras áreas de nuestro país, dice un informe del INTA Rafaela.

La producción pasó de 3.000 toneladas anuales, hace 5 años, a 78.200 toneladas como ocurrió en la campaña 2010/11; la fuerte demanda brasilera de este grano y la sustitución de importaciones locales se destacan como principales factores del aumento. Es reconocido en el ambiente técnico y productivo que este cultivo necesita investigación y desarrollo en genética y manejo de cultivo, pero en la actualidad existen proyectos en ejecución que permiten ser optimistas. El garbanzo presenta la particularidad de que el final de ciclo no se presenta de manera natural debido a que la madurez de los distintos granos de la planta es muy heterogénea en cuanto a desarrollo de los mismos.

La humedad

Debido a esto, para cortar el ciclo y lograr una buena deshidratación de la masa vegetal, se realiza un secado artificial con una aplicación cuando el 90 a 95% de la planta presenta un color marrón claro (color café con leche) y el 70% de las capúcelas presentan un color amarillo a beige.

La humedad de recibo de este grano es del 13%, pero para realizar un almacenamiento en silos bolsas se debe cosechar con 11% de humedad. Los acopios con aireación pueden recibir el grano hasta con 15%.