Temas de hoy: Presupuesto 2020 Donald Trump Lionel Messi gabinete provincial Caso Lorena Romero
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/174041
Guillermo Koster
Por: Guillermo Koster

Números algodoneros: desafío no logrado

Las expectativas previas de llegar a 180 mil hectáreas no se cumplieron. Al 30 de noviembre, los datos oficiales marcan 157.860 hectáreas estimadas. Una vez más, las estadísticas provinciales no coinciden con las nacionales.

Si bien los preparativos comenzaron mucho antes, la nueva esperanza algodonera se puso en marcha el 1 de octubre pasado con la fecha de inicio de la siembra del textil para esta parte del país. Después de muchos dimes y diretes, incluso con desmentidas a la publicación de NORTE Rural en su suplemento del 18 de septiembre de 2018, ahora se conocen los datos oficiales provisorios en cuanto a intención de siembra en la provincia del Chaco. Es que los datos definitivos recién estarán disponibles con el relevamiento satelital próximo a realizarse. 

CRISTIAN-FOGAR.jpg
Según el Ministerio de Producción, el área estimada de siembra algodonera para la campaña 2018-2019 se sitúa en 157.860 hectáreas.

Como ya es una costumbre, los números públicos provinciales en nada coinciden con los nacionales cuando acaba de expirar el pasado 30 de noviembre el plazo límite para echar la semilla en la tierra. Más allá que esto sea debate para otro análisis, lo cierto es que el Ministerio de Producción de la provincia del Chaco informó a este Suplemento que en la actual campaña algodonera 2018-2019 en la provincia se implantaron algo más de 157 mil hectáreas, de las cuáles se perdieron poco más de 1320 por diferentes circunstancias.

Los números distan bastante con los que arroja el último Boletín para el Sector Algodonero que elabora la Secretaría de Agroindustria de la Nación, donde establece que en el Chaco se sembrarían 142.200 hectáreas, con un total de 379.490 en todo el país. Sin embargo y de acuerdo a estos números, la provincia regresa a lo más alto del podio luego de algunos años, con unas 1500 hectáreas más que las que se implantarían en la vecina Santiago del Estero.

Cuestión de números

Lejos quedaron los números alentadores que meses atrás manejaban productores y técnicos, esperanzados con un resurgir algodonero impulsados por la rentabilidad del cultivo, las lluvias y un mercado atrayente. Pero no siempre las intenciones coinciden con la realidad. Y esta campaña 2018-2019, es una muestra más de esta afirmación.

El textil en una encrucijada, había anticipado NORTE Rural. Es que la devaluación y los buenos precios del girasol y la soja atentaban contra el aumento de la intención de siembra en esta campaña que arranca. Tal fue así, que en el final de la temporada anterior tras el inédito relevamiento satelital que dio como resultado unas 138 mil hectáreas de algodón en la provincia en la campaña 2017-18, se manejaba una intención de siembra de entre un 20 y 30 por ciento superior.

Un pronóstico conservador refería a un 20 por ciento más y otro muy optimista llegaba al 30 por ciento superior a la última campaña, fundamentado en los rindes y los buenos precios que tuvo el algodón en el final de la cosecha. Incluso, a pesar que la devaluación y las nuevas retenciones impuestas desde el gobierno nacional, el precio del girasol y la soja mejoraron relativamente al valor del algodón.

Luego vinieron los augurios de los grandes productores y especialistas en la materia, cuando aseguraban que sumando nuevos productores con mayor superficie de siembra la balanza se movería y distintas las voces coincidían en que se alcanzaría unas 180.000 hectáreas o más en la provincia. Los productores decían en ese entonces que el algodón, ante estas circunstancias, “le saca varias cabezas a la soja y maíz”.

De las 138 mil hectáreas de la temporada pasada, la intención de siembra estaría entre 150 y 155 mil hectáreas para la campaña 2018-2019, publicaba NORTE Rural a medidos de septiembre pasado. Ahora, con datos en la mano, no serán ni 180 mil hectáreas ni un 30 por ciento más que la campaña pasada. Si bien se trata de una estimación que luego se ajustará con el relevamiento satelital serán unas 158 mil hectáreas. Números que valen, pero que siguen generando dudas para el despegue definitivo del algodón en el Chaco.

 

A nivel nacional, según Agroindustria

En el ámbito nacional, según la ahora Secretaría de Agroindustria, continúan las labores de siembra correspondientes a la campaña 2018/19. A nivel país, de acuerdo a lo que establece el último Boletín para el Sector Algodonero, por el momento se superan las 189.900 hectáreas sembradas, de las 379.500 proyectadas aproximadamente (con un avance del 50%).

En la provincia del Chaco la siembra supera las 76.000 hectáreas, representando un 53% de la superficie provincial estimada. Donde más avanzó fue en el área de influencia de la delegación Roque Sáenz Peña debido a las muy buenas condiciones de humedad del suelo; los lotes se encuentran en muy buen estado.

Por su parte, en la provincia de Santiago del Estero se llevan sembradas cerca de 68.200 hectáreas de las 140.700 proyectadas, representando un avance del 48%.  En cuanto a la provincia de Santa Fe los trabajos de siembra se ubican cerca de las 37.200 hectáreas de las 74.200 estimadas; es decir que el avance representa un 50% del área algodonera provincial.

La provincia de Formosa por su parte, lleva sembradas 5.500 de las 11.000 hectáreas (50% de avance); mientras que la provincia de San Luis también presenta un avance del 50% al tener sembradas 2.500 hectáreas de las 5.000 proyectadas; en tanto que la provincia de Salta, por el momento, sembró 415 hectáreas de las 4.150 estimadas. Por último menciona que en la provincia de Córdoba la siembra alcanza las 115 hectáreas de las 830 planificadas.

 

El área puede crecer, pero fuera de la fecha impuesta por el Senasa

A la fecha de corte de la siembra del 30 de noviembre, día impuesto por el Senasa, el Ministerio de Producción relevó 157.689 hectáreas implantadas en la provincia del Chaco. “Para la semana que viene se pronostican algunas lluvias por lo que los productores que guardaron semillas probablemente quieran sembrar hasta fin de año, pero totalmente fuera de la fecha autorizada. Incluso se arriesgan a alguna sanción por parte del Senasa, ya que la fecha expiró el 30 de noviembre pasado”, aseguró a NORTE Rural, el subsecretario de Agricultura, Jorge García.

En cuanto a las sanciones, primero se labra un acta y se lo emplaza al productor a hacer el descargo. Si no lo hace, se aplican multas pecuniarias. El año pasado se detectaron algunos casos y el chacarero debió pasar la rastra para destruir el lote sembrado fuera de fecha.

Todo esto se enmarca en la lucha contra el Picudo del Algodonero. “Si se llegan a sembrar lotes en las próximas lluvias, van a estar naciendo hacia fines de diciembre cuando el resto del área esté prácticamente entrando en maduración. O sea, van a ser un caldo de cultivo que allí se puedan reproducir muchísima cantidad de Picudos”, detalló.

Ajustar el número

El dato provincial de área estimada es mayor al que publicó recientemente la Nación en el último Boletín para el Sector Algodonero, pero se está ajustando para consensuar un número único. “Los cultivos vienen bien y el estado desarrollo es bueno. Hay cultivos tempranos, sembrados a principio de octubre, que están en etapa de formación de frutos y se vienen desarrollando bien”, concluyó el funcionario provincial.