Temas de hoy: abuso sexual LAB 18 - 19 River Campeón de América Perrando Corre Restitución de restos Qom
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/173829
JORGE ARZUAGA, PRESIDENTE DE LA DELEGACIÓN CHACO DE LA CAR

“Las usurpaciones agravan la crisis terminal de la construcción”

El empresario se refirió a la creciente ocupación ilegal de viviendas sin terminar, que se observa en mayor medida en Resistencia aunque con hechos preocupantes también en el interior.

Conocido el informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec) respecto a la caída de la actividad en la construcción en un 6,4% durante octubre comparado con igual mes de 2017, el presidente de la delegación Chaco de la Cámara Argentina de la Construcción (CAR), Jorge Arzuaga, puso reparos en la actualidad de la medición y reiteró que el sector transita una crisis que para algunas firmas podría ser terminal. 

arsuaga.jpg
Jorge Arzuaga, presidente de la delegación Chaco de la Cámara Argentina de la Construcción.

Para el dirigente, se trata de un informe elaborado con datos que no son del décimo mes del año, sino que corresponde a descensos de  junio y julio de este año. “Cuando se conozca la medición de octubre, allá por febrero o marzo de 2019 seguramente será más profundo, nosotros lo conocemos en carne propia sobre todo porque vivimos una situación muy difícil dentro de una crisis que va camino a ser terminal”, explicó Arzuaga en declaraciones a Radio Universidad.

Para argumentar el horizonte sombrío citó la asignación presupuestaria para construcción de viviendas, obra por excelencia para motorizar al sector en esta zona a lo que se agrega la falta de entendimiento con autoridades nacionales para acordar los pagos de los planes paralizados.

“Creemos que 2019 será peor, a valores reales, lo que determina el presupuesto nacional no tiene ni el 30 por ciento de lo que se dispuso este año para la construcción de viviendas, con seguridad el panorama empeorará y tendremos una recesión más profunda”, dijo.

Las palabras de Arzuaga van en línea con lo informe del INDEC, que cita que entre las empresas dedicadas a la obra pública, el 71,8% opinó que el nivel de la actividad disminuirá durante el período noviembre-enero, otro 23,5% cree que no cambiará y 4,7%, que aumentará.

Respecto a las respuestas que pueden darse desde el gobierno provincial, señaló que alcanza a buscar alternativas para concluir las construcciones que vienen paralizadas o se ralentizaron desde diciembre de 2015 y que en el medio de ese escenario complejo apareció otro problema importante como es el de las usurpaciones.

“Esto complica aún más, la oleada de usurpaciones de terrenos llegó a las viviendas sin terminar por lo que si teníamos un panorama difícil esto lo complica, con el agravante que esto parece que va camino a multiplicarse”, explicó.

Para detallar el fenómeno lamentable, Arzuaga sostuvo que como se cree no se centra solo en Resistencia, que si bien predominan en la capital chaqueña en el interior se dan casos preocupantes.

“Se dieron hechos en Sáenz Peña, Villa Ángela, y hasta en Castelli con usurpaciones que luego dieron paso a construcciones importantes que cuestan remover”, indicó.

Con una actualidad de caída en la actividad que parece no tener fondo, Arzuaga se refirió también a la presión impositiva que asfixia al empresariado que a pesar de agrupar el reclamo y reunirse con autoridades de la AFIP lamentan la falta de acompañamiento del fisco en un contexto de crisis.

“Estamos trabajando entre todos para tratar de frenar la voracidad impositiva, nos recibieron en Buenos Aires, pero lejos de solucionar o atender nuestros reclamos cuando volvimos la realidad nos sigue golpeando”, concluyó.

 

De 360 a solo 6 obreros

Se sabe que la crisis para la construcción es aún más pronunciada con números que generan escalofrío pero que Arzuaga decide no esquivar.

“Todas las empresas están mal pero en mi caso para graficar puedo decir que tenía un plantel medio de 200 trabajadores, en octubre de 2015 pasé de tener 360 obreros y hoy solamente dispongo de 6 y así entró en 2019 y no tengo previsto en cartera ninguna obra, por lo que se hace difícil no desmantelar la empresa”, explicó.

El dato es compartido incluso por otros referentes empresariales que señalan la pérdida de empleo para el sector , que indican por ejemplo que Chaco llegó a tener hace poco más de tres años cerca de 15 mil empleos registrados y que en la actualidad el número no supera los 3000.

En el último informe del INDEC, se indica que en septiembre, bajó 1% la cantidad de trabajadores registrados,  con relación al mes anterior y un 0,9% en la medición interanual,  mientras que en el acumulado enero-septiembre muestra  una suba del 4,7%, con respecto al mismo período del 2017, pero claro está por obras que se realizan en el centro del país.

Entre los registros negativos también puede contarse, lo que fueron los últimos datos del "empleo pyme" que señalaba que a agosto de 2018, el NEA era la zona argentina que más empleo perdió en la construcción con un 37% si se compara ese mes con octubre de 2015.

 

De 7000 viviendas, solo se terminó la mitad

En el diálogo un tema ineludible fue la actualidad de los planes por los cuales se paralizó la construcción de 7000 viviendas en la provincia desde el cambio de signo político en la Casa Rosada.

Arzuaga indicó que de esa cifra. a la fecha solo se concluyó la mitad y que la falta de avances se da principalmente porque la Nación lejos de establecer una mesa de negociación para acordar las redeterminaciones de precios que permitan acompañar el proceso inflacionario, pone contra la pared al empresario a que “elija” si cobra la actualización del trabajo o la certificación de obra.

“Hoy las redeterminaciones son más grandes que las obras en sí”, explicó. Consultado acerca del rol de la Provincia en esta cuestión, sostuvo que desde el IPDUV es poco lo que puede hacerse porque termina distribuyendo “migajas” de los escasos recursos que recibe y agregó que si bien la actual gestión provincial aun no licitó un plan de unidades habitacionales por cuenta propia, analiza en los próximos poder avanzar este aspecto.

“En la Secretaría de Viviendas de la Nación nos señalan que la plata es ‘una sola’ y a partir de ahí tenemos que hacer lo que se pueda, es decir en concreto nos  dicen o que pagan las redeterminaciones o pagan las certificaciones de obra”, consideró.