Temas de hoy: abuso sexual LAB 18 - 19 River Campeón de América Perrando Corre Restitución de restos Qom
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/173811

Las carencias en Seguridad Vial

Argentina no penaliza conducir en ojotas, ni llevar el brazo afuera de la ventanilla como en otros países.

Nuestro país atrasa en materia de Seguridad Vial pese a la modificación de la Ley de Tránsito. Damos por sentadas actitudes en la conducción que para otros países son generadoras de riesgo. 

nudo.jpg
Es el debate de todos los veranos en Brasil. Los controles camineros confeccionan multas por conducir sin camisa pero -igual que en Argentina- ponen “falta de seguridad al conducir” ambigüedad que los juzgados interpretan como algo más grave.

Sin ir más lejos,   en la Ley de Tránsito 24449 se pide a los ciclistas que no conduzcan con calzados que impidan afirmarse adecuadamente a los pedales pero no se dice nada a conducir un auto de altas prestaciones en ojotas o con zapatos plataforma.

No se menciona en ningún lado la típica actitud “canchera” se manejar con un brazo apoyado en la ventanilla, cuando no directamente colgando al exterior del vehículo.

Tampoco se hace referencia a llevar el volante con una sola mano y lo más moderno agregado a la Ley es la prohibición del uso de teléfonos celulares.

Una de las multas favoritas de los controles camineros es sancionar la conducción sin camisa o remera. En Brasil es un tema largamente debatido con la llegada de cada verano y la ley es muy clara al respecto.  Se puede conducir sin prenda superior siempre que se utilice el cinturón de seguridad.

Las autoridades toman en consideración el clima local y el hecho de que muchos automóviles carecen de acondicionador de aire.- Pero los brasileños, sí penalizan la conducción en ojotas o chinelas, lo mismo sucede en México, Chile y la mayoría de países del mundo donde se aclara que el calzado no debe interferir en el movimiento de los pedales y su accionar cómodo.

Fumar al volante también es motivo de sanción en Brasil ya que se considera al mismo nivel de conducir con una mano o con el brazo afuera.

ojotas.jpg
La conducción en ojotas o zapatos con plataformas está prohibida en Brasil y la mayoría de países. Las leyes argentinas nada dicen al respecto.

Lo que se prohibe en España

Los españoles estrenaron este año una nueva ley de tránsito que incorpora sanciones por cuestiones que han sido analizadas a partir de numerosos accidentes a lo largo de los años. Ninguna de ellas está contemplada en la ley argentina.

1).- Maquillarse y comer: cualquier acto al volante que pueda ser considerado como una distracción, como comer, maquillarse e incluso afeitarse conlleva una multa de 200 euros y la retirada de 2 puntos del carné de conducir.

2).- Asomar la mano o el codo por la ventanilla: conducir con el brazo fuera del coche puede ser motivo para recibir una sanción de hasta 80 euros.

3).- Conducir sin camiseta o sin calzado: aunque no es habitual en esta época del año, conducir sin camiseta implica una multa de hasta 200 euros, la misma con la que se puede sancionar a un usuario que conduzca descalzo. 

chofer.jpg
Este conductor puede ser sancionado por no utilizar el cinturón de seguridad pero no por manejar sin camisa o remera. En Europa es una falta, en Brasil no.

4).- Música demasiado alta: llevar el volumen de la radio demasiado alto al pasar por un núcleo urbano o una zona de descanso como un hospital conlleva una multa de 80 euros.

5).- Llevar un cartel de "se vende" aunque es una práctica muy extendida, algunos ayuntamientos prohíben este tipo de carteles en los automóviles alegando que se trata de un uso inadecuado de la vía pública. La sanción en este caso puede alcanzar los 200 euros.

6).- Objetos decorativos: llevar colgado un tirachinas artesanal (conocida por nosotros como gomera u honda)  del espejo retrovisor le costó en 2010 a una coruñesa una multa de 300 euros por tenencia ilícita de armas.

7).- Bocina sin motivo: sólo está permitido tocarla cuando existen motivos justificados para ello, como evitar un accidente. Hacerlo por otras causas está penado con 80 euros.