Temas de hoy: Deuda Secheep con Cammesa conflicto por una casa Selección Argentina Siniestros viales
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/173420

Camiones fluviales para potenciar la hidrovía

El transporte fluvial, además de ser el más económico a la hora de mover grandes volúmenes de carga, también puede aportar otros beneficios para que la región aproveche el enorme potencial de la hidrovía Paraná-Paraguay.

En ese sentido, el empleo de barcazas autopropulsadas, también conocidas como “camiones fluviales” se presenta como una alternativa válida para reducir el costo logístico en el marco de una estrategia de desarrollo sustentable.

Un trabajo publicado por la Bolsa de Comercio de Rosario destaca las ventajas de la vía fluvial, y entre los beneficios de la misma señala que el uso pleno de la hidrovía Paraná-Paraguay permitirá un importante ahorro energético, ya que un HP mueve 150 Kg. en camión, 500 Kg. en ferrocarril, y 4.000 Kg. en una embarcación.

Por otra parte, se hace notar que el empleo de medios de transporte fluviales aporta a la protección ambiental dado que reduce en forma significativa la emanación de gases tóxicos producidos en un 60 por ciento por el parque automotor, en tanto que cada una de las barcazas de la hidrovía que transporta 1.500 toneladas equivale a 60 camiones.

Dicho esto, vale la pena conocer el proyecto que impulsa el uso de los denominados “camiones fluviales”, que pertenece a los ingenieros navales Alonso, Ferrer & Asociados, y que cuenta con el apoyo de las cámaras de Comercio Exterior de la provincia de Santa Fe, de las ciudades de Rafaela, Rosario, Córdoba y del Norte Santafesino; la Cámara Argentina de Comercio y Servicios; Fecacera; Grupo Empresario Propuerto, y el Consejo Profesional de Ingeniería Naval, entre otros sectores interesados por optimizar la logística en la región.

La propuesta consiste en utilizar esas barcazas autopropulsadas que reemplazarían a los tradicionales trenes de barcazas, cuyos inconvenientes de operatividad no han logrado ser superados, con el fin de reducir el costo logístico. Es que estas barcazas autopropulsadas, además de ser más ágiles y versátiles, pueden movilizar unas 3.000 toneladas de carga, conducidas por cuatro tripulantes; mientras que esa misma carga demandaría mover un centenar de camiones si se la transporta por vía terrestre. Ofrecen, además, otra ventaja: pueden servir como silos de acopio en los puertos de amarre; y el sistema de propulsión, al ser desmontable, es colocado solamente cuando se requiere su navegación.

La idea de emplear este sistema se enmarca en la propuesta de reactivar la Hidrovía a través de los puertos de Santa Fe, Reconquista y Ocampo (Santa Fe); Barranqueras (Chaco); Bella Vista, Goya y Esquina (Corrientes); Diamante (Entre Ríos) y Baradero (Buenos Aires) como estación de transferencia.

Lo que se pretende es poner en valor a los puertos del interior a través de este sistema de camiones fluviales y así aprovechar todas las ventajas de la hidrovía, a la que debe entenderse como una red troncal de puertos complementarios que deberían convertirse así en una excelente alternativa de transporte por vía fluvial.

Como se ha señalado ya en otras oportunidades en esta misma columna, el Chaco y la región tienen un enorme potencial productivo, pero también el desafío de mejorar su infraestructura y disponer de servicios logísticos eficientes que permitan ganar en competitividad.

Nuestra provincia, en particular, debe afianzar un sistema multimodal que ayude a reducir costos y ganar en eficiencia con el objetivo de sentar las bases que favorezcan el crecimiento y el desarrollo de los distintos sectores de la producción.

Como bien lo observó en alguna oportunidad el vicepresidente de la Cámara de Comercio Exterior de Santa Fe, Diego Dumont, este ambicioso proyecto permitiría saldar la gran deuda que tiene el río con las economías regionales, desde el hinterland de la ciudad de Rosario hacia el norte, durante un trayecto de más de mil kilómetros que puede captar más de tres millones de toneladas de carga “y un altísimo número de contenedores, brindando oportunidades más rentables para el tanino y el carbón vegetal chaqueños; la yerba misionera; el algodón y los granos del norte; el maní cordobés; cítricos, arroz y pollo entrerrianos; piedras; productos cárnicos; aceites y harinas del norte santafesino”.

Por último, debe señalarse una vez más que el nordeste debe reaccionar y aunar esfuerzos detrás de ese gran objetivo que es lograr que nuestras provincias aprovechen todo el potencial de la hidrovía Paraná-Paraguay.

Temas Relacionados

Hidrovía Camiones fluviales