Temas de hoy: Día de la Madre Federal A Energía Eólica Caso Yanina Sequeira Mauricio Macri
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/173411

Dos transformers te dan la bienvenida en Campo Quijano

Un día se me instaló en mi cabeza que tenía que hacer esto y acá estamos. Nunca estudié pintura ni escultura. No soy artista. Soy Germán Carrizo”, dice y así se presenta.

T1.jpg

Optimus Prime y Bumblebee son los nuevos anfitriones de Campo Quijano. Producto de la creatividad, esfuerzo y pasión de un artista local, estos dos Autobots que marcaron generaciones lucen maravillosos, a la vista de todos.

“Nunca estudié pintura ni escultura. No soy artista. Soy Germán Carrizo”, dice el ocurrente soldador.

Germán es un salteño que aprendió a soldar y comenzó a crear enormes esculturas de Transformers, que ahora decoran la entrada a su pueblo, Campo Quijano, en Salta.

El instructor deportivo cuenta que la inspiración para estos enormes muñecos que realiza nació en el gimnasio.

“Un día tenía que reparar una máquina del gimnasio y el herrero se demoraba. Me compré una soldadura y empecé a ver cómo se soldaban piezas metálicas. Fue hace cinco años. Un buen día se me ocurrió de la nada soldar una tuerca con otra y luego un pedazo de chapa. Se me iluminó la lamparita y salió un puente ferroviario con un tren. Igual al monumento que tenemos en mi pueblo y luego aparecieron ellos”, cuenta Germán.

Sobre el creador

Soldador.jpg

Germán Carrizo es quien revolucionó Quijano con estas dos magníficas creaciones.

“Yo quiero que al arte lo puedan contemplar todos, sin ningún tipo de limitaciones, estos robots están hechos para todos”, expresó Germán Carrizo a Rosario Web, mientras deja anclado el último tensor que sostiene a Optimus en la plataforma que él, junto con vecinos, construyeron para colocar la mega escultura metálica que da la bienvenida al pueblo a todos los visitantes que llegan.


Admirador del afamado escultor Carlos Regazzoni, Germán transita sus días creando esculturas de metal, componiendo música con su bajo, tarareando nuevas melodías, o simplemente charlando con amigos o parientes sobre sus sueños y utopías.

Germán es un tipo sencillo que mientras coquea imagina objetos que con el tiempo se transforman en obras de arte que pone al alcance de todos y es así, de esta manera, que él se siente pleno y sigue creando sueños y esculpiendo utopías mientras coquea.

Fuente: Vía País e Informate Salta.