Temas de hoy: LAB ARA San Juan Bono de fin de año Actividad industrial La Final del Siglo
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/172709
Hipólito Ruiz
Por: Hipólito Ruiz

En la tierra del quebracho, la miel y el algodón

El muchachito llegó temprano al campo de su padre. Entró despacio y allí lo pudo ver a su padre mirando por la venta de la cocina. Don Esteban, es un hombre duro, robusto, que a pesar de ser anciano, sigue en pie, trabajando. “Algo le pasa, nunca se queda tanto tiempo en un solo lugar, es muy inquieto, pero ahora lo veo con lágrimas en sus ojos”, comentó el hijo.

“Papi, te pasa algo?”, le preguntó con preocupación. “A mi, nada, hijo…A mi país, a mi provincia sí… Pero vos no te dejes llevar por esto, luchá, trabajá duro y siempre honradamente”, le aconsejó. Don Esteban tiene muchas experiencias de trabajo fecundo, con ganadería, producción forestal y agrícola. Y le cuesta entender que en un país tan rico desde el punto de vista de la producción primaria haya casos como el de Castelli, donde una nena de 14 años murió, según la denuncia de organizaciones indígenas, por falta de asistencia acorde a su estado de salud debido a la vulnerabilidad. Pero también le duele escuchar que el litro de gas oil ya superó el precio de 1 dólar, y que la clase política sin excluir a ningún partido, siguen mirando para otro lado como también lo hacen algunos dirigentes sindicales. Y para colmo de males, la corrupción. Funcionarios ricos en pueblos pobres, muchos de ellos en localidades donde los índices de desprotección a la infancia son altos. Entonces, ¿Cuál es la herencia que se deja para las próximas generaciones?.

dibujo Hipolito.jpg

MADERA, MIEL Y ALGODÓN

El país productivo va por un lado, y el que aporta, el que trabaja, por otro, eso ya no es novedad. La madera, el carbón, sigue generando recursos a la provincia, dando mano de obra, pero sin embargo los padecimientos de los productores primarios siguen. Chaco, señores y señoras, también tiene miel, produce miel de excelente, y la exporta. En la actualidad, se estima que existen más de 85 mil colmenas en la provincia, y se exporta más de 1200 toneladas en el año. En algodón, quiere volver peinar canas blancas como bien lo definió un lector de esta columna. El productor comienza a animarse, y la nueva generación de chacareros acepta ese desafío incorporando nuevas tecnologías, pero como se dice en la jerga, no quiere bancarse que no haya transparencia en el mercado y que termine siendo rehén de quienes manejan la variable del mercado.

HAY PRODUCCION, Y PUEDE DUPLICARSE

Un informe elaborado por el equipo técnico del Grupo Agroperfiles, en base a datos oficiales del Ministerio de la Producción de Chaco, en la campaña anterior, es decir la 2017/2018, se cosecharon un total de 3.969.851toneladas de productos que van desde girasol, maíz, sorgo, soja, trigo, arroz, cucurbitáceas y algodón.

Señala el informe que en Girasol, sobre 412.620 hectáreas sembradas, se obtuvieron 752.346 toneladas; en tanto que en maíz, se sembraron 190.850 hectáreas obteniéndose 921.996 toneladas. En cuanto a sorgo, se sembraron 83.940 hectáreas y se cosecharon 193.397 toneladas.

En soja, se implantaron 655.100 hectáreas, cosechándose 1.620.016 toneladas. El trigo tuvo en esa campaña una superficie de siembra de 130.180 trillándose 169.558 toneladas. La siembra de arroz fue de 6.700 hectáreas cosechándose 43.416 toneladas.

Finalmente, en cucurbitáceas (zapallos, calabazas) se sembraron 5.380 hectáreas y la cosecha fue de 21.693 toneladas. En algodón, se cosecharon 247.429 toneladas del textil en bruto con unas 119.416 hectáreas cosechadas.

NO BAJAR LOS BRAZOS

A diario, en los grupos de productores se observa a muchos de ellos a punto de bajar los brazos. Algunos productores chaqueños que han crecido en los últimos años están pensando alquilar sus campos y dedicarse a otra actividad y varios, de la zona de Sáenz Peña, han pensado en irse a vivir a Paraguay. Hacen falta líderes del campo, pero más que eso, hacen falta ejemplos para poder persuadir a nuestros productores que sigan apostando, como el caso de Cristian, de quien hablamos domingos atrás.