Temas de hoy: Fonplata GIRSU Cámara Nacional Electoral Boleta corta Paro de colectivos
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/171488

Fontana, la ciudad del abrazo cordial, que no para de crecer

Fontana cumple 102 años. El año de referencia que se toma para el aniversario es 1916, fecha en que comenzó a funcionar la Fábrica taninera de los hermanos Pedro y Fernando Fontana los cuales instalaron su fábrica y alrededor de la misma se construyeron casas en las que habitaban los obreros y empleados que trabajaron en ella. Fue de esta manera como se comenzó a poblar lo que hoy conocemos como el casco céntrico de la ciudad.

1.jpg
Chimenea, la postal diaria que tienen los habitantes de la localidad.

Teniendo en cuenta esta situación, años posteriores, los integrantes de la Cámara de Diputados de la provincia, al tratarse la Ley de municipalización del pueblo, decidieron que el nombre que debería llevar era Fontana. Sin embargo, la historia está marcada por tres períodos importantes que influyeron en la conformación de la zona como un pueblo: la presencia de los pueblos originarios, la llegada de los inmigrantes y el auge industrial.

Antiguamente, Fontana era una tierra habitada por los pueblos originarios de la etnia qom dueños de esta tierra, hasta que comenzó la época de la Colonización del Territorio Nacional del Chaco y la llegada de los primeros inmigrantes italianos en 1878 y 1879.

3.jpg
La obra pública no ceso en la ciudad si bien se paralizaron algunas necesarias, los trabajos de mejoramiento y modernización siguieron su curso.

Es importante mencionar que actualmente existe la presencia de comunidades originarias que se encuentran asentadas en dos barrios, Cacique Pelayo y Takay. Tras la llegada de los inmigrantes, en la zona se distribuyeron lotes rurales para formar las colonias agrícolas. Uno de esos lotes le correspondió a don Ángel Vicentini, que estaba ubicado sobre el río Negro, lugar donde luego se construyó un Puerto que fue muy importante, tanto para el embarque de productos como el de personas. Poco después ya se lo conocía como Puerto Vicentini.

En cuanto a las actividades laborales, fueron variando con el transcurso del tiempo. Los pueblos originarios tenían como medio de subsistencia la caza, pesca y recolección. En cambio con la llegada de los inmigrantes la actividad pasó a ser netamente agrícola, hasta que en el año 1901 se modifica esta situación donde se pasa de una tranquila colonia a un centro industrial, por la instalación del Ingenio azucarero y fábrica de tanino “Lutecia”.

Años después, en1919 inicia las actividades la desmotadora de algodón de la cooperativa “Ministro Le Breton “ y luego fábrica de aceite, Cecal y por último FACA.

EL COMIENZO DE LA ERA INDUSTRIAL

2.jpg
Una de las actividades que se realizan en la ciudad, es una bicicleteada por las calles céntricas para conocer y celebrar su historia.

En 1916 comenzó a funcionar la Fábrica de tanino de Fontana. Luego de que los hermanos Pedro y Fernando compraran los terrenos para instalarla, la cual fue cambiando de firma con el transcurso de los años. Una vez instalada la taninera, comenzaron a asentarse alrededor de la misma los obreros que trabajarían en ella; a quienes ocuparon un cargo superior, la fábrica les mandó a construir sus casas de ladrillos; quienes desempeñaron un rango menor en la escala jerárquica de la fábrica, ésta les brindó casas de madera, de las cuales algunas todavía quedan en la zona.

También en ese tiempo hubo un albergue para los solteros que trabajaron en la fábrica al que se lo conocía como “la soltería”, edificio en el que hoy en día se encuentra ubicada la Municipalidad. Fue así que comenzó a poblarse lo que actualmente se conoce como el centro de la ciudad, lo que influyó para que más adelante se tomara la determinación de imponer el nombre de Fontana al pueblo, ya que la instalación de la taninera fue de gran importancia.

EL PUEBLO QUE PASÓ A SER CIUDAD

4.jpg
El Centro Comercial, ubicado sobre la avenida Augusto Rey, es la apuesta que tiene sobre el sector comercial.

El ritmo de crecimiento que tiene la ciudad es a pasos grandes. En ocho años de gestión del actual intendente, Antonio Rodas, se realizaron cientos de obras que ubican a esta ciudad como la segunda en lo que respecta al Gran Resistencia. A quince minutos del centro de la capital del Chaco y con dos líneas de colectivo que recorren el gran perímetro, Fontana recibe a todos bajo el lema “la ciudad del abrazo cordial”.

Con entradas totalmente pavimentadas ya dejo de ser el pueblo que alguna vez se conoció, sino que se transformó en uno de los puntos más importante de toda la provincia del Chaco. El intente Antonio Rodas destacó los cambios fundamentales que se dieron en la ciudad en los últimos años.

“El honor de poder estar frente de esta ciudad con una fisonomía totalmente distinta de lo que fue, es un gusto y orgullo personal que me dio la democracia. Agradezco el acompañamiento y el apoyo, el respaldo y la oportunidad, que me dieron mi familia y los vecinos”, resaltó Rodas. Según dijo, con su gestión logró “hacer realidad muchos sueños”.

LA CHIMENEA, POSTAL DE TODOS LOS TIEMPOS

A Fontana también se la reconoce por su chimenea, esa que siempre sirve para saber donde uno está ubicado. Esa misma torre de material es la postal diaria de todos aquellos que pasan por la ciudad que fue restaurada en distintas ocasiones por el deterioro del tiempo y que hoy es uno de los patrimonios que paso a ser de todos los chaqueños.

“Como siempre dicen uno no quiere lo que conoce y es cierto porque amo y admiro a esta ciudad. Recuerdo que, cuando era pequeño – hace muchos años, bromea Antonio - desde el puente a alto nivel de la ruta 11, las chimeneas de Fontana eran una postal del lugar. Por eso fue tan fuerte y vertiginoso el crecimiento de la localidad.

Pero a ese crecimiento histórico lo reparamos en los últimos años con una transformación en educación y salud”, opinó Rodas. “Es increíble que hoy te pares en cualquier punto de la ciudad, tanto en la plaza central como en cualquiera de los barrios, y mirar como crecimos y esto, todo lo que hemos logrado, pasa a estar dentro de la historia. Ahora tenemos nuevas oportunidades, nuevos desafíos y queremos seguir siendo hacedores de esta ciudad”, aseguró sin dejar de lado los problemas que existen en materia de financiamiento de obras.

LAS OBRAS NO PARAN

5.jpg
El intendente Antonio Rodas, en ocho años de gestión realizo grandes obras pero no deja de reconocer el problema habitacional que tiene Fontana.

Es muy común escuchar y leer que los intendentes y demás funcionarios municipales se quejan por las obras paralizadas tanto por el gobierno nacional como el mismo provincial. Pero pareciera que en Fontana esta medida no fuese excusa para dejar de crecer y mejorar para los vecinos.

Si bien es real que el costo que implica recae en el Municipio y en diferentes líneas de créditos y convenios, Rodas no dejo de construir la ciudad que todos los que allí viven se merecen. Durante el acto, realizado el jueves 27, se puede palpar estos casos ya que como parte de la celebración de su aniversario se dejaron inauguradas obras fundamentales.

Tal es el caso de la inauguración de las dos cuadras de pavimento e iluminación en el barrio Villa Sarmiento a lo que suma el trabajo de puestas de columnas del en la calle Cacui y Lima, se concluyó la primer etapa de la red cloacal en avenida Marconi y Rio Negro, desagües en la zona sur como así también entregas de 29 viviendas con tendido eléctrico, agua y caminos nuevos.

En lo que respecta a la vida cultural, deportiva y económica de Fontana también se realizaron variados trabajos como el playón deportivo en Puerto Vicentini. Una de las obras fundamentales para la ciudad, que tiene el acompañamiento y financiación del Ministerio de Infraestructura de la provincia, es el Punto de Encuentro que se encuentra en el Paseo Religioso donde allí se buscara implementar un sitio gastronómico para poder así impulsar a la ciudad como un centro turístico, para que todos puedan conocer y enamorarse de Fontana.

No es necesario decir que juntos hicimos un cambio en el paradigma de la ciudad, los que viven acá y la gente nos visita lo ve y lo dice”, opina Rodas. Sin embargo en relación con la recaudación, empleados y habitantes sostiene que Fontana recibe menos coparticipación de la que le corresponde y que los ingresos en materia de recaudación de impuesto, sigue siendo baja.

“Hoy en Fontana habita más de 60 mil personas, que eso conlleva un gran crecimiento en materia territorial, pero los cuales no todos hacen los aportes necesarios para que podamos seguir trabajando; por eso es que siempre buscamos que el vecino se acerque a nosotros y asi podamos juntos trabajar para seguir mejorando. El ingreso tributario se ve en obras, en convenios que al final de todo queda para desarrollo de nuestra amada ciudad” explica Rodas que a su vez también agrega: “Siempre que podamos vamos a pedir más, son recursos de mi ciudad y para mantener en funcionamiento lo que hicimos para un entramado social muy importante, acá queda mucho para hacer. Pero sabemos y somos consiente de la crisis que hay, el recorte al propuesto y la plata de Nación que no llega a los fines necesarios.”, aclara.

El intendente agradece el acompañamiento del gobierno provincial en lo que es materia de desarrollo pero también resalta que faltan obras fundamentales para la ciudad como la finalización de la obra del Centro de Salud, la comisaria Tercera que es una aporte en lo que respecta a la matriz de seguridad, y sobre todo la aplicación del Programa Infinito por Descubrir es un convenio firmado con el Ministerio de Educación de la Nación que era un salto en calidad educativa.

EN BÚSQUEDA DE LA SUSTENTABILIDAD COMERCIAL

Otros de los grandes avances que se puede ver en Fontana es en lo que respecta a lo comercial. Tal es el caso que hasta se instituyo la Camara de Comercio de la ciudad, con Américo Ramón Barúa a la cabeza. Pero más allá de lo que significa económicamente este crecimiento, también se puede ver en infraestructura con la apertura del Centro Comercial donde emprendedores y comerciantes fontaneros tendrá su propio local.

Cuenta con un lugar cerrado, iluminado y acondicionado para que puedan seguir con la producción de sus ingresos. Otro de los grandes objetivos que tiene Rodas, tal vez ambicioso, es la creación del Paseo Religioso y con la limpieza de la laguna crear un punto turístico para atraer inversiones que puedan seguir mejorando la calidad de Fontana.

De hecho, en una de las esquinas – una fachada tradicional- Rodas tiene la fuerte convicción de hacerlo un restuarante donde los sabores locales sean los protagonistas.

SISTEMA CONTROLADO

La Municipalidad de Fontana está adherida al Sistema de Gestión para la Gobernabilidad, Sigob, con el cual se viene implementando un proceso de fortalecimiento para el mejoramiento de las capacidades de gobierno democrático.

Este proceso ha recibido el apoyo de las Naciones Unidas para el Desarrollo el cual ha proporcionado un sistema de trabajo denominado Sigobito el cual propone tres módulos para el avance de las distintas acciones del gobierno y así mantener informados a los ciudadanos para que si de ser necesario puedan rendir cuentas de los compromisos asumidos y respuestas a los no realizados.

Aparece en esta Nota:

Florencia Martínez
Florencia Martínez