Temas de hoy: Bolivia Federal A Juicio por jurados Lorena Saucedo Elecciones Chaco 2019
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/171362

Brasil ya planifica su futuro eléctrico

El vecino país prepara un ambicioso plan de desarrollo de la industria de los eléctricos e híbridos que deja a la Argentina detrás.

Brasil es el único país que sostiene en el tiempo una política de combustibles lógica para la región. Para nuestros vecinos los vaivenes del petróleo son compensados con el corte de alcohol y –además- el parque automotor está preparado para consumir nafta o alcohol indistintamente gracias a los motores flex. 

autos.jpg
BMW es una de las automotrices que pico en punta en Brasil con la comercialización de su modelo eléctrico.

Con el avance de las energías alternativas Brasil comenzó a diseñar seriamente un futuro eléctrico para sus grandes megaurbes mientras que el alcohol seguirá siendo el sustento del campo y el combustible por excelencia del interior desplazando al petróleo.

Los expertos indican que el coche eléctrico, a pesar de algunos desafíos, está más cerca de la realidad de lo que se podría pensar. Cambios en el plan Rota 2030, sin embargo, podrán fomentar la producción nacional brasileña y disminuir los costos. Todos los años los sistemas de carga y las baterías se van poniendo más accesibles y Brasil sueña con liderar esta revolución energética como lo hizo con el alcohol.

autos2.jpg
Brasil debate seriamente el futuro eléctrico de su industria. Como hizo con el alcohol, la continuidad de una política energética lo hace viable.

Según Friedel Nimax, gerente del evento Vehículo Eléctrico Latinoamericano, el futuro está más cerca de lo que aparenta. Una de las razones que el especialista apunta es la definición, hecha por el gobierno, de las nuevas políticas para el sector automotriz.

EL PLAN ROTA 2030

Rota 2030 es un programa brasileño del cual no se conoce mucho en Argentina porque –entre otras cosas- dejó en “off side” a los planes de nuestro país y un anuncio presidencial.

Este programa contempla desde beneficios impositivos hasta nuevas exigencias ambientales y de seguridad y tiene objetivos más claros y ambiciosos que el Plan “Un Millón”, anunciado hace un año por el presidente argentino Mauricio Macri. El temor argentino es que Rota 2030 acapare las inversiones que “Un Millón” planeaba atraer a nuestro país.

Rota 2030 determinó, entre otras cosas, que coches híbridos y eléctricos recibirán incentivos fiscales. Así, las automotrices recibieron un estímulo para importar a Brasil y más estímulos para ensamblarlos. El Nissan Leaf y el Chevrolet Bolt modelos exitosos en Europa que el año que viene serán introducidos en el mercado brasileño, ampliando la limitada gama de modelos de coches eléctricos e híbridos en el país.

La semana pasada se realizó en San Pablo el evento Vehiculo Electrico Latinoamericano donde el sector anunció más detalles del plan 2030 y la bateria de incentivos para las empresas que desarrollen y fabriquen tecnología en Brasil. Friedel Nimax, CEO del evento, citó la aprobación de la resolución normativa 819/2018 de la ANEEL, que pasa la administración de redes de carga a la iniciativa privada permitiendo que estas sean explotadas por empresas de capital de riesgo. 

autos3.jpg
Toyota espera un gran futuro en Brasil donde los analistas concluyeron que la tecnología hibrida será la que se imponga en países de gran extensión.

Esto, a diferencia de la red eléctrica de distribución, puede abaratar los costos por posibilitar el libre mercado y la competencia que en un gigante del consumo como Brasil funciona bastante mejor que en Argentina donde se ensayan politicas de libre mercado, sin mercado.

ELECTRICIDAD EN RUTA

Otra noticia poco conocida en Argentina es que desde Julio en Brasil hay estaciones de carga de autos eléctricos en la autopista BR 116 San Pablo - Rio de Janeiro ubicadas cada 122 kilómetros que ahora funciona en modo de prueba con recarga gratis para los usuarios de la marca BMW. Estas estaciones serían licitadas y adaptadas a los modelos que ingresen al país en el futuro.

autos4.jpg
Nissan se prepara a colocar el Leaf en el mercado brasileño alentada por el plan 2030 y una futura red de carga en manos de privados.

También se están instalando 10 estaciones de carga en la ruta entre Foz de Iguazu y Paranagua como parte de una infraestructura mas ambiciosa que el programa argentino y aunque hay señales positivas de que el coche eléctrico está creciendo en Brasil, Bernardo Ferreira, de la consultora McKinsey, resalta los desafíos que la tecnología todavía tiene que vencer para convertirse en popular en America del Sur.

Los automóviles híbridos y eléctricos todavía están en una etapa inicial de desarrollo a nivel global, apunta Ferreira. Entre otras dificultades que esto genera, está el elevado costo de la tecnología, por que todavía no se produce a gran escala y la calidad de la red de distribución eléctrica para las estaciones de servicio, precisamente, el 2030 alienta a los desarrolladores y las terminales a invertir en ese aspecto.

EL FUTURO

La consultora McKinsey hizo un estudio sobre las perspectivas de los coches híbridos y eléctricos en Brasil. Según Ferreira, en 2030, del 10% al 30% de los vehículos brasileños serán eléctricos y entre ellos, la mayoría será de híbridos.

autos5.jpg
La autopista San Pablo – Rio de Janeiro ya tiene puestos de recarga de electricidad instalados por BMW que ya vende su “i3” en el país.

Actualmente, la proporción corresponde a apenas el 0,2% de los vehículos en las calles brasileñas. El análisis precisa que posiblemente la tecnología híbrida tenga más futuro que la 100% eléctrica ya que a diferencia de los coches totalmente eléctricos, los coches híbridos pueden prescindir de la necesidad de recargar, o depender menos de ella.

Por lo pronto en Brasil hay un creciente interés en esta tecnología habida cuenta de sus grandes metrópolis y la posibilidad que en un futuro cercano se concedan importantes beneficios a los autos eléctricos como manera de fomentar su uso y combatir la contaminación. Mientras tanto en nuestro país no tenemos pensando ningún futuro para salir de la dependencia del petróleo del mercado automotor.

 

El plan 2030

El plan Rota 2030 un programa de incentivos fiscales y de nuevas reglas para la industria automotriz brasileña, que apunta a atraer nuevas inversiones para el sector. El proyecto de Ley abarca desde beneficios impositivos hasta nuevas exigencias ambientales y de seguridad y fue elaborado a pedido de las automotrices, que a cambio de la aprobación de un marco normativo previsible para los próximos 12 años, se comprometieron a invertir 1.300 millones de dólares para desarrollar y fabricar nuevos modelos de autos en Brasil.

Todas las automotrices que vendan vehículos en Brasil deberán presentar un plan para reducir el consumo promedio de sus modelos durante los próximos 12 años. Al ser un promedio, permitirá que algunas marcas tengan autos más contaminantes, pero deberán compensarlo con la oferta de productos más moderados como sucede en Europa y EE.UU. Se espera una mayor oferta de modelos con Start&Stop, cajas de cambios de seis marchas y motores turbo de baja cilindrada.

El Rota 2030 planteará una actualización del IPI. Es el Impuesto sobre Productos Industrializados, uno de los gravámenes más importantes que pagan los autos vendidos en Brasil. La tasa varía del 7% al 25% y se aplica básicamente en función de la cilindrada del vehículo. Es el impuesto que ayudó a difundir en Brasil la nueva generación de autos 1.0 con turbo, por la gran ventaja impositiva que tienen. Esa oleada llegó de manera muy tímida a la Argentina, donde ese beneficio no existe ni hay planes de implementarlo.