Temas de hoy: Festival de la Cerveza Artesanal River Campeón de América La Final del Siglo Restitución de restos Qom
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/171334
Dólar alto, quita de reintegros y retenciones fijas

El algodón entre las producciones con mejores perspectivas para crecer

El análisis de Coninagro posiciona en el “verde” con perspectiva de crecimiento al producto insignia del Chaco. En el otro extremo, las más castigadas son la producción de arroz, leche, papa y la actividad forestal.

Luego de las recientes medidas económicas adoptadas por el Gobierno nacional, incluidas las retenciones a las exportaciones y la quita de reintegros, varias de las economías regionales empeoraron su ya difícil situación. De un total de 19 producciones monitoreadas, sólo cuatro de ellas mostraron un desempeño positivo, mientras que siete desmejoraron desde el último registro, dos meses atrás. Así se desprende del análisis realizado en septiembre por Coninagro y publicado por el diario El Cronista con la firma de Manuel Perera. 

semaforo.jpg

Los únicos que lograron acomodarse fueron el sector agrícola, el bovino, la producción de miel y el algodón, que ganaron con la fuerte devaluación. En tanto, las más castigadas por la coyuntura fueron las producciones de arroz, afectada por una caída en las exportaciones; la actividad Forestal, con sobreoferta y déficit creciente en la balanza comercial; la producción láctea, con un arrastre de la relación precio y costos desfavorable; y la papa, con costos en dólares y precios en pesos, y marcada, además, por la caída de exportaciones.

“El arroz y la leche son las producciones más afectadas y de panorama negativo. A ellas se suman forestación y papa, ya que siguen con el mismo problema de altos costos y precios de venta en pesos. La forestación está afectada, además, por la sobreoferta y las importaciones en contra del desarrollo de la cadena”, destacaron desde la entidad.

Otros sectores como el maní, empeoraron fuerte su actualidad a partir de las medidas de índole impositivas. “Algunos sectores tenían una buena situación y cambiaron la perspectiva por la imposición de derechos de exportación. Son los casos del maní, mandioca, ovinos del Litoral, peras y manzanas, porcinos y tabaco del NEA”, afirmó el trabajo realizado por el Área de Economía de la entidad.

Allí se explica que el arroz, por ejemplo, “no escapa al problema de financiamiento del resto de las actividades”, profundizando el estado actual, siendo una actividad con altos costos en dólares. “Además de la nueva retención de $ 4 por dólar exportado hay que sumarle la casi desaparición de los reintegros”.

A nivel general, explicaron que todas las actividades analizadas muestran signos de estar afectadas transversalmente por altos costos de financiación, dado por la tasa de interés y por los derechos de exportación. Y que todas las producciones que muestran señales de crisis en la actualidad, ven orientada su producción al consumo interno en forma mayoritaria.

La ley

La entidad presentó días atrás un proyecto de Ley de Economías Regionales de la mano de su presidente, Carlos Iannizzotto. “La intención de nuestra entidad es darle visibilidad integral al campo argentino y ver a través de distintas medidas una mirada con políticas de Estado de largo alcance, medidas que pueden resultar de mucho progreso en las diferentes provincias y regiones productivas, vinculadas a la infraestructura, al financiamiento, a todo los que está relacionado al mercado interno y exportación”, afirmó Iannizzotto.

Entre otros puntos propone crear un bono fiscal de libre disponibilidad para utilidad del productor; crear Cooperativas de Crédito, juntos a otros modelos asociativos y productivos, complementadas con Sociedades de Garantías Recíprocas (SGR) para convertir a productores en sujetos de crédito; la creación de un Programa Anticíclico para economías regionales y de un fondo para dotar al INTA para programas de valor agregado y a Cancillería para promoción de exportaciones; y crear un Procrear Rural para combatir la escasez de la vivienda rural, entre otras medidas.