Temas de hoy: Festival de la Cerveza Artesanal River Campeón de América La Final del Siglo Restitución de restos Qom
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/171295
Luis Darío Molodezky
Por: Luis Darío Molodezky
Exjugador de For Ever

Robert Fiorio: El deporte como forma de vida

El jugador paraguayo Robert Fiorio, que fue un trotamundo del fútbol, hoy está radicado en España, sigue ligado al deporte pero desde una posición distinta. Tuvo un paso por Chaco For Ever cuando se conformaba el equipo que logró el ascenso en 1989 y compartió equipo con grandes jugadores con los que mantiene un vínculo a través de las redes sociales.

Espigado, de piernas largas, fue jugador de voley y básquetbol. En fútbol un verdadero tiempista, defensor muy alto y con mucha fuerza, -sus laterales eran centros- se había ganado un lugar en el equipo que luego terminó consiguiendo el ascenso a primera división. 

fiorio.jpg
Robert Fiorio, luego de 30 años de haber jugado en For Ever, sigue con las imágenes indelebles de su paso por el Chaco.

Su carrera la inicio en Cerro Porteño, en una escuela de fútbol y dentro de los colegios salesianos. Pasó por Sol de América primero, por un club del interior paraguayo. “En ese momento tuve la oportunidad de jugar en la Selección Universitaria de mi país, luego Racing de Avellaneda, volví a Libertad, Guaraní y luego llego a For Ever donde conformaba la zaga central con Osvaldo Gómez; del albinegro me fui a Brasil, de ahí a Israel y luego al Granada de España”.

Sobre los recuerdos que le dejó su paso por For Ever y el Chaco dijo: “Soy un agradecido, tengo excelentes recuerdos porque trataron súper bien, me sentí muy a gusto. Para mí fue un honor poder vestir esa camiseta y sobre todo haber podido conseguir ese título tan ansiado por toda la provincia. Me trataron tan bien que me siento un chaqueño más. De hecho sigo en contacto permanente con mis ex compañeros a través del grupo de WhatsApp que tenemos y recordábamos momentos inolvidables.

 

Vivís poniendo fotos de tu paso futbolístico en las redes sociales, y el negro ocupa un lugar especial…

Para mí es un orgullo, pase una etapa hermosa de mi vida por el Chaco.

fiorio2.jpg
Merlo, Fiorio, Osvaldo Gómez, Parrado y Esquivel, algunos del gran equipo que en 1987/88 se encaminaba al ascenso.

De un acento muy particular, con su origen paraguayo y tantos años en España, le dan un sonido muy particular. Porque te quedaste en la península…

Tengo un primo que jugó muchos años en ese país y se llama Eduardo Gómez, un gran jugador, con origen en Sportivo Luqueño. Un día se fue y fichó por el Granada y construyó su historia futbolística. Tuve la suerte de ir a Israel dirigiendo en las Macabeadas a Paraguay y estuve a punto de fichar por el Maccabi Haifa. En ese momento me invita a probar en el Granada que necesitaba un jugador de mis características y la verdad que me fue muy bien.

 

Luego de dio la posibilidad de desarrollarte en otras áreas deportivas no estrictamente futbolísticas…

Mientras jugaba mis últimos años pude terminar mis estudios como preparador físico, experto en entrenamientos personales y también nutricionista. A partir de eso se abrieron otras expectativas y me dediqué a trabajar en ello, permaneciendo muchos años como coordinador general en el Centro Deportivo Massam en Granada. De hecho, ahora mismo estoy en Palma de Mallorca, llevando adelante una Escuela de Alta Competición y me hice cargo de un equipo de Balonmano femenino también.

 

¿Cuánto tiempo estuviste en Granda antes de tu reciente traslado a Mallorca?

Estuve 21 años, entre los que jugué en ese equipo y algunos otros de la Liga Española, y luego si trabaje durante muchos años en una cadena que tiene un Centro de Formación y Preparación Deportiva de alto nivel. Me hicieron una propuesta muy interesante desde Mallorca, y como en verdad no necesito mucho para armar mis valijas, tomé impulso y aquí estoy. 

formacion.jpg
CHACO FOR EVER 1987 Néstor J. Merlo, Mauricio Esquivel, Osvaldo W. Gómez, Celso Freyre, Robert H. Fiorio y Hugo Parrado; Luis Díaz, Roberto Gargini, Miguel A. Cáceres, Hugo Noremberg y Juan C. Argüello.

 

En las fotografías se te ve con un estado físico impecable, como si estuvieras para jugar… (risas)

Estoy con casi cuatro kilos menos de cuando jugaba al fútbol. Con la edad es diferente, ya no podemos cargar tanta musculatura, por eso vamos variando el trabajo y la forma de mantenernos. Me mantengo muy bien.

 

Vamos a tener que pedirte la fórmula…

Es muy fácil, lo fundamental en el cuidado personal es ser disciplinado, tener una buena alimentación, hacer los ejercicios adecuados para cada edad y el descanso. No hay otra. El problema es que hay mucha gente que no tiene tiempo, o come muy mal o simplemente no tiene ganas. Trato de motivar a la gente y me pongo como ejemplo, y que me siga en mi locura, y por suerte me va muy bien.

Finalmente el exjugador de For Ever dejó un saludo muy grande para todos los aficionados y muy especialmente a los hinchas de For Ever a los que lleva en el corazón.