Temas de hoy: Festival de la Cerveza Artesanal River Campeón de América La Final del Siglo Restitución de restos Qom
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/171266

El obispo Oscar Ojea pidió por los jóvenes que no estudian ni trabajan

“Pensemos en los que no encuentran su misión por estar impedidos de hacerlo”, pidió el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina. Animó a los feligreses que los ayuden a encontrar su vocación.

Esta fue la edición número 39 de la peregrinación joven a Itatí. En ella se dio una homilía especial, oficiada por el obispo de San Isidro Oscar Ojea, quien es presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

En su discurso, Ojea animó a los feligreses a “ayudar a los jóvenes que no estudian ni trabajan a encontrar su vocación”. “Queremos hacer la voluntad de María, por eso le pedimos por todos los jóvenes de la patria, por aquellos que no trabajan ni estudian, por todos aquellos que se ven impedidos en sus posibilidades de crecer, porque la sociedad se va cerrando, una sociedad ya vieja en muchos sentidos”, introdujo Ojea.

“El servicio es lo que tiene que buscar el apóstol de Jesús, recibir al hermano como se recibe a un niño. Cuando encomendamos a los jóvenes de la patria, pensamos en las palabras del Papa Franscisco, la misión no es una parte de mi vida, o un adorno que me puedo sacar, yo no puedo quitar la misión a riesgo de autodestruirme, yo soy una misión y para eso he venido al mundo”, continuó.

“Qué maravilloso es encontrar la misión mediante la luz de la Virgen, pensando en tantos jóvenes que no pueden desarrollar su misión en esta tierra, porque están impedidos de hacerlo. Qué riqueza tendríamos los argentinos si todos los jóvenes pudieran aportar todo el tesoro de su singularidad, de su vocación, para construir la patria. Qué bueno es trabajar para que todos los jóvenes descubran su vocación y la lleven adelante, porque eso es la felicidad, gastar nuestra vida en el servicio de la misión. Qué bueno servir para que todos los jóvenes tengan el camino despejado para descubrir su propia vocación”, señaló.

MANIFIESTO

Por otra parte, en la jornada los jóvenes leyeron un manifiesto, donde entre otros conceptos expresan que a lo largo de estos 39 años “de caminar juntos (a la Virgen) hemos descubierto y compartido la diversidad, la riqueza de nuestra región; hemos reunido distintas generaciones, carismas y culturas. Somos jóvenes conscientes de la realidad que vivimos, por lo cual a su ejemplo y sostenidos por la misma fe, hemos tratado de no darle la espalda. Como María, hemos dado nuestro ‘sí’ sin medida, reflexionando, formándonos, celebrado, llenando de todas estas cosas nuestro corazón, lo que nos lleva a salir en busca de nuestros hermanos, y nos hace aún más conscientes de lo que nos toca vivir. Y acá estamos porque nos sentimos protegidos y esperanzados”.