Temas de hoy: Evo Morales Copa Libertadores Boleta larga A.A. Se hizo viral
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/171110
HURACAN FLORENCE

Tesla cedió gratis a sus autos más autonomía

La poca autonomía de los autos eléctricos juega en contra en casos de evacuaciones masivas que obligan a actualizaciones de software de emergencia.

El Huracán Florence -curiosamente- puso nuevamente a la marca Tesla en el centro de un debate. 

evacuacion.jpg
La evacuación masiva puso en discusión una vez más la necesidad de otorgar a los autos eléctricos de más autonomía.

¿El usuario es verdaderamente libre de disponer de su automóvil?.  La pregunta viene al caso por un aspecto bastante molesto de la empresa, las actualizaciones. Es que los autos eléctricos de Elon Musk que se van abriendo paso en el mercado con estilo y tal vez sin demasiada rentabilidad, son como programas de computadoras en algunos aspectos y para no quedar desactualizado hay que conseguir alguna mejora pagando las “actualizaciones”. 

Antes el usuario decidía que gama de coche quería y podía ir del “base” al más equipado sabiendo lo que compraba.

software.jpg
Los usuarios de Tesla están muy satisfechos con sus enormes tablets y software pero cada vez que hay una mejora en este hay que pagarla, y no es barato.

Tesla trata de cambiar ese paradigma y Elon Musk se encarga de dejarlo en claro en sus apariciones en redes sociales: la gente que se vaya a comprar uno de sus coches tiene que saberlo, habrá mejoras constantes, cada 12 o 18 meses, y algunas de ellas no serán para todos los vehículos.

Un buen ejemplo es la tecnología que hace al coche más autónomo e inteligente, mejor conocida como Hardware 2, que rápidamente hizo que los primeros Model S quedaran obsoletos al no poder colocar la tecnología necesaria. Para ello habría que reemplazar más de 300 partes del coche, no tendría sentido y de alguna forma retrasaría el modelo de progreso de la marca. Este es un ejemplo llamativo, pero es algo que los compradores deben asimilar.

Huyendo del Huracán

La noticia de que los Tesla podían tener un notable aumento de autonomía se sabía desde el año pasado cuando durante la emergencia del Huracán Irma los coches eléctricos recibieron si cargo y a través de Internet una actualización de software que otorgaba mas rendimiento a sus baterías. 

carga.jpg
Tesla liberó el cargo para reponer energía en las baterías de sus autos ante la emergencia de Florence. En medio de la evacuación no parece buena idea esperar un par de horas para tener un mínimo de carga.

El problema es que otra vez el dueño de un Tesla quedó a merced de la buena voluntad de la empresa para lograr 48 kilómetros más de autonomía para ponerse a salvo.

Ahora, en medio de la evacuación masiva por Florence la empresa volvió a hacer la actualización de manera gratuita y además liberó el cargo en las estaciones de carga en las autopistas pero este escenario presenta varias incógnitas. ¿Estarán preparados los vehículos eléctricos y las infraestructuras para afrontar migraciones masivas? ¿Qué razón técnica hay para que un fabricante decida no usar la capacidad completa de una batería y limitarla? Y lo más importante, ¿qué habría ocurrido si Tesla no hubiera efectuado de forma gratuita la actualización?

Ante un desastre climático, el propietario de un Model S 60 le comunica a Tesla que necesita disponer de otros 48 kilómetros para efectuar la evacuación de la zona del desastre. Tesla dice que sí, y dota a los propietarios de los Model S y X de la zona de una actualización del software temporal cuyo precio oscila entre los 4.500 y los 9.000 dólares, dependiendo del modelo.

Cuidando la batería

La revista Motor Pasión se cuestiona el proceder de Tesla preguntando qué habría ocurrido si Tesla se hubiera negado a proceder a esa actualización remota o si un cliente no dispusiera en ese caso del dinero suficiente como adquirir ese extra, que le permita, en una situación de vida o muerte, huir. De hecho Tesla o algún otro fabricante podrían lucrar en base a tragedias ocultando mejoras que permitan huir en caso de catástrofes de magnitud.

¿Es esta decisión de no usar toda la batería una consecuencia del sistema capitalista en el que nos movemos?.  A primera vista, la respuesta podría ser "sí". Si quieres más autonomía, paga más. Si quieres saltarte la cola en un parque de atracciones, paga más. Si no querías haber muerto ahogado en el Titanic, hubieses viajado en primera clase. Es como como cuando un fabricante usa el mismo block de motor y ofrece diferentes potencias, pero en este caso responde a un motivo que es razonable.

El hecho no usar toda la batería y "capar" la capacidad al 80 % responde al hecho de aumentar el tiempo de vida de la misma al fin y al cabo Tesla no quiere que el recambio de las baterías sea tan frecuente que aleje a los clientes. Al igual que los smartphones y las notebooks que se apagan con un porcentaje determinado de batería y no al 0 %. Lo mismo ocurre con el 100 % de carga de la batería; ni se llega a cargar al 100 % ni a descargar del todo por cuestiones de vida útil.

Entendido ese punto el problema viene ante una migración masiva, como la que provocó Florence, en la que los afectados recibieron mayor autonomía para poder escapar.

Ante la pregunta de si se puede realizar una evacuación masiva en un eléctrico, la respuesta es que este tipo de vehículos precisan aún más autonomía para evitar tener que depender del  fabricante como último recurso.