Temas de hoy: Hidrovía Colectivos Moto remís Siniestro vial Facundo Campazzo
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/171107
TERMINO LA ESPERA DE DOS AÑOS

Por fin revelado el Mercedes EQC

Ya pasaron dos años desde que Mercedes-Benz presentó en parís el prototipo EQ un modelo dentro en el segmento de moda, el de los SUV deportivos eléctricos.

Cada prototipo que presentan los alemanes despierta expectativa pero este, que ya lleva dos años como objeto de deseo se trata del primer SUV de propulsión completamente eléctrica de Daimler AG y el modelo que debería posicionar a la vanguardia del mercado de los vehículos eléctricos al conglomerado alemán, al menos esa es la idea. 

frente.jpg
De frente se destaca en el EQC un nuevo concepto estético de la marca con la franja negra que conecta las dos ópticas y la línea de LED diurnos superior.

Dado que Jaguar fue quien se adelantó llevando a los salones de venta el I-Pace, Mercedes decidió realizar una gran premiere en Estocolmo esperando la presentación oficial en el próximo Salón de París donde la marca quería llevarse toda la atención.

El exterior

El exterior del  EQC hace tiempo que no es secreto. Sus líneas se mantienen muy similares a aquel prototipo de 2016 destacándose en el frente el “Black Panel”, una superficie que envuelve los faros y la parrilla delantera rematada en su zona superior por una línea de fibra óptica que une a las luces diurnas. Este mismo elemento también se utiliza detrás, uniendo los grupos ópticos de esta zona.

transparencia.jpg
La ubicación de todo el sistema es bastante lógica en el SUV eléctrico de los alemanes. Como siempre, el peso de las baterías penaliza la agilidad en terrenos difíciles.

De costado se destacan las llantas de aleación de gran tamaño y nuevo diseño que se ven envueltas por unos guardabarros para nada desproporcionados. La línea de cintura, como no podía ser de otra forma es ascendente, contrastando con la caída que sufre la línea del techo. Su convergencia se da en el pilar “D”, mostrando una silueta musculosa y deportiva.

Por detrás está el portón de diseño limpio y tamaño generoso aunque la luneta no es del tamaño que cabría esperar para el volumen del auto así que se supone que la visibilidad por esta zona será un tanto justa. Más abajo el EQC tiene un pequeño difusor con “falsas” salidas de escape. 

mecanica.jpg

Por dentro

Del habitáculo y cockpit del Mercedes-Benz EQC se conocían algunos pocos detalles que revelaban un notable parecido con sus hermanos de gama, como el recién lanzado Clase A. Esta zona está presidida por el panel de instrumentos y una gran pantalla digital que estrenó hace poco el compacto de la marca. La principal diferencia entre un sistema y otro, es que en el EQC la pantalla exhibe los parámetros de esperar dada su condición de vehículo eléctrico.

interior.jpg
En el interior el EQC hereda muchas cosas de los sedanes de la marca aunque la calidad no se resiente en lo más mínimo.

El interior tiene detalles de diseño que revelan un gran empeño de los diseñadores como el borde del tablero de instrumentos, que recuerda a las aletas de refrigeración de un amplificador de alta fidelidad. Otro detalle que habla del trabajo realizado por los diseñadores de Mercedes-Benz se pueden ver en el color dorado-rosa que lucen los difusores de ventilación, que también son de diseño específico.

El resto de elementos que conforman el habitáculo del EQC son conocidos en otros modelos de la marca alemana como el volante, que con leves modificaciones, llega directo desde la Clase A así como los controles  del climatizador. En conjunto, la calidad que ofrece el interior del SUV eléctrico de Daimler AG es de primer nivel, manteniendo el empleo de materiales de primera calidad como el cuero rematado con costuras a la vista.

La marca alemana adelantó que las posibilidades de equipamiento serán de las más amplias del segmento. El sistema multimedia MBUX (Mercedes-Benz User Experience) dispone de numeroso contenido específico para el EQC como el estado de carga de las baterías, autonomía restante y flujo energético que muestra a la velocidad que se están descargando las celdas, algo equivalente a un vacuómetro en los nafteros, lo que ayuda a conducir económicamente.  

carga.jpg
El EQC viene provisto de un cargador a bordo que se puede conectar a la red domiciliaria común.

Junto al sistema MBUX el EQC ofrece una amplia gama de servicios para el usuario como la preclimatización del habitáculo a través de una aplicación móvil o navegación optimizada para aprovechar la capacidad energética de las baterías teniendo acceso inmediato a los poste de carga con la aplicación Mercedes me Charge.

Novedades técnicas

Estructuralmente el EQC está fabricado sobre la misma plataforma que emplea el GLC lo que le otorga una longitud exterior de 4,76 metros, un ancho de 1,88 metros, altura de 1,62 metros y distancia entre ejes de 2,87 metros. Estas dimensiones permitieron diseñar un habitáculo de espacio generoso para cuatro ocupantes y un baúl con 500 litros de capacidad que  variará en función del equipamiento elegido.

detras.jpg
Por detrás el EQC revela una fuerte personalidad mientras que la línea de color negro que conecta las dos ópticas sigue el diseño del frente.

La propulsión está a cargo de dos motores eléctricos (uno en cada eje) que entregan una potencia final conjunta de 408 CV (300 kW). Mercedes-Benz denomina a estos motores eATS (cadena cinemática eléctrica compacta) ya que tienen formas y tamaños diferentes. El motor situado en el eje anterior está diseñado para lograr la máxima eficiencia energética, mientras que el situado en el eje posterior sirve para avivar las reacciones deportivas del conjunto. Con todo, permiten al EQC ser un tracción total sin necesidad de emplear elementos mecánicos extra.

La batería de ion litio que alimenta estos dos motores eATS cuenta con 384 celdas y 6 módulos (650 kilos de peso) para alcanzar una capacidad energética de unos 80 kWh. Gracias a ella la autonomía (según el ciclo normalizado europeo) del EQC es de 450 kilómetros aunque podrá variar en función del modo de conducción: Comfort, Eco, Max Range, Sport e Individual.

Para cargar la batería del EQC existen tres formas (cuenta con garantía de 8 años o 160 mil kilómetros). El cargador de abordo (OBL) tiene con una potencia de 7,4 kW que se multiplica por tres empleando las estaciones Wallbox que ofrecerá más adelante Mercedes-Benz. Por último, también existe la posibilidad de carga rápida mediante corriente continua. Con este método, la potencia máxima de carga llega 110 kW, por lo que en unos 40 minutos se puede alcanzar el 80 por ciento de la autonomía en la batería.