Temas de hoy: Federal A Narcotráfico Superliga Argentina de Fútbol Transporte Maratón de Buenos Aires
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/170919

Preocupa aumento del hambre en el mundo

Un paciente trabajo realizado por distintas agencias de la Organización de Naciones Unidas para indagar sobre la situación de la seguridad alimentaria a escala global reveló que en los últimos tres años aumentó el hambre en el mundo. Según el informe que se publicó esta semana, casi una de cada nueve personas no tiene asegurado un plato diario de comida, lo que significa que este drama humanitario ya afecta a 821 millones de personas en el mundo.

Los expertos de las distintas agencias de la ONU que participaron de la elaboración del voluminoso informe que da cuenta de esta grave situación coinciden en señalar que los drásticos cambios en el clima, distintos conflictos en regiones pobres y la desaceleración de la economía global son algunas de las principales causas del aumento de la inseguridad alimentaria. El documento que así lo indica se titula “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo” y es el resultado de una larga tarea de recolección de datos desarrollada por técnicos de la agencia de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, más conocida como FAO; la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) que es el organismo de asistencia alimentaria del sistema de las Naciones Unidas, Unicef y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) que es un organismo especializado de las Naciones Unidas, que otorga préstamos a bajo interés y donaciones a los países en desarrollo dirigidos a financiar programas y proyectos innovadores de desarrollo rural. El informe conjunto de estas agencias advierte, por un lado, que el número de personas que padece hambre ha crecido en los últimos tres años, y que se ubica en los niveles que se registraban hace una década; por otra parte señala que la situación está empeorando en América del Sur y en la mayoría de las regiones de África; mientras que la tendencia a la baja observada en Asia sigue siendo lenta. De esta manera, se advierte que la prevalencia de la subalimentación, es decir la dieta alimentaria que es considerada insuficiente por las cantidades ingeridas o la escasez de nutrientes, pasó de 10,7 por ciento de la población mundial en 2014 a 10,9 por ciento en 2017, mientras que en América del Sur creció de 4,7 por ciento a un 5 por ciento. Según el informe, el aumento del hambre en nuestra región se explica por la persistencia de los precios bajos de la mayoría de productos básicos exportados, que han significado una significativa reducción de los recursos financieros para importar alimentos y dejado a los gobiernos de la región con menos ingresos para proteger a los sectores más vulnerables de la población. De hecho, el director de urgencias de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Dominique Burgeon, no ocultó su preocupación por el deterioro de la situación que se registra en distintos países de América del Sur y, en ese sentido, citó como ejemplo el drama humanitario que vive la población de Venezuela, que atraviesa una grave crisis social y económica. Por otra parte, el funcionario explicó que el informe de la FAO evita utilizar el término “cambio climático” debido a que algunos fenómenos extremos del clima podrían no estar directamente relacionados con el llamado efecto invernadero. Sin embargo, observa que entre los años 1990 y 2016, algunos fenómenos como las altas temperaturas y el calor extremo, las prolongadas sequías, las inundaciones y las tormentas se duplicaron en ese período, debilitando la producción de los principales cultivos en regiones tropicales y templadas. Pero no todo el problema del hambre en el mundo está relacionado con el clima. También los conflictos bélicos que castigan a naciones como Yemen, uno de los países más pobres de Medio Oriente, devastado por tres años seguidos de ataque de Arabia Saudita, agravan la crisis alimentaria: actualmente es el país con la mayor parte de su población subalimentada. Los expertos de la ONU estiman que cerca del 35 por ciento de los yemeníes padece hambre.

El problema del hambre en el mundo debe resolverse con el compromiso de toda la comunidad internacional, porque como bien señaló el papa Francisco en su último mensaje por el Día Mundial de la Alimentación “no basta la intención de asegurar a todos el pan cotidiano, sino que es necesario reconocer que todos tienen derecho a él”.