Temas de hoy: Federal A Narcotráfico Superliga Argentina de Fútbol Transporte Maratón de Buenos Aires
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/170834

Desalentador panorama para el empleo en el país

El informe “Empleo, productividad, salarios, crecimiento”, elaborado por la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) y difundido esta semana, plantea la posibilidad de que en los próximos años el país experimente el fenómeno de crecimiento sin empleo.

El documento de FIEL señala, entre otros temas, que la primera cuestión que surge de inmediato, frente a la experiencia de las medidas económicas aplicadas durante los años 90, es si no hay un riesgo de volver a experimentar “crecimiento sin empleo” que derive en un fuerte aumento de la tasa de desempleo a pesar de la expansión del PIB. El trabajo de investigación observa que algunas de las razones para prever alguna similitud con aquellos años son, en primer lugar, que el empleo público tal como se lo conoce hoy podría dejar de ser un factor de absorción de mano de obra como lo fue entre los años 2004 y 2015 cuando experimentó un aumento a una tasa anual acumulativa del 4.1 por ciento, mientras que la población crecía poco más del 1.1 por ciento anual. En ese sentido, los autores del informe explican que el factor que lleva a esperar un comportamiento menos expansivo del empleo público en el futuro es la crisis fiscal que siguió a ese período y recuerdan que el año pasado el desequilibrio de las cuentas públicas llevó a la nueva administración nacional a promover un compromiso de acuerdo federal fiscal entre el gobierno federal y las provincias por el cual el empleo público no podrá crecer en los próximos años por encima del aumento de la población de cada región.

Por otra parte, según datos del ex Ministerio de Trabajo de la Nación, ahora degradado a Secretaría, el empleo privado se mantiene casi congelado, ya que la generación de puestos de trabajo en este sector no se modificó de manera significativa en los últimos diez años. De acuerdo con los números oficiales en el país hay 6.239.000 personas que trabajan en el sector privado, mientras que en el público la cifra llega en la actualidad 3.151.000 puestos. Retomando los datos que aporta el informe de fiel, el documento “Empleo, productividad, salarios, crecimiento” advierte que existe otro fenómeno relativamente reciente que reduce las tasas de actividad de jóvenes: el comportamiento denominado “NiNi”, que hace referencia los jóvenes que no trabajan ni estudian, una parte de los cuales tampoco hace búsquedas de empleo. Según FIEL, entre los varones el porcentaje de “NiNi” de 16 a 25 años creció de 14 por ciento en 2003 a 17.1 por ciento en la última medición disponible de 2017. El porcentaje de mujeres “NiNi”, en tanto, se mantuvo estable en casi el doble de los varones: 28,2 por ciento en 2003, 26,7 por ciento en 2017. Ha crecido entre los más jóvenes, sin embargo, el porcentaje de los que -integrando el grupo “NiNi”- tampoco buscan un empleo: casi 8 por ciento de los varones y 22 por ciento de las mujeres de 16 a 25 años. Se trata de una población que se caracteriza por no completar sus estudios, no trabajar ni buscar trabajo. El informe agrega que la urgencia por ingresos se revela en que los porcentajes de población “NiNi” que tampoco busca empleo es muy alto entre mujeres de 16 a 20 años (84 por ciento) pero cae dramáticamente al 35 por ciento entre la población de 21 a 25 años, y sin embargo esa búsqueda que realizan no les permite obtener empleo. Entre los varones, en cambio, permanece estable entre los 16 y los 25 años el porcentaje de los “NiNi” que no buscan empleo. El trabajo concluye que es muy probable que esta población “NiNi” de varones y mujeres tenga dificultades crecientes para conseguir un empleo formal dada su baja calificación y nula experiencia laboral, y que en los próximos años pase a integrar el grupo de desocupados estructurales o trabajadores informales, o bien ser objeto de políticas sociales específicas en un futuro cercano. Por último, vale rescatar la reflexión del director general de la OIT, Guy Ryder, quien, de visita en el país para participar en una reunión internacional en el marco del G-20, planteó la necesidad de no dejar el futuro de las relaciones laborales exclusivamente en las manos del mercado, a la vez que recordó que el desafío debe ser la generación de trabajo decente.