Temas de hoy: Federal A Narcotráfico Superliga Argentina de Fútbol Transporte Maratón de Buenos Aires
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/170736
Miguel Angel Fernández
Por: Miguel Angel Fernández

La foto de Macri con los gobernadores no aliviará el gran descontento social

El paquete de ajustes muy debatido en otro foro de ministros de Economía que seguirá mañana con una trama fiscal complicada, tuvo una señal de flexibilidad importante con el retroceso de la eliminación de la tarifa social de electricidad y cargarla a las provincias, donde el caso chaqueño registra 120.000 usuarios de Secheep que perderían el beneficio. Hay otras alternativas para cerrar, buscando amortiguar el impacto del ajuste comprometido con el FMI y que será la base del presupuesto nacional 2019 que la Casa Rosada pretende elevar el próximo viernes al Congreso y contar, al efecto de su aprobación, con el compromiso de los gobernadores. Oscar D. Peppo será uno de ellos si el camino de ajustes y compensaciones se despeja, con una probable reunión previa en la Casa del Chaco para acudir, a las 17, a la Casa Rosada.

El poderoso aparato de comunicaciones de Cambiemos espera esa foto -según se ha dicho- para tranquilizar a los mercados que maltrataron a un programa económico que ya fracasó, según el expresidente del Banco Nación Carlos Melconian, pero sobre todo para que el directorio del FMI aprecie una señal institucional para adelantar los fondos requeridos en la presentación del ministro Dujovne y con el apoyo del gobierno de EEUU solicitado por Macri en un llamado a Donald Trump que le sigue brindando mejor trato que a los grandes medios como el New York Times y la CNN, con los que se está enfrentando golpe a golpe. 

MIG98.jpg

“VAMOS A PASAR LOS DÍAS MÁS TERRIBLES”

Si la chaqueña Elisa Carrió es una voz de bandera mediática del gobierno nacional, que anticipe “vamos a pasar los días más terribles, hay que resistir”, o en una reunión de legisladores veteranos de la UCR en Buenos Aires se vislumbra que “los dos meses que vienen van a ser los peores de la economía”, certifica que existen dos escenarios de enorme inquietud sobre la estabilidad social del país: 1) Lo que resta del ejercicio fiscal 2018 es un trampolín de un salto al vacío en los ajustes del presupuesto 2019 y eso se puede verificar claramente en el Chaco.

2) El conflicto del transporte, solamente por la demora en percibir el subsidio nacional, abre las puertas a un tsunami ciudadano y empresario si el Chaco debe hacerse cargo de los 600 millones que corresponden a ese rubro. No se podrá pagar un boleto de 35 pesos, aunque cargar nafta ya nos cueste virtualmente 50 pesos el litro. (Aquí hay una vía de compensación que las provincias quieren percibir por coparticipación y no de la manipulación política centralista de circunstancia).

3) Si llegar a fin de año será difícil en una provincia que transpirando la camiseta acaba de pagar sueldos de agosto de activos y pasivos, además de lograr que el Banco del Chaco aplique una reducción de tasas a los tomadores de sus créditos con una señal de alivio sin contagio en todo el mercado financiero, regido por un umbral demoledor del 60 por ciento, hay que sumar otro elemento clave. Todos los años, para el 15 de septiembre, la Nación envía pautas básicas para tenerlas en cuenta en el proyecto de ley de presupuesto 2019 que para el día 30 debe ingresar en la Legislatura. Al respecto, no hay señales de que el gobernador pueda suscribir un presupuesto sin déficit como no pudo hacerlo en sus envíos anteriores y este será el último de su mandato. Aquel crédito público de 4.200 millones no se pudo colocar nunca en el mercado interno por las tasas impagables y menos en el externo, donde Argentina quedó sin chance y debió recurrir de emergencia al FMI.

UN PANORAMA DE INCERTIDUMBRE

Es necesario ser realistas para activar una conciencia social que no existe y que el gobierno de Peppo tiene que promover con un sinceramiento cabal de la situación presente y futura, más allá de la foto del martes, a la que no se negará como el gobernador de Santa Fe ya lo hizo.

Las señales del deterioro de la actividad económica en el Gran Resistencia y el interior son notorias y la única que tiene garantía de estabilidad con alto costo es la legión de empleados públicos. Las pymes jaqueadas tropiezan con el gravísimo escollo del corte de la cadena de pagos, con una inflación que no cede y una obsesión por el valor cotidiano del dólar que dispara los precios, con y sin justificación técnica, sin hablar del acorralamiento impositivo implacable.

¿Cómo no advertir ese vacío de conciencia institucional si la Legislatura sigue parada, sin pronunciarse sobre la suspensión del Fondo Sojero que moviliza a intendentes de todo el país, anestesiando la ley del tope de sueldos que pidió Peppo y con un Poder Judicial cuya adhesión será una fantasía con paros constantes y la Asociación de Magistrados reclamando el aumento del último trimestre? (Se suman perlas legislativas como una ley del cupo de viviendas juveniles cuando no existe un solo plan licitado hace un año y medio o el proyecto de expropiación de la ex planta textil TN Platex, cuando ese sector tan ligado a la cadena de valores del algodón es uno de los más castigados por esta política económica y mantiene solo un 45% de su capacidad instalada en un laberinto sin salida).

Y no sólo se trata de los otros poderes: el Ejecutivo tuvo que declarar en emergencia a las direcciones de Catastro, Registro de la Propiedad y hasta tendrá que hacer lo mismo si el Registro Civil bloquea servicios esenciales.

EL REMATE DEL REVUELO POLÍTICO

Ayer, mientras comenzaba la fiesta del Dorado en la remozada Isla del Cerrito, una buena parte de la militancia cuestionaba las políticas “letales” de la gestión macrista, pero sin caer en el terreno de eventuales candidaturas, como sí lo viene haciendo un sector que impulsa la reelección de Peppo, tan incierta como el futuro del propio Macri si la provincia y el país no levantan cabeza.

El ambiente tiene un capítulo especial en la elección del nuevo intendente de Villa Río Bermejito el próximo 28 de octubre: las candidaturas que se definen mañana reflejarán que el Frente Chaco Merece Más -que nunca cambió su denominación como se prometió para abrirse a otras incorporaciones- medirá fuerzas con la UCR y Unidad Ciudadana, intentando recuperar el imperio del encarcelado Lorenzo Heffner, como remate de la intervención del sanmartiniano Rubén Guillón.

El ambiente político se contaminó con especulaciones de todo calibre sobre el gran enredo de las causas judiciales abiertas (Lavado I, II y III), que se sustancian en el plano federal y también en el provincial, con un episodio de roce que pudo llegar a mayores cuando la jueza Niremperger ordenó el traslado de los exfuncionarios Rey y Lugo como se hizo antes con un hombre clave del caso Sampayo, Carlos Huidobro, a la unidad del Servicio Penitenciario Federal U7.

Queda en suspenso la situación de la diputada nacional de Cambiemos Aída Ayala, cuyas aspiraciones gubernativas han sido poco menos que taladas y otros aprovechan para no perderse inauguraciones, como el edificio escolar del viernes en Machagai. Y lo paradójico es que quien, con toda su notoriedad penal vino a defender a la exintendente de Resistencia durante 12 años, el abogado Ricardo Gil Laavedra, acaba de advertir en una ronda de legisladores radicales en Buenos Aires que “si sigue en este rumbo, el gobierno no podrá enfrentar la crisis”.

En este escenario, donde el empoderamiento social solo se expresa en la protesta en calles y rutas, como se amplificó en el trágico episodio donde murió un niño de 13 años en Sáenz Peña y que inquietó hasta al Papa Francisco, queda otra contradicción de cuño local: el gobernador Peppo encabezó la exposición regional en el Centro de Convenciones, renovando el compromiso de sostener a la industria y alcanzar la meta de retener el valor agregado que se esfuma con cada gran cosecha, pero no estuvo en la celebración del Día de la Industria, la noche previa, organizada por la Unión Industrial del Chaco que, a su vez, no participó en la conferencia de la Unión Industrial Argentina que cerró la presencia y el mensaje del presidente Macri.

Respecto de esa ausencia, en la cena del Domo, el ministro Ferrer nos respondía ayer: “No fuimos invitados”.