Temas de hoy: Federal A Narcotráfico Superliga Argentina de Fútbol Transporte Maratón de Buenos Aires
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/170487

El peor Día de la Industria con una recesión nacional de montaña rusa

Nadie puede disentir con premisas de gestión industrializadora para generar fuentes de trabajo pero, fundamentalmente, capitalizar el gran potencial de la producción primaria del Chaco en el valor agregado que se nos escapa cuando una gran cosecha de girasol, por ejemplo, se comercializa con aceiteras del norte de Santa Fe y otros destinos, pero sin retener la utilidad de un solo litro de aceite a propósito del mensaje del gobernador Peppo.

Tampoco podemos ser ajenos a la prédica de políticos como Hugo Sager, que tanto bregaron por el gran parque industrial de Puerto Tirol, y a la gestión promotora de la Unión Industrial del Chaco que celebrará este Día de la Industria Argentina agasajando el próximo jueves a sus expresidentes.

Sin embargo, la contundencia de la realidad económica, social y política, con impactos constantes como el tercer aumento de los combustibles en solo un mes, exige reconocer que no se recuerda una fecha de tanta gravitación en la producción nacional con la incertidumbre de una pérdida de rumbo que tuvo una semana durísima con el cachetazo de desconfianza de los mercados al mensaje del propio presidente Macri que aparece en un callejón sin salida al aferrarse a la única fuente de financiamiento que es el Fondo Monetario Internacional y requerir una mayor asistencia que no será un regalo, pues la mayor exigencia de ajuste de 100.000 millones de pesos implicará imponer otra vuelta de tuerca de ajuste que ya causa estragos sociales.

Al respecto, el campo levantó la guardia porque se intentaría avanzar sobre las retenciones y de eso hablará el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, al que se le encomendó la nueva misión a Washington y que no estuvo al margen de las turbulencias sobre la composición del gabinete. Se dice que Macri no seguirá con 22 ministros pero se aferraría a preservar al jefe de Gabinete, Marcos Peña, el más cuestionado hasta por la interna de Cambiemos y de cuya distorsionada negación de la realidad la columna de Jorge Lanata ayer, en Clarín, decía: “Cree que estamos en Disneylandia”.

A propósito, el periodista emblemático del multimedios hegemónico sentenció textualmente sobre la encrucijada que vive el país: “Si esta semana el gobierno no cambia, en pocas semanas no habrá gobierno para cambiar”.

LA INDUSTRIA EN CAÍDA LIBRE

El último informe de la Unión Industrial Argentina alertó sobre la pérdida de más de 64.000 puestos de trabajo, después de haber advertido que todos los sectores acusarían el impacto. Nadie corrigió nada y se pone el ejemplo de la industria de la indumentaria, ligada con nuestro algodón, que llevaba tres años golpeada pero en el 2018 la pusieron al borde del nocaut por la caída en la ventas, la insoportable carga tributaria y el aumento incesante de las importaciones.

El dato clave es que en la cadena de producción textil el 95% son pymes que suman unas 15.000 firmas. La Fundación Pro Tejer, vinculada con el grupo Karagozian, estima que la capacidad instalada está en un 54%, 18 puntos menos que en 2016. Y en todo este contexto, el derrumbe del poder adquisitivo de la población es determinante, a tal punto que “todos los días se corta alguna cadena de pagos y entra un nuevo concurso de acreedores”.

La turbulencia intenta ser amortiguada por el gobierno chaqueño que, como dice Peppo, mantiene todos los aportes para ayudar a la estabilidad de los emprendimientos y mañana encabezará nuevos avances en Puerto Tirol; el miércoles otro, en Barranqueras, y los días 7 y 8 la Expo NEA en el Centro de Convenciones será un amplio foro para poner sobre el tapete avances y necesidades de la industria de toda la región.

CAE EL EMPLEO PRIVADO

Una simple recorrida por la peatonal de Resistencia sirve para fotografiar la cadena de locales que se alquilan porque las pymes ya se fueron y otros con ofertas de una liquidación casi desesperada. El empleo privado que redondeaba las 82.000 personas en el Chaco ya acusa una caída estimada en 1.700 puestos de trabajo; además, el conurbano capitalino es la zona identificada por el Indec como la de mayor desempleo e indigencia.

Otro ejemplo contundente surge en el sector de la construcción: siete viajes del presidente Macri al Chaco no lograron activar la terminación de las 7.000 viviendas adjudicadas al concluir el mandato de Jorge Capitanich con el apoyo de Cristina Kirchner. La Uocra llegó a pisar los 15.000 obreros ocupados en aquel tiempo y en la actualidad puede redondear unos 4.000, pero la proyección de dificultades de alguien que consultamos ayer, por conocer el tema a fondo, nos indicaba que para fin de año puede quedarse con solamente 2.000 ocupados.

Se agrega que por el retaceo de fondos de programas nacionales en 2017 el gobierno de Peppo no pudo licitar ningún plan de viviendas como tampoco en lo que va de este 2018. El barrio paralizado sobre la avenida Marconi, a pocos metros del empuje de la Casa Garrahan, marca un contraste doloroso.

SIN ACUERDO CON LAS PROVINCIAS

El propio gobernador, desde Taco Pozo, ratificó a Radio Mitre que no existe nada acordado con los gobernadores que no han sido convocados para recibir la cartilla de ajustes que Macri comprometió con el FMI y pretende que el Congreso las apruebe en el presupuesto 2019.

Al respecto, el vicegobernador Capitanich, que representó al Chaco en las tres últimas reuniones en el CFI y en la Casa de Salta, fue categórico: “Este gobierno ha fracasado y corresponde juntarnos entre todos para cambiar el rumbo. Lo político tendrá que venir después”. (Quiso decir que primero debe resolverse cómo terminamos este 2018 cada vez más empinado y al decir que con tasas del 45% no podemos producir, ignoraba que enseguida el Banco Central levantaría la vara a un 60%, que es récord mundial).

Peppo aclaró que sigue siendo un gobernador peronista y de oposición, para enfatizar: “La responsabilidad de acudir al FMI la tomaron ellos”. Es obvio que se quiere preservar la gobernabilidad del país con el soporte institucional consiguiente, pero el cuadro de situación muestra al Congreso paralizado y que todo el despliegue mediático del “cuadernazo” no contiene, por ejemplo, la enorme manifestación en el Chaco y en todo el país en defensa de la universidad pública.

La gente ganó la calle y, al respecto, el intendente de Fontana, Antonio Rodas, que coordinará una reunión inmediata del Foro de Acción Política del PJ chaqueño para expedirse sobre la crisis, está recibiendo requerimientos de la gente como antes no ocurría y previno del riesgo de “una implosión social”.

NUEVA CITA DE MINISTROS DE ECONOMÍA

Después de los anuncios de Dujovne, el martes acudirán a la Casa Rosada los ministros de Economía de 19 provincias con signo político adverso a Cambiemos, o sea, no será un plenario de los 24 distritos. El chaqueño Ocampo cree que el diálogo fluido con ministros como Frigerio logró hacer entender al gobierno nacional que el equilibrio de las cuentas públicas no sólo debe ir por el lado del gasto, sino también buscando captar flujos de recursos de sectores fuertes, a los que el gobierno de Macri hasta ahora privilegió, y que la reforma tributaria debe quedar pendiente hasta la salida de la crisis, que se vislumbra lejana.

Cada provincia también reconoce que el déficit fiscal no puede ser intocable y por eso el gobierno de Peppo reclama más acompañamiento para mantener la estabilidad en una caja, por ejemplo, que no tuvo un ingreso coparticipado que resuelva por sí solo el pago de unos 2.700 millones de pesos que se efectivizará esta semana en sueldos de activos y pasivos, cuando la Legislatura parece haber anestesiado el proyecto de ley del cupo salarial. Y resulta obvio que ninguno de los tres poderes del Estado provincial puede sacar los pies del plato de una emergencia real y en constante agravamiento.

Todas las consultas de esta columna encontraron opiniones coincidentes de incertidumbre y desconcierto en el campo chaqueño, alarma en los municipios por la pérdida del fondo sojero, malestar por la anulación del programa de Agricultura Familiar, máxima inquietud por el retardo de fondos como esos 1.300 millones del programa social Incluir Salud con la agencia de discapacidad en manos del presidente de la Anses, Emilio Basavilbaso, el problema de la paritaria universitaria y, entre otras complicaciones generadas por el centralismo que ajusta, un forcejeo que no termina entre el ministro Ocampo y la citada Anses por los fondos compensatorios del déficit jubilatorio que suman 75 millones mensuales.

En suman, este Día de la Industria llega atrapado en un atolladero que exige un gran acuerdo nacional, no sólo especulando con algunos gobernadores y legisladores peronistas complacientes, sino abarcando un gran arco institucional porque la situación social es y será muy difícil de aguantar.

La preocupación incluye a los dirigentes de la UCR, socios territoriales de Cambiemos, que identifican el justificado malestar social con otro criterio que esos aspirantes al 2019 que aparecen en grandes afiches, reflejo de un oportunismo a contrapelo de lo que siente la gente cuyo voto ansían.

Aparece en esta Nota:

Miguel Angel Fernández
Miguel Angel Fernández