Temas de hoy: Torneo Argentino U19 Somos Parte Chaco Somos Todos Transporte público PASO 2019
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/168908

Girasol: gran expectativa por la campaña 2018-2019

Productores y especialistas esperanzados en la próxima temporada que puede ser la mejor de los últimos 15 años. La apuesta en el NEA está enfocada en la productividad.

CHARATA (Por Mariana A. Alegre. Agencia) Una serie de factores como precio, humedad y tecnología, hacen que la expectativa por la próxima campaña girasolera sea muy alta. Productores, técnicos y acopiadores coinciden que, de mantenerse las condiciones, podríamos estar ante una campaña récord, en superficie de siembra. La apuesta en el NEA está enfocada en la productividad. Es decir, sumar a la cantidad, calidad, elevando los rendimientos. 

girasol.jpg
La expectativa está puesta en una campaña récord, en superficie, pero que este acompañada por un salto en la calidad.

En los últimos meses las jornadas técnicas de girasol se han multiplicado. Tanto así que en menos de dos semanas se han realizado seis ( en localidades como Sáenz Peña, Pampa del Infierno, Hermoso Campo, Charata, y Pinedo), y no serán las últimas, ya que en los próximos días hay programadas al menos dos. Los focos de todas -sean de empresas privadas o instituciones- están puestos en sumar a la cantidad de hectáreas, mayor rendimiento.

“A pocos días del inicio de la siembra, la expectativa se mantiene alta en la provincia. Estamos esperando una superficie de girasol, por encima de las 400 mil hectáreas”, reconoció el ingeniero Gerardo Quintana, técnico de la EEA INTA Las Breñas. “Es clave, porque hace ya varias campañas que el girasol se viene posicionando como uno de los cultivos más importante de la provincia, y del NEA para todo el país”, agregó.

Quintana explicó que, frente al inicio de campaña, desde el INTA llevan adelante una estrategia “de acercarles información que tenemos disponible al productor  para que contribuya en la toma de decisiones, tratando de incrementar un poco los rendimientos, porque a  nivel provincial está bajo, como en la mayoría de los cultivos”.

Seguridad de siembra

“Hay muy buena expectativa. Estamos viendo una necesidad de aceite de girasol a nivel mundial, y si bien nosotros no somos uno de los grandes productores, estamos en un puesto bastante bueno. Creo que se van a dar condiciones con un precio de mercado bueno, por lo que la expectativa está”, coincidió Juan Carlos Jara, productor del sudoeste

“Tuvimos una etapa de clima bastante atípica. Primero con la falta de lluvia, pedíamos unos 300 mm, y luego llegaron los 300 mm, pero quizás fueron un poco juntos, y por ahí se desperdició un poco de humedad, pero creo por lo que se anduvo recorriendo últimamente, la humedad va a dar para sembrar en directa, y la convencional con más razón, en ese aspecto tenemos seguridad de siembra”, remarcó.

Respecto a la variabilidad en el precio del dólar, Jara señaló: “preocupa porque tenemos subas en los insumos y el precio del combustible, vamos a ver qué va a pasar cuando tengamos la producción para vender si este dólar nos beneficia. Momentáneamente, nos preocupa, pero vamos a ver qué pasa. Creo que es una expectativa que puede ser favorable, si logramos que los precios de los insumos no varíen mucho”.

Consultado por la oferta de capacitación que hay previo al inicio de campaña, Jara reconoció “es muy importante, e intentamos a asistir a todas, porque vemos que nuestros campos tienen muchos años de producción y poca rotación. Porque si bien hace poco se está haciendo soja, fueron muchos años de girasol y algodón, y creo que es casi obligatorio usar fertilizantes. Además, se ven buenos resultados, aunque los precios también se han elevado, pero si se traduce en un mejor rinde, uno lo que busca es eso”.

Campaña histórica

“Por lo que se escucha, y vamos hablando con los productores, habrá un crecimiento. Aún no tenemos claro cuánto, pero estaríamos hablando de un piso de diez por ciento, respecto al año pasado, con probabilidad de irse a un 20”, manifestó el ingeniero Horacio Márquez, gerente del acopio de AGD en Charata. “Si llueve, probablemente podremos tener una campaña como no se ha visto en Chaco, los últimos 15 años, que nunca se perforó el techo de las 400 mil hectáreas”, ponderó.

Respecto al contexto con el que se inicia la campaña, principalmente en el tema precios, Márquez dijo “para nosotros el girasol es un cultivo trascendental, es importante para el Chaco y para la molienda de girasol que consumimos en el país y que exportamos, Entendemos que hoy estamos en buenos precios. El problema entre Estados Unidos y China es coyuntural,  se debería solucionar pronto, lo cual nos llevaría a valores iguales o mejores que en los últimos 30 días”.

 

Puntos claves

Para el ingeniero Gerardo Quintana, técnico de la Estación Experimental Agropecuaria del  INTA Las Breñas hay ciertos puntos que el productor deberá tener trabajado para el inicio de campaña, si quiere que los buenos números en superficie repercutan en el rendimiento. 

quintana.jpg
Gerardo Quintana, técnico de la Estación Experimental Agropecuaria del INTA Las Breñas, dijo que hay ciertos puntos que el productor deberá tener trabajado para el inicio de campaña.

La acumulación de agua en el perfil: “cuánto sirve saber qué cantidad de agua tengo acumulada para saber que rendimiento puedo esperar del cultivo. Si consideramos que entre agosto y diciembre, que es cuando se desarrolla el cultivo, hay una oferta de 350 milímetros, pero que de eso se aprovecha el 60 por ciento, es decir nos quedamos en 200 mm, pero para que el cultivo alcance un rendimiento de 2500 kilos, estamos necesitando un total de 400 mm, hay una deficiencia, y la eficiencia se logra con el agua acumulada en el perfil, por lo cual es importante todo lo que sea barbecho temprano, libre de malezas, con cobertura; que permita hacer más eficiente el balance hídrico de ese barbecho”, detalló Quintana.

Fechas de siembra: “es un punto muy importante”, remarcó el ingeniero, haciendo hincapié en que “hay dos situaciones claves que tienen que ver con la temperatura. Por un lado, el daño por baja temperatura, y  por otro el daño por altas temperaturas. Por eso debemos ser pacientes, no adelantarnos a la fecha de siembra, ya que las siembras antes de agosto tienen más probabilidades de sufrir daños por heladas, entonces es importante retrasar lo máximo posible hasta llegar a agosto. Y si no pudimos sembrar en agosto, no irnos más allá de los primeros días de septiembre porque si no se ve muy afectado el llenado de granos por altas temperaturas. Lo que principalmente se ve afectado allí es el contenido de aceite del grano. Tenemos una fecha de siembra bastante acotada en ese sentido”

Nutrición: El ingeniero señaló que es un aspecto clave, no solo en el girasol, sino en casi todos los cultivos “porque venimos atravesando un proceso, donde vemos que los lotes están sufriendo degradación, principalmente disminuye el contenido de materia orgánica y con él la mayor cantidad de nutrientes”.  Quintana destacó que desde el INTA, vienen realizando desde hace unos años ensayos para evaluar la respuesta a fertilización con nitrógeno que es el principal elemento demandado por el girasol. “La verdad es que encontramos respuesta, si bien hay mucho camino por delante, el cultivo responde con nitrógeno”, indicó.

Sobre este tema en particular, Quintana ponderó que “la zona núcleo girasolera, tiene lotes entre 60 y 90 años de trabajo en labranza convencional, y cuando se pasaron a siembra directa no siempre se hicieron las mejores rotaciones, y eso ha llevado a una degradación de la que tenemos que ser conscientes, y tenemos que tratar de revertirlo utilizando bien las rotaciones y complementarlo con la fertilización, que es una forma de elevarlo”.

 

La apuesta al Belgrano Cargas

Tras la inauguración de los primeros 500 kilómetros de vía, Márquez enfatizó que “esta es una obra de altísima calidad, y de altísimo nivel para la región. Esta renovación la habían hecho los ingleses hace cien años, y hoy tenemos la suerte de ser contemporáneos a esta obra y que pase por Charata”. 

belgrano.jpg
Esta renovación la habían hecho los ingleses hace cien años. Hoy se hace en la zona de Charata.

La obra hizo que la apuesta por parte de los privados se tradujera en inversiones en la región. Y el caso de la empresa cordobesa, que hace 15 años llegó a la provincia, no fue la excepción. “AGD apostó siempre a la carga ferroviaria, en la planta de Charata hace 13 años atrás, la planta de Pampa del Infierno hace un año. La verdad esto da un impulso tremendo a la región, no solamente a Charata o a Chaco, sino a toda la región, y próximamente lo vamos a ver impactado en números”, destacó Márquez.