Temas de hoy: Federal A Narcotráfico Superliga Argentina de Fútbol Transporte Maratón de Buenos Aires
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/168630
Muy allegado a Angelici y con vínculos en México

Bragarnik, el nuevo hombre fuerte del fútbol, que deberá lograr la salida elegante de Sampaoli

Christian Bragarnik es hoy el hombre  fuerte del fútbol argentino encargado de definir la salida de Jorge Sampaoli a un bajo costo.

Este personaje que hace 20 años era dueño de un videoclub, hoy se convirtió en un hombre clave del deporte más popular  para los argentinos.  Tiene conexiones poderosas y está muy ligado al vicepresidente de AFA, Daniel Angelici, quien también es conductor de Boca Juniors. 

braga.jpg
Christian Bragarnik, hace 20 años era propietario de un videoclub y hoy es un representante clave en el fútbol argentino.

 El mismo Bragarnik fue el encargado de gestionar el arribo de Jorge Sampeoli al equipo albiceleste en 2017 y ahora es el encargado de gestionar la salida del entrenador, pero sin que la AFA le pague 20 millones de dólares de la cláusula de rescisión que firmó en su contrato.

Desde las sombras, el fútbol argentino tiene un nuevo hombre clave que suma poder de la mano de Angelici. Tanto que incluso se anima a desafiar a Julio Grondona. Porque si el fallecido dirigente hizo popular la frase ++Todo pasa´´ y hasta la llevaba en un anillo, Bragarnik invierte la fórmula: ´´No pasa nada´´ es la leyenda que luce en su dedo anular este dirigente sin cargo.  Sin exposición y lejos de los flashes, su injerencia a la hora de la toma de decisiones crece.

Es sabido que Tapia y Angelici quieren a Sampaoli alejado del seleccionado porque los defraudó en Rusia con el rendimiento y el nivel del técnico que dejó mucho que desear. También saben que no cuenta con la simpatía del público y no quieren pagar el costo de mantenerlo en el cargo.

 El hombre de Casilda pretende seguir en el cargo y con la decisión de la dirigencia existen posiciones irreconciliables , similar a un matrimonio arreglado, puesto que las dos partes se encuentran forzadas a convivir. Con este panorama sin retorno es que la figura de Bragarnik vuelve a cobrar protagonismo como el único capaz de lograr la ida de Sampaoli sin pagar una fortuna. Él es quien tiene la llave, a través de sus contactos futbolísticos en Argentina y México.

 La salida elegante sería un nuevo trabajo para Sampaoli ubicándolo en alguno de los clubes grandes de México o esperar lo que pasa con las selecciones de Perú o Colombia. Allegados consideran que es posible México porque hay contratos muy altos y el representante tiene muy buena llegada.

Si bien negó cualquier tipo de injerencia en las negociaciones hechas con el Sevilla para acelerar la salida de Sampaoli para que firme con AFA, el mismo Bragarnik participó de la negociación, incluso aseguró que su representado Sebastián Beccacece sea ayudante de campo y más sospecha generó la nominación de su otro representado, Jorge Burruchaga, como manager.

 Éste abogado egresado de la Universidad de Flores, reconocido fanático de Vélez y discreto jugador de Yupanqui y J.J. Urquiza en la primera D en la década del 90, se metió en el mundo del fútbol de la representación de jugadores casi de manera fortuita. Dueño de un videoclub filmaba y editaba imágenes de jugadores y llegó a armar una videoteca con más de 1º mil tapes. Con tanto material, comenzó a ofrecer a los representantes el armado de compilados de jugadas y de allí no paró.  En el 2002 se largó sólo y logró su primera transacción con la venta de Mariano Monroy de Talleres de Córdoba a Irapuato de México. Luego se convirtió el presidente del Querétaro de Máxico en representación de un grupo empresario que luego fue ligado al narcotráfico. Su carrera creció en México y en la Argentina, acá a través de la su empresa Score Fútbol, ingresando a casi todos los clubes de primera.

Sin embargo, Bragarnik se filtró en las zonas de grandes influencia a través de Angelici. Fue artífice en la llegada de darío Benedetto a Boca y a partir de ese momento construyeron una fructuosa sociedad. Pronto llegaría otro jugador del América, Paolo Goltz, y la sintonía entre el amigo de Macri y el representante aumentó. También fue el arquitecto de la polémica llegada de Mauro Zárate.

Publicado en Noticias