Temas de hoy: Fonplata GIRSU Cámara Nacional Electoral Boleta corta apareció Abril
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/168030
Hipólito Ruiz
Por: Hipólito Ruiz

Reordenar la producción primaria: cada uno con un cimiento

El Chaco productivo es un todo. No es solo la agricultura, ni la ganadería, ni el sector foresto-industrial. Es una provincia que tiene sistemas de producción primaria en diferentes escalas. Y, por ende, para poder avanzar en el cambio de la matriz es necesario no solo reordenar los esquemas, sino potenciar de acuerdo al segmento que ocupan.

Las patas de la producción primaria ameritan tener en cuenta el análisis de sus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas. Es clave. Y lo bueno es que hay muchos técnicos y productores diseminados en todo el territorio provincial que están dispuestos a poner su granito de arena para que de manera coordinada se pueda establecer un avance en las políticas a implementarse desde el Ministerio de la Producción del Chaco.

EL VALOR AGREGADO

No vamos a cansarnos de advertir que el gran desafío sigue siendo que la materia prima, en su gran mayoría sigue saliendo sin ser industrializada mínimamente en el Chaco. Y es cierto también que es necesario establecer obras de infraestructura que acompañen este desafío. Pero es cierto que de todo lo que se produce, es mínima la intención de potenciar la inversión y de esta manera lograr que deje valor agregado en esta provincia. Es el desafío que deben tomar las entidades del sector y el gobierno.

dibujo Hipolito.jpg

CUATRO PUNTOS COINCIDENTES

Hay cuatro puntos que a las patas de la producción primaria les genera preocupación: la falta de competitividad; falta de acceso al crédito; excesiva presión fiscal y la necesidad de contar con un seguro multiriesgo.

Es coincidente la apuesta -desde el sector privado- a apuntalar no solo hacer diagnósticos, sino a elaborar propuestas que puedan sostenerse en el tiempo, sin banderías políticas, orientados a establecer metas para resolver estos problemas.

GANADERÌA

El status sanitario de la provincia es muy bueno, dice un informe del Grupo Agroperfiles. La Tecnología de procesos e insumos disponible y validada está al alcance de mano de los productores. A la par, destaca que la región ecológica es ideal para la ganadería, potencial de recría de ternero y el novillo pesado. Hay conocimiento del comportamiento de pasturas en megatérmicas en el oeste del Chaco. Como grandes oportunidades, se destaca la gran superficie de hectáreas bajo gatton panic, que se dedican a producir terneros que la gran mayoría se van de la provincia, donde se pueden producir más kilogramos de carne por hectárea dejando el ternero en el campo.

La integración agrícola - ganadera no existe como tal, solos muy pocos actores están presentes realizando este trabajo. Y se afirma que hay un gran potencial en la región oeste.

LAS DEBILIDADES DEL SECTOR FORESTAL

La rentabilidad de la madera sigue siendo un problema que requiere solución. El mercado del carbón, con estaciones marcadas, de la misma manera para el carbón que se exporta. No existe un acceso a la tecnología (costo alto, por ejemplo la compra de maquinarias específicas, como los Skidder) para manejar el posdesmonte (monte tumbado) en gran parte de las empresas que se dedican a este trabajo. Baja de costos de transporte por briqueteado de material. No hay acceso al crédito, ni líneas de financiamiento establecidas.

Sistema de manejo del post desmonte de manera tradicional ocupa mayor cantidad de mano de obra. La manufactura del carbón sigue de manera tradicional con los hornos comúnmente usados. Falta de Investigación y desarrollo de tecnologías. Tenemos institutos pero sin planteos de esta naturaleza. Otra debilidad es la falta de profesionalización de las empresas.

El manejo de renovales no se aplica la ley de bosques para poder recibir los fondos de la ley y también como debilidad es el escaso compromiso de algunos actores y falta de participación de algunos segmentos que forman el gremio de empresas forestales.

LA PRESIÓN FISCAL

Los productores agrícolas, ganaderos y forestales chaqueños sostienen que la presión fiscal “es mucho peor que la inflación, porque genera recesión”. A la par, insisten, “por la manera de estar diseñada la carga fiscal tiene un carácter confiscatorio y regresivo por lo que termina siendo un distorsionador de precios”, explicaron. El universo de impuestos, tanto provinciales como nacionales, genera una fuerte presencia del Estado en la rentabilidad del sector agropecuario, lo que genera un cuadro extremadamente complicado que genera una presión tributaria a la que los actores del sector consideran “está generando un ahogo casis insostenible”. Para graficar el actual estado de situación indicaron que “de diez camiones, siete son para cubrir la presión fiscal que ejerce el Estado al sector”