Temas de hoy: Federal A Octubre Rosa Energía Eólica Caso Yanina Sequeira Mauricio Macri
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/167747

El algodón juega fuerte en el oeste chaqueño

El algodón juega fuerte en el Oeste chaqueño, y no solo en superficie sembrada, sino en la utilización de nuevas tecnologías y la incorporación de maquinarias modernas que permiten achicar costos y tener resguardada la producción en el campo.

LOS FRENTONES (Por Hipólito Ruiz; Fotos: Cesar Mendoza, enviados especiales).  El departamento Almirante Brown, es uno de los que más implantó algodón, basando sus principales lotes en Pampa del Infierno y Los Frentones.

 

“Buena semilla, cuidados intensivos de los lotes, cosecha con máquinas adecuadas, destrucción inmediata de rastrojo y rotación de cultivos, son elementos claves aparte del clima”, comentó a NORTE RURAL Jaime Parra, que junto a sus hijos Alejandro y Gonzalo, que integran la firma Parra Agropecuaria, de marcada tradición algodonera, contaron el proceso que llevan a cabo en materia algodonera.

ALGODÓN DE CALIDAD

En el predio ubicado en el corazón del departamento Almirante Brown, que tuvo en estos últimos doce meses un importante régimen de lluvias, Parra terminó de cosechar varios lotes de algodón que en total hacen más de 2 mil hectáreas, con rindes promedio de 4.000 kilos por hectárea.

NORTE RURAL fue invitado para presenciar la zafra del ultimo lote de unas 200 hectáreas el que en tan solo unas horas le demandó a la maquina John Deere para tener la producción ya en sus rollos, que fueron depositados en las cabeceras del predio, esperando para ser llevados a la desmotadora en los carretones o simplemente, esperar allí en el campo, por dos meses, para ser entregados luego.

“VUELVE EL PROTAGONISMO ALGODONERO”

Jaime Parra, que junto a su hermano Roberto encabezan la sociedad de la firma Parra Agropecuaria, tiene un optimismo que contagia en cuanto al futuro inmediato del algodón: “De la mano de la tecnología, y de la responsabilidad como productores, el Chaco va a volver a tener protagonismo algodonero, no tengo la menor duda”, dijo.

Sostiene Alejandro Parra, el ingeniero agrónomo de la empresa familiar, que es muy importante la semilla, su calidad y su valor, para ir pensando en un buen desarrollo del cultivo, con todos los recaudos que deben tomarse en cuanto a la cuestión sanitaria, los cuidados antes y durante la cosecha para terminar de manera inmediata con la destrucción de los rastrojos que estamos haciendo ahora”, señalo

En cuanto a la utilización de maquinaria moderna, Gonzalo Parra, explicó que a nueva cosechadora que empaqueta rollos con un film que lo protege de las del clima, “es una gran novedad para el productor”, dado que duplica la tarea que utiliza el canasto. Esta máquina puede ser operada por una sola persona, y eso implica mayor productividad y el producto, es decir el rollo de algodón compactado, le minimiza los riesgos al productor porque si viene una tormenta el algodón está protegido, y es muy diferente a dejarlo en planchas en los campos, y esto a pesar que es una inversión alta, al productor le genera buenos resultados y rápidamente puede recuperar esa inversión”, consideró.

UNA EMPRESA FAMILIAR

LOS FRENTONES  (Enviados especiales). Parra Agropecuaria es una empresa familiar que inició sus actividades hace casi 30 años en el Departamento Almirante Brown, con un predio de unas 30.000 hectáreas. La idea era generar una actividad netamente ganadera, pero con el correr de los años se transformó en agrícola. Es que en el año 1986 hubo un incendio forestal muy grande en la zona donde el fuego se llevó miles de hectáreas.

Alli, en el predio que era en principio para ganadería, se hicieron forestaciones de paraísos y cortinas de algarrobo,  y comenzó a desarrollarse la actividad agrícola, con la siembra de cultivos como algodón, soja y eventualmente girasol, además de maíz.

En el predio se puede observar precisamente las cortinas de especies autóctonas que siguen su desarrollo con sus renovales. “Hemos pensado en el medio ambiente, en la sustentabilidad y el efecto de los vientos se observa en nuestros lotes agrícolas”, comentó Jaime Parra.

 Parra ha crecido desde sus inicios en el negocio agropecuario. Hoy, dos generaciones están a cargo de la producción de carne, algodón y granos.