Temas de hoy: Caso Maira Benítez Sin colectivos Siniestro vial Sangriento enfrentamiento Canasta Básica de Alimentos
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/167639

México armó la trampa perfecta y aprovechó la debilidad de Alemania

México dio el batacazo de la primera fecha con el triunfo sobre el candidato y defensor de la corona Alemania por el Grupo F.

MOSCÚ, 17 (Reuters) - La selección de México armó el domingo la trampa perfecta para aprovechar la debilidad defensiva de Alemania, en un partido al que el campeón defensor llegaba confiado por su abrumador estatus de favorito para quedarse con el triunfo.

Hirving Lozano marcó a los 35 minutos el único gol del partido para darle al “Tri” una victoria que muchos ya sostienen es la más importante de su historia.

2018-06-17T184223Z_311189579_RC1C65368A80_RTRMADP_3_SOCCER-WORLDCUP-GER-MEX.JPG
MOSCÚ, 17 (Reuters) - Hirving Lozano, convertido en héroe del gran triunfo de los mexicanos al anotar un gol de jerarquía por la forma en que lo terminó.

El seleccionador de México, Juan Carlos Osorio, adormeció al elenco germano con una falsa sensación de seguridad al alinear a un solo delantero, Javier Hernández, y cederle la pelota.

Los alemanes tuvieron una posesión del balón del 60 por ciento durante todo el partido, pero no pudieron aprovechar esa ventaja para doblegar a la disciplinada defensa mexicana de cuatro hombres, que cada vez que podía alimentaba a Hirving Lozano, Carlos Vela y Hernández para hilvanar veloces contraataques.

Esa estrategia dejó a los defensores centrales de Alemania, Mats Hummels y Jerome Boateng, muy expuestos y sin relevos para cubrir los grandes espacios libres que dejaba el equipo.

Hummels y Boateng hacían agua cuando los mediocampistas Sami Khedira y Toni Kroos se iban al ataque, quedando solos para tratar de frenar a dos o incluso tres oponentes a la vez.

Alemania, que saltó al campo con la confianza de haber vencido a México en sus cinco partidos oficiales previos -incluyendo el 4-1 de la Copa Confederaciones del año pasado-, no tuvo respuesta para el planteo del “Tri” en la primera mitad y recién aumentó la intensidad de su juego tras el descanso.

Sin embargo, Alemania es la única responsable de su suerte, ya que las señales de alerta estaban allí tras los amistosos con los que cerró su preparación al Mundial.

Una derrota 2-1 ante Austria y una estrecha victoria por el mismo marcador sobre Arabia Saudita habían resaltado esa debilidad.

El entrenador Joachim LÃÂw ya le había dicho a sus jugadores que actuaciones como esas no los llevarían lejos en Rusia.

Pero por alguna razón no hizo caso de su propia advertencia, negándose a sustituir al ineficaz Mesut Ozil, quien a menudo perdió la posesión ante el combativo mediocampo mexicano, y manteniendo al veloz Marco Reus en el banquillo por una hora.

Para ese momento ya había poco que Reus, Mario Gomez y Julian Brandt, quienes también entraron en el complemento, pudieran hacer.

Los mexicanos tuvieron más de media docena de oportunidades para anotar y deberían haberse asegurado la victoria mucho antes de no ser por las opciones desperdiciadas.

Ahora, el triunfo deja al “Tri” comandando el Grupo F que completan Suecia y Corea del Sur, mientras que Alemania aparece en una posición inesperada e infrecuente: entre la espada y la pared.