Temas de hoy: Federal A Narcotráfico Superliga Argentina de Fútbol Transporte Maratón de Buenos Aires
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/167431

Suicidios, un problema de salud pública

El suicidio es un grave problema de salud pública, pues según la Organización Mundial de la Salud, es la segunda causa de defunción entre las personas de 15 a 29 años a nivel global. Por esa razón, el organismo internacional lanzó una campaña para prevenir este acto deliberado de quitarse la vida, a través del cual se remarca la necesidad de prestar mayor atención a las señales que pueda dar la persona que se encuentra en un estado de vulnerabilidad psíquica o emocional.

Expertos de la OMS explican que la prevalencia de los suicidios y los métodos utilizados varían de acuerdo con los diferentes países; y según el informe “Prevenir el suicidio. Un imperativo global”, publicado por el organismo, alrededor de 800 mil personas se suicidan cada año en el mundo, de los cuales el 75 por ciento de los casos se producen en los países de ingresos bajos y medianos. El mismo informe observa que se trata de un fenómeno complejo que ha atraído la atención de filósofos, teólogos, médicos, sociólogos y artistas a lo largo de los siglos. Según el filósofo francés Albert Camus (El Mito de Sísifo) es el único problema filosófico serio. En nuestro país el tema volvió a cobrar interés en los últimos días a raíz del fallecimiento de Inés Zorreguieta, de 33 años, hermana de Máxima, reina de Holanda.

Publicaciones de la Organización Mundial de la Salud destacan que investigaciones recientes indican que la prevención del suicidio, si bien es posible, comprende una serie de actividades que van desde la provisión de las mejores condiciones posibles para la educación de jóvenes y niños y el tratamiento eficaz de trastornos mentales, hasta el control medioambiental de los factores de riesgo. En ese sentido, los expertos del organismo internacional observan que la difusión apropiada de información y una campaña de sensibilización del problema son factores clave para el éxito de los programas de prevención en la que deben participar profesionales de la salud, educadores, organizaciones sociales, gobiernos, legisladores, comunicadores, funcionarios del sistema judicial, las familias y, por supuesto, el conjunto de la comunidad. Por otra parte, se señala que el suicidio nunca es el resultado de un solo factor o hecho. Debido a que, por lo general, lo causa una compleja interacción de muchos factores tales como enfermedad mental y física, abuso de sustancias, conflictos familiares e interpersonales y acontecimientos estresantes, es necesario que se comprenda que existen una variedad de factores que pueden llevar a una persona a adoptar tan drástica decisión. Un dato a tener en cuenta es que desde el punto de vista de la salud mental, los y las adolescentes poseen vulnerabilidades particulares por su etapa del desarrollo, y por eso es importante que la familia brinde contención en estos casos y de ser necesario busque ayuda profesional para abordar el tema.

El informe “Situación de la salud de los y las adolescentes en Argentina, elaborado por el Ministerio de Salud de la Nación con la colaboración de Unicef, revela que desde la década del 90 hasta estos días, la tasa de suicidios en jóvenes se triplicó en el país, pasando de 2,5 por cada 100 mil habitantes a 7,4 cada 100 mil. Se trata de un dato preocupante que merece más atención por parte de las autoridades de salud y de la comunidad en general.

Los expertos recomiendan estar atentos a los signos de alerta de las personas que se encuentran atravesando una etapa de crisis. Expresar pensamientos o intenciones de querer quitarse la vida, aislamiento, comportamiento impulsivo o agresivo, falta de motivación e interés por las cosas o la percepción negativa de sí mismo, pueden ser algunas de esas señales. En estos casos, se recomienda restringir el acceso a sustancias tóxicas y armas de fuego, no ignorar las amenazas de suicidio, ayudar a eliminar el abuso de alcohol y drogas y, lo que es más importante, buscar ayuda profesional especializada.