Temas de hoy: Festival de la Cerveza Artesanal River Campeón de América La Final del Siglo Restitución de restos Qom
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/166372

La cosecha de soja muestra un fuerte contraste

Rindes máximos de 4.000 kilos en zonas muy específicas y con lotes que directamente no se cosecharon con merma en cuanto a rendimientos, se estima que el rinde promedio se ubicará en 2.300 a 2.350 kilos en las 655.100 hectáreas sembradas.

CHARATA (Agencia) Si bien las últimas interrumpieron la cosecha de soja que registra un avance a la fecha cercano a la mitad de la superficie implantada, los números comienzan a reflejar el contraste que se evidenciaba previamente. Con rindes máximos de 40 quintales, en zonas muy específicas hacia el Norte de la región, y con lotes que directamente no se cosecharon con un degrade en cuanto a rendimientos, en general se estima que el rinde promedio se ubicará en 2.300 a 2.350 kilos en las 655.100 hectáreas sembradas en el Chaco. 

rural.jpg
Con un avance importante en la cosecha, se estima que el rinde promedio estará entre 2.300 a 2.350 kilos.

‘La cosecha de soja se inició en una forma prematura en la mayoría de los casos -si no es en todos-, dado que las condiciones climáticas del cierre de esta campaña han sido muy desfavorables, no hemos tenido las precipitaciones que esperábamos y la mayoría de los cultivos se han entregado de forma anticipada‘, reconoció el ingeniero Fernando Derwidue.

En cuanto a rindes, el profesional que trabaja en una empresa privada habla de ‘un abanico de resultados y rindes muy grande, diría que va en un degradé de norte a sur, con rendimientos muy buenos en la zona norte, otros nulos a cosecha cero en la zona sur de la provincia -siempre hablando de la zona centro-oeste- por lo tanto es una campaña sumamente heterogénea‘.

rural2.jpg

LOS NÚMEROS

El promedio, estará encaminado entre 2.300 a 2.350 kilos, esto teniendo en cuenta que se logró avanzar hasta un 60 por ciento y los primeros números de estimaciones que son de soja de segunda o soja de primera que sufrió mucho. Considerando, incluso lo que no se va a cosechar, esos son los números que prevalecerían.

Los máximos, estuvieron ubicados en la zona norte, aledaños a Pampa del Infierno, entre 38 a 40 quintales, con un promedio de 38, pero es una zona muy particular, muy específica, contrastando con la zona sur, que incluso ha tenido lotes sin cosechar.

En cuanto a lluvias, el ingeniero explicó que el factor fue determinante, ya que en algunos casos no han alcanzado los 200 milímetros, pero ‘en otros casos hemos tenido precipitaciones incluso mejores a las de la campaña pasada. Pero, asociado a esto hay otros factores‘. ‘Tenemos casos de lotes de soja de segunda sobre girasol, que ya está perdida, la cosecha va a ser cero; y hay lotes que se están cosechando en la zona norte, aledaña a Pampa del Infierno, donde las condiciones climáticas han sido muy buenas, son lotes de primera, donde hay rendimientos de más de 40 quintales‘, indicó, graficando el contraste que hubo en la provincia.

Continuando con los números, Derwidue reconoció que ‘hoy por hoy, los precios de los granos no llegan a compensar las pérdidas de producción porque han sido muy grandes en todo el país y muy dispar, y todavía resta por ver más de la mitad de la campaña porque se está moviendo y estamos en plena cosecha‘. 

rural3.jpg
El contraste, principal en la provincia se da en la zona de Pampa del Infierno, con un rinde de hasta 40 quintales y un promedio de 38 por hectárea.

OTROS CULTIVOS

Derwidue, señaló que si bien la cosecha de soja está bien avanzada, ‘creemos que la de maíz se nos va a adelantar más de lo previsto dadas las condiciones que vamos teniendo, desde el punto de vista climático‘. Mientras que para girasol ‘todas las precipitaciones que tengamos, desde esta fecha, en adelante comienzan a servir para acumular un perfil razonable para implantar un cultivo de girasol que básicamente su etapa inicial se hace en sustento de este perfil acumulado‘.

En cuanto al trigo o gramíneas de invierno, el ingeniero señaló que ‘por ahora, el perfil que tenemos es muy escaso para la implantación de cualquier cultivo, salvo en la zona oeste de Chaco o el este de Santiago del Estero, donde las precipitaciones de estas últimas fechas han sido abundantes, llegando incluso a más de 200 milímetros‘. Con el 55 por ciento de avance de cosecha, los números reflejan el contraste en los rindes.

 

Jorge García:“Seguimos relevando rindes importantes” 

La lluvia de los últimos días frenó el avance de la cosecha de soja en la provincia. Sin embargo, en algunos lugares continúa la zafra y al lunes pasado alcanzaba el 55 por ciento del total sembrado en el Chaco. Así lo aseguró a NORTE Rural el subsecretario de Agricultura, Jorge García quien destacó los rindes obtenidos hasta la fecha.

rural4.jpg
Jorge García, subsecretario de Agricultura del Ministerio de Producción del Chaco.

‘Sorpresivamente, con más de la mitad cosechada, seguimos relevando rindes importantes. Tenemos 2700 kilos de promedio‘, aseguró el funcionario provincial.

Sin embargo, Jorge García aclaró que cuando se termine de cosechar probablemente caiga el promedio, porque falta la soja de segunda que se sembró sobre el girasol y es la que va a tener problemas de calidad y rinde, entre otras cosas.

PROMEDIO SUPERIOR AL HISTÓRICO

‘La soja temprana y sobre todo la zona Oeste provincial nos está dando un promedio superior al histórico’, agregó. Es que la campaña pasada se hizo un promedio por encima de los 3000 kilos y fue considerado como ‘un año excepcional’, cuando el rinde histórico está entre los 2000 y 2200 kilogramos, en promedio.

VALOR AGREGADO

El desafío sigue siendo darle valor agregado a la soja. ‘Las megafábricas están todas en el cordón industrial rosarino y eso nos condiciona mucho. Acá hay pequeños emprendimientos, pero mientras estemos atados con el cupo de los biocombustibles no vamos a mover la aguja’, concluyó el subsecretario García.

 

Panorama nacional

Según el último informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la recolección de la oleaginosa llegó a cubrir el 66,7 por ciento de la superficie sembrada, y se mantiene la proyección de producción en 38/MTn. 

rural5.jpg

El clima húmedo frenó la cosecha en gran parte de la región agrícola. El impacto fue un importante frente de tormenta, importante no solo por la gran extensión de su cobertura sino también por el significativo volumen de agua que descargó en poco tiempo.

Estas precipitaciones demoraron la cosecha, dejando más de 5,7 MHa expuestas al impacto negativo de la prolongada humedad ambiental y las elevadas temperaturas.

Bajo este escenario, es muy probable que una vez que se reactive la cosecha y comprendamos con mayor claridad las pérdidas en producción, debamos ajustar nuestra proyección nacional para la campaña en curso, que hasta ahora se mantiene en 38 millones de toneladas.

Durante los últimos días, varias zonas del centro y sur del área agrícola informaron problemas de brotado y manchado del grano.