Temas de hoy: Federal A Octubre Rosa Energía Eólica Caso Yanina Sequeira Mauricio Macri
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/165522

Acompañados en libertad

“Yo soy mi propiedad privada, para compartir-me de vez en cuando con vos en el disfrute de este caminar juntos”. La reina de Inglaterra

Corría el año 1970, cuando ir al cine era realmente una sensación extraordinaria, no existía internet, que hoy nos permite ver en poco tiempo una película de estreno. Ellos recién casados, jóvenes e inexpertos en temas del amor, suelen suceder estas cosas. Listos para el comienzo de la película, abrieron sus chocolates ‘Aero’, comerse uno de esos era como estar en el paraíso mismo. Con las luces todavía prendidas ella lo miraba; embelesada por el hombre que tenía a su lado, era muy atractivo de verdad. Pero él no le correspondía con la mirada, todo el tiempo ‘parecía’ enfocarse en dos señoritas de una butaca más adelante, casi sin darle artículo a su esposa.

Las preguntas en su cabeza le retumbaban, ¡las está mirando!, ¿qué tienen ellas que no tenga yo?, ¡está hipnotizado!, ¿qué será que le gusta? En el transcurso de la película, no le dirigió palabra, casi en la mitad, se levantó como yéndose al baño, dirigiéndose directamente a su hogar, quedando éste en un total desplante. Él notó su enojo, pero se aguantó de no seguirla, no le daría el gusto, en realidad no sabía a adónde fue, ni qué le pasó. Cuando todo terminó, la buscó afuera, en el baño… y nada. Ya entrado a la casa, abrió la puerta de su dormitorio, ella lo observaba, cubierta casi por completo bajo las sábanas, se acerca a la cama y le dice:

¿Quién te pensás que sos?, ¿la reina de Inglaterra?

BAJO CONTROL

Me acuerdo que tenía un novio, que era súper celoso, hasta sin amigos quedé debido a sus prohibiciones de que fulana no le gustaba, del que el mengano seguro que quería tener algo conmigo, de que ojo con mi jefe que me estaba tirando los perros. Se me vienen las siguientes sensaciones al recordarlo: aprisionar, sentir peso en la espalda o en el pecho en algunos casos, corazón a punto de estallar, falta el aire, caminar recto y en todo caso solo mirarlo a él que iba conmigo, para que no crea que miro a otros, ansiedad, control, incomodidad, falta de respeto, peleas. Terminé sola, sin él, sin amigos. Empecé a construir una nueva vida sobre la idea de lo que quería desde ese momento para mí. Fue un gran aprendizaje. Agradezco haberlo conocido porque a partir de esa experiencia sé lo que deseo hoy.

FOTO BUCHONA

Una vez una amiga me dijo: ¡Che! Te vi con ‘la fulanita’ en una foto, ¿por qué no me avisaste? Yo también quería salir con ustedes, se ve que la pasaron bien ¿eh? ¡Se fueron sin mí!

ESCÁNDALO EN PUERTA

-El día que nevó en Buenos Aires, bajé a recibir a mis hijas, que eran traídas por la madre. Cuando abrí la puerta y vi todo nevado, los autos, la calle, incluidas las cabezas de ellas, me reí. Cuando subí al departamento, me comí un reto de mi pareja actual: ¿Porqué ‘te reís’ con tu ex mujer?... ¿qué era tan gracioso?

CONVERSACIÓN ENTRE DOS AMIGOS

- La pollera que le regalé a mi novia, le queda increíble.

- ¡Ah mirá vos!, y ¿es muy corta? - Maso, eso sí, ella sabe que sólo la puede usar cuando sale conmigo. Los celos son inventados por la persona que se cree ‘menos’, que se siente incapaz de poder brindar al otro ‘eso’ que supone que un tercero puede hacerlo mejor.

Inseguridades propias, baja autoestima, necesidad de ser el centro de atención, sentir aprobación constante, demandar cariño, descalificar al que celan, manipulación, son los rasgos característicos de los celadores, que a simple vista, parecen poderosos, pero no lo son. Historias sin fin, llenas de preguntas que una vez respondidas con la verdad, vuelven a ser repreguntadas sobre las mismas respuestas, tejidas de un frondoso imaginario que nunca se materializará. Sufrimientos que ambas partes experimentan, quiebres constantes, algún que otro grito o silencio eterno en forma de castigo. Formas de ejercer el control sobre el otro, ‘en nombre del amor’, competir por miedo a ser abandonado.

LO QUE DICE Y HACE LA GENTE

Es un nivel elevado de cariño, ‘de querer’ a la otra persona.

Es la forma de demostrar mi amor. Lo que yo hago es: revisar bolsillos, abrir portafolios y carteras, revisar las sábanas, cuellos de las camisas, mirar el celular, pasar por su casa a cualquier hora para ver si está y con quién, ‘sacarle’ las contraseñas de su mail, teléfono, Facebook, instalarle aplicaciones que me digan dónde está, abrirle la correspondencia, revolver cartas y recuerdos del pasado. Llamar a cada rato cuando se reúne con sus amigos para ‘saber si es que está con ellos’, para escuchar qué se ‘oye’ de fondo.

Ir hasta el lugar donde dice estar. El juego de la seducción puede incluir una pizca de celos, como condimento extra para divertirnos, para reírnos de nosotros mismos y con el otro, pero hasta ahí, que forme parte de un recreo de 5 minutos, y no de una vida entera, creando un círculo enredado, lleno de sufrimiento. Amo estar acompañada de gente que me aprecia, me valora, abrazados, tomados de la mano, pero siempre con la libertad de irme y hacer lo que deseo en cualquier momento, sin ningún reproche; como así los demás conmigo.

Corina Schaefer- Coach

La Vida es un Cuento