Temas de hoy: Federal A Octubre Rosa Energía Eólica Caso Yanina Sequeira Mauricio Macri
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/164881
Hipólito Ruiz
Por: Hipólito Ruiz

El criterio federal otra vez en juego

No es un tema menor que en pocos días más, se haga el primer llamado a licitación para obras viales en el país, bajo el programa de Participación Público-Privada (PPP).

Como se trata de un esquema de obras públicas en el cual el 70% del financiamiento de las obras lo pone el Estado Nacional, los gobernadores temen que el mayor volumen de esas obras tan necesarias para la infraestructura, y generadoras de mano de obra, queden en su mayoría en las denominadas “provincias ricas”. Pero, ¿Cómo se consigue conquistar el corazón de los que tienen el papel y la lapicera en Buenos Aires para que provincias como Chaco puedan recibir este tipo de obras?. Sabido es que tenemos índices que preocupan pero que, al estar de la producción primaria, podemos revertir esta situación con la ayuda de obras de infraestructura que achiquen distancias por ejemplo con el tema fletes, y otras como caminos, rutas, ferrocarril.

Alargar la sábana

Los gobernadores –dice el diario La Nación- siguen de cerca cómo es la distribución y qué distritos ganan y cuáles no con las obras que la Nación licitará a través del programa de Participación Público-Privada (PPP). Por una cuestión obvia de rentabilidad, los distritos centrales llevan la delantera en la adjudicación de los trabajos. El pedido de las provincias es que, en este mecanismo de financiamiento en el que el Estado pone el 70% de los fondos, "se priorice el criterio federal".

En el Ministerio del Interior, reconocen que el déficit de infraestructura es "tan grande" que "se debe echar mano a cuanta herramienta exista para seguir achicando esa brecha, según el rotativo porteño. El senador cordobés Carlos Caserio (Unión por Córdoba) explicó que "se buscará evitar arbitrariedades; que el reparto sea equitativo en función de las necesidades reales del país". En plena discusión por el pacto fiscal, los gobernadores plantearon que había una reducción de la cantidad de obras públicas asignadas a las provincias con el argumento de que parte de lo que les toque vendría con los PPP. "Y no llega ni por un lado ni por el otro", advirtió un ministro tucumano. Este año, el mayor peso de la obra pública recae sobre el sistema de PPP; el presupuesto incluye 52 iniciativas por US$21.000 millones. De ese importe global, Buenos Aires es la provincia más beneficiada para hospitales (serán seis; en el interior solo hay previsto uno para Neuquén) y cárceles (tres unidades). Se trata de proyectos más complicados porque su operación y gestión son más sofisticados que, por ejemplo, rutas o tendidos eléctricos.

Las prioridades

La posición de los gobernadores con el PPP es similar a la que tienen con el Plan Belgrano, que apunta a revitalizar el norte del país y que también tiene proyectos por PPP. Hay reclamos porque entienden que existen "favoritismos" y que el desarrollo no es "armónico", según coincidieron distintas fuentes. Catamarca, Tucumán y La Rioja señalan que están rezagadas, por ejemplo, frente a Jujuy y Salta. Eduardo Koch, experto en PPP del estudio Nicholson y Cano, advirtió que "en general siempre el sistema empieza con autopistas en áreas rentables y no con infraestructura social. Es que primero hay que atraer a los inversores, demostrarles que hay condiciones de seguridad jurídica y capacidad de repago. Si la propuesta es una obra donde el flujo de recursos es bajo, los bancos exigirán a los empresarios un tasa de retorno muy alta o directamente no les prestarán". El próximo 20 de este mes se abrirán las ofertas para la primera parte de la red de Autopistas y Rutas Seguras, que prevé una inversión de US$6000 millones en los primeros cuatro años del proyecto. Las obras claves están en las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Mendoza, Córdoba y Santa Fe.

Voces chaqueñas

En el marco de este esquema de obras que se presentan, las voces chaqueñas también se hacen sentir. Carlos Kuzmak, dirigente de Fechasoru, sostiene que los gobernadores tienen razón.Las provincias más pobres, no son rentables. Lo demuestra el mapa de rutas que están programadas, y los lugares donde están programados los hospitales, cárcel, y otras. Para las provincias pobres o las provincias del norte la inversión tendría que ser directa, por qué si le piden a los gobernadores el 30 por ciento, también estamos complicados cuando lo tienen gastado en sueldos, dice. Deberíamos –dice el dirigente según una nota difundida por sitio Agroperfiles- pedir que las obras de infraestructura, vinculadas a desarrollo productivo de la provincia, se hagan en forma directa desde la Nación. Por ejemplo las obras de manejo de agua, que todos los años afecta por exceso o faltante a la mayor parte productiva de nuestra provincia. Quizás no sean rentable, para los inversores privados, pero si lo son para la provincia y la nación desarrollar el potencial productivo de estas zonas y por supuesto para los que viven en la zona.

En tanto, para el productor agrícola-ganadero Miguel Rodriguez, las provincias tienen como función generar un ámbito adecuado para que las empresas, ya sean privadas, estatales o bajo el sistema publico-privado puedan desarrollar su actividad y generar renta positiva. Todas las provincias tienen recursos naturales que pueden generar negocio. Pero lo que la hace atractiva para la inversión es que tenga infraestructura ( red vial, ferrocarril, vias navegables, red eléctrica, comunicaciones, servicios confiables como Educación, justicia, seguridad, salud). Para el productor agrícola Dario Poliszuk, “mientras tengamos las retenciones y la corresponsabilidad gremial tan elevadas, nada resultara atractivo en inversión productiva”.

Sostiene que así en estas condiciones-ante la enorme presión fiscal- nada es rentable (sector agropecuario y forestal y servicio relacionados con el sector primario), indicando que en el Chaco y Formosa, estamos tan mal, que ni mano de obra hay”.

¿Y nosotros?

Dias atrás, el Senado de la Nación constituyó la Comisión de Economías Regionales, Economía Social y PYMES. La presidenta será la salteña Fiore Viñuales y la vicepresidenta la sanjuanina López Valverde. La comisión además, será integrada por los senadores: Ana Almirón (Corrientes), José Alperovich (Tucumán), Olga Brizuela y Doria (La Rioja), Alfredo De Angeli (Entre Ríos), Norma Durango (La Pampa), Silvina García Larraburu (Río Negro), Silvia Giacoppo (Jujuy), Dalmacio Mera (Catamarca), María Magdalena Odarda (Rio Negro), Omar Ángel Perotti (Santa Fe), Blanca Porcel de Riccobelli (Santiago del Estero), María de los Ángeles Sacnun (Santa Fe), Humberto Schiavoni (Misiones), Magdalena Solari Quintana (Misiones) y Pamela Verasay (Mendoza). Como podemos ver, no tenemos ningún senador de Chaco en esta importante comisión para nuestra zona.