Temas de hoy: Tiroteo en Texas FMI Lluvia en Resistencia Lavado de activos I Rusia 2018
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/162385
Eduardo López
Por: Eduardo López

Festival de Cosquín: el Chaco en deuda

Anoche culminó la 58ª edición del Festival Nacional del Folclore de Cosquín, el más argentino de los festivales con la impecable cobertura para NORTE del quitilipense Pedro Solans, director del diario de Carlos Paz. Los que pudimos seguirlo por televisión vivimos las mismas emociones que los presentes y recordamos con nostalgia, que en muchos años los chaqueños estuvimos muy ligados al Festival, casi desde sus comienzos en 1961, tanto que en 1964 la provincia con su delegación vivió momentos gloriosos con el premio consagración para Luis Landriscina y Jovita Díaz y una delegación que se ganó las más grandes ovaciones de la plaza.

Después y en sucesivas ediciones el Chaco volvió a arrancar aplausos y a consagrar a sus artistas, máxime cuando se sumó el Pre Cosquín. Hubo delegaciones y noches memorables que contrastaron con este presente, en el que el Chaco estuvo, de hecho, casi ausente. Sin bien una delegación participó en el Pre Cosquín logrando calificar a siete finalistas, sólo uno de ellos mereció una mención y ninguno participó del Festival mayor. Tampoco existió una delegación oficial como sí lo hicieron otras provincias como Misiones, La Rioja, Santiago del Estero, Jujuy, Salta, Tierra del Fuego, Entre Ríos, Santa Fe, Río Negro, San Luis, San Juan. Algo que llama la atención, sobre todo ahora que se quiere promover el turismo y promocionar el Parque de La Fidelidad.

Sin embargo el Chaco no estuvo del todo ausente, porque Jairo y Baglieto conmovieron a todos con “Antiguos dueños de las flechas” y varios interpretaron el Cosechero (“Barranqueras ya se ve”) y por otras vías llegaron al escenario Lucas Segovia acompañando a Joselo Schuap en el homenaje a Jorge Cafrune y Charo Bogarín con sus interpretaciones.

Noches de gloria

Pero no siempre fue así, hubo veladas consagratorias en las que los chaqueños fueron protagonistas. La noche del 28 de enero de 1964, en la cuarta edición del festival, la Delegación Provincial del Chaco se consagró con la presentación de “La Bailanta”, cuadro costumbrista con escenas de juegos de taba, pero sobre todo bailes de chamamé con trajes y música. La delegación estuvo integrada por Juan Pedemonte (delegado), Héctor Daniel Rastellini (representante oficial), Luis Landriscina (recitador cuentista), Marcial Suárez (solista de canto y guitarra), Jovita Díaz (cancionista), Oscar Miranda, Carlos Calabroni, Juan Romero, Ertivio Acosta, Catalino Insaurralde, Luis Aguirre, Néstor Portillo, Ernesto Balbuena, Omar de León, Alberto Pérez, Ángel Amarilla, Adrián Quiroz, Graciela Bravo, Graciela González, Beatriz Río Sosa, Virginia Argarañaz, Yolanda Cabrera, Ana María Lucas, Libertad Ramos, Eva Valussi, Irma Valussi (bailarines); Jovino Canteros, Mario Quiroz, Eduardo Brancano, Oscar Cerrutti, Julio Nuevo, Carlos Cáceres, Héctor Carballo y Juan Ocampo. Landriscina y Jovita Díaz fueron revelación. El 28 de enero de 1984, veinte años después, se les rindió un homenaje en el Festival de ese año.

Apenas tres años después, en 1967, Albino Rojas Martínez “El Soldado Chamamé” ganó en el rubro revelación en Cosquín, apadrinado por Luis Landriscina y Jorge Cafrune, que se lo llevó de gira por el país.

El 16 de enero de 1986 el Chaco alcanzó un doble galardón primero en el Pre Cosquín. Zitto Segovia fue ganador absoluto como solista de canto y la canción que interpretó, “El varón que ya no existe” de Raúl Cerruti y Marta Quiles, logró la máxima recompensa como tema inédito. También fueron distinguidos con menciones especiales el cuarteto “Chacoamérica” y el solista Jorge Díaz de Villa Ángela. Diez días después, el domingo 26, en el cierre del Festival Nacional del Folclore Zitto fue consagrado con el premio “Revelación 1986”. Dos años después, en 1988, otra vez vibró la plaza coscoína con la Cantata Chaqueña de Cerrutti y Quiles e interpretada por Zitto como solista, con la participación del Cuarteto Martín Fierro y Chaco Gualamba y la dirección del maestro Alfio Gusberti. Esa vez la plaza se puso de pie para ovacionar a los chaqueños, como 24 años antes con Landriscina y Jovita.

En la medianoche del 23 de enero de 1995 la delegación del Chaco vivió una noche histórica, así calificada por su conductor, Julio Márbiz. Esa noche actuaron el Coro Toba Cheelalapi, el Grupo de Danzas Wichí Up-Pa y Chaco Gualamba presentado por Luis Landriscina y un acompañante sorpresa, el cantante Jairo, quien cantó con los chaqueños “Antiguos dueños de las flechas”.

El 23 de enero de 2007 se presentó el dúo Tonolec, integrado por Charo Bogarín y Diego Pérez, con la novedad de la fusión electrónica qom y con el acompañamiento del Coro Toba Chelalapi y se constituyeron en la mayor sorpresa de la noche.

En el cincuentenario

El 22 de enero de 2010, en el cincuentenario del Festival, la delegación oficial presentó la obra “Chaco, leyenda ancestral”. Se transmitió por Canal 7 de Buenos Aires a todo el país. Participaron 45 jóvenes, 12 músicos y 30 bailarines. Los autores fueron Germán Kalber (música) y Diego Brandan (letra). La dirección y coordinación fue de Gladis Gómez y la coordinadora, Claudia Cerrutti. Intervino Alfredo Norniella, presentador oficial. Se sumó una delegación de las históricas presentaciones en los años 1964-65 y la reaparición, acompañando a la delegación, de Luis Landriscina. Tuvo la participación de los músicos Gérman Kalber, Miguel Tayara, Carolina Miño, Patricio Hermosilla, Juan Carlos Moora, Rodolfo Gómez, Diego Brandán, Gustavo Martínez, Ricardo Gómez, Lucas Monzón, Marcos Monsalvo, Diego Kalbermatter y Fernando Bordón.

El 21 de enero de 2011 en el acto de apertura del 51º Festival el Coro Toba Cheelalapi cantó el himno nacional argentino en qom ante la multitud. Fue la primera vez que se presentó a nivel nacional la canción patria en esa lengua. Antes lo había hecho en Resistencia en los actos del bicentenario (mayo de 2010) y en la presentación de un coro bilingüe en Resistencia.

En el 2007 Fibra Litoral se lanzó a competir en el circuito de espectáculos Callejeros de Cosquín obteniendo el premio revelación de ese año. Dos años después redobló la apuesta y compitió en las peñas de Cosquín obteniendo también la revelación. A principios del 2011 fue convocado para representar a la Provincia en la Delegación Oficial del Chaco, repitiéndose en 2012 presentando el espectáculo Chaco También.

También el Pre Cosquín

Chaco también tuvo actuaciones descollantes en el Pre Cosquín, aquí algunas. En 1989 el conjunto instrumental Khorus y el solista de Malambo José Zabala ganaron su rubro. Khorus estuvo integrado por Carlos Olivera, Pin Figueroa, Alejandro Ruiz, Rubén Sosa, Johnny Berh, Luis Mariscotti y Luis Acuña.

En el 2000, por primera vez Chaco alcanzó cuatro primeros premios en la final. El Grupo Raíces de Villa Ángela logró esa distinción en conjunto instrumental; la pareja de baile estilizado Gabriela Ávalos Wálter Bogado de Barranqueras; y el bailarín Ariel Andrada en malambo norteño, aunque en este caso compitió por la subsede de Pirané (Formosa). Todos actuaron luego en el festival mayor.

En 2005 Chaco ganó el primer premio a la canción inédita. Fue “Hermano Zorzal”, con letra y música de Pili Verón, de La Verde, interpretada por Melisa López y acompañada por Claudio Romero, Diky Gómez y Patricio Hermosilla. La canción fue interpretada luego durante el Festival Mayor.

En 2006 José Ángel Aranda ganó como solista vocal masculino al cantar en medio de una copiosa lluvia “Carta de seda y flor” de Marta Quiles y Zitto Segovia. El jurado estuvo encabezado por Suma Paz y Mario Díaz. Aranda actuó luego en la séptima luna del Festival Mayor.

En 2007 Chaco ganó tres importantes premios: El ballet folclórico Amanauta dirigido por Gabriela Ávalos; el narrador costumbrista Alberto Chamorro “El Revi” y el locutor Marcelo Germán Insaurralde y pasaron a integrar la grilla del Festival Nacional.

En 2013 ganaron la final el recitador de Sáenz Peña Gastón Bordón y la pareja de baile tradicional de Cristian y Jessica Mussin. Ambos se presentaron en el escenario del Festival Nacional. Además la directora del Ballet “Bagual Fuentes” de Fontana, Andrea Fernández, fue premiada como mejor coreógrafa del Pre Cosquín. Ibarrola, de Pampa del Infierno y Mussin de Resistencia brillaron en la primera noche del Cosquín mayor, en la que fueron ovacionados.

En 2014 el Pre Cosquín consagró tres ganadores chaqueños: en conjunto de danza al Ballet Bagual Fuentes de Fontana; a Hugo Banegas de FM Cordial de Las Breñas, como locutor y a María Victoria Ojeda como Mejor Bailarina en Pareja de Baile Tradicional. Los tres se presentaron en el Festival mayor.

En 2015 Chaco se llevó cuatro premios: en dúos vocales el jurado consagró a Humberto Falcón y Fernanda Dupuy, quienes también llegaron a la final en tema inédito, con “Paloma mía” de Lino Mancuello y Cayé Gauna, aunque no ganaron. También ganaron Nilda Alegre, recitadora de Castelli; José Meana, locutor de Presidencia de la Plaza y Javier González, solista instrumental de Sáenz Peña.

A lo largo de todos estos años, hubo nombres chaqueños como la locutora breñense Maia Sasovsky, José Ángel Aranda, Melisa López, Khorus, Tonolec, Coqui Ortiz, Humberto Falcón, María Fernanda Dupuy, Trimaral, otros locutores, bailarines, cantantes, narradores, cuentistas y tantos más que escapan a la memoria se sumaron a esta lista interminable. Por eso extrañó que este año, como el año pasado 2017, haya habido una ausencia total, al menos en la grilla oficial.

Se puede comprender que se dé más relevancia a festivales cercanos como los de Tirol o Corrientes o a los carnavales que se avecinan, pero no se puede desconocer lo que representa y representó Cosquín, cuando hasta hace muy poco se han hecho esfuerzos importantes. Como no se ha informado nada hasta ahora uno puede suponer que se debe a la falta de fondos, quizás en merma por los agotadores gastos de la reciente campaña electoral tanto a nivel provincial como municipal, porque se supone que no es por desidia y negligencia, máxime habiendo conformado la delegación oficial. Lo concreto es que el Chaco se ha olvidado de Cosquín, un Cosquín al que le debe mucho.