Temas de hoy: Federal A Narcotráfico Superliga Argentina de Fútbol Transporte Maratón de Buenos Aires
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/161789

Camino a la nada: infraestructuras carísimas bajo la arena en Dubai

   Al desierto no le importan las ansias de modernización ni cuánto oro se invierta en ello. Para comprobarlo, nada mejor que ver las fotos que el fotógrafo polaco Irenaeus Herok tomó en las afueras de Dubái. Las imágenes exponen la forma en que la arena se devora obras de millones y de miles de millones de dólares minuto a minuto, sin que la lucha de los responsables del mantenimiento logre marcar la diferencia.

   Dubai, 11 (AFP) – Paradójicamente, esto sucede en un país que ha incorporado a su exportación más tradicional, la petrolífera, una relativamente novedosa, la arena. La lucha contra la arena hasta ahora se viene perdiendo, pero la lucha por la arena está completamente abierta.    

 

Contra la arena, por la arena

   Es que la arena del desierto se ha convertido en una nueva fábrica de dinero en Dubai. Los beneficios de su comercialización provocaron la multiplicación de empresas dedicadas a la exportación de arena, el interés de grandes potencias como EEUU y la aparición de un negocio que la monarquía no estaría pudiendo controlar hasta el momento.

   Es que las empresas exportadoras obtienen la arena a partir de grupos de saqueadores especializados de este recurso, que es muy escaso a nivel internacional. El científico de Naciones Unidas para el Ambiente (DEWA) Pascal Peduzzi, dijo que lo primero que sorprende al llegar a un lugar como Dubai es que la gente ha empezado a pelearse por la arena. “Llevo 20 años aquí y no había visto algo igual. Es sorprendente”.

 

   Como material de construcción, la arena fue siempre un valor seguro. Al día de hoy, sigue siendo un recurso básico para constructores de todo el mundo. Con el auge global de la construcción, la demanda de arena se disparó, al punto que es el recurso más utilizado en el mundo, después del agua.

   Además de la construcción, la arena es imprescindible en filtros de piscinas, fundición de metales, pozos de petróleo, pantallas de smartphones y hasta pasta de dientes. Uno de los grandes importadores de arena es China, que sólo en cuatro años compró más arena que EEUU en un siglo.

   Así, en Dubai se ha generado una feroz lucha por controlar algo que parece incontrolable. También la India se ha convertido en uno de los grandes importadores de arena desde Dubai. La lucha por la arena del desierto ha comenzado y no parece que vaya a detenerse. Excepto que la arena termine de sepultar las rutas por donde la transportan…