Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/161359

Morales y los goles del jefe

Con voz firme, ejerciendo una autoridad superlativa, el gerente de la empresa con sede central en Resistencia, avisa: “Hoy, Morales, a las 18, tenemos fútbol”... Pero señor —respondió el empleado de ordenanza— como tenía la tarde libre, a esa hora programé llevar a los chicos al parque. “Dije a las 18! le respondió. Hable con García, para que le dé instrucciones”.

García, sin titubeos, le explica a Morales, un muchachito del interior chaqueño, delgado, de poca experiencia, lo que tenía que hacer: “Juntá 7, más uno para suplente de la otra oficina, ellos ya saben el mecanismo. Seis menos veinte todos en la canchita, camiseta por dentro del pantalón”, ordenó.

camion.jpg

El experimentado García le hacía una acotación al joven Morales: “El equipo del jefe gana siempre, y ojo que no lo vayan a dejar hacer goles”. Así, comienza el partido y hay fotógrafos que cubren el partido. El jefe convierte dos goles y va por el tercero, de penal. El arquero, cuando sale el disparo, simula un resbalón y queda descolocado: es gol.

Los festejos siguen porque se ha previsto una cena del equipo campeón. Gerez, el arquero del equipo perdedor, que cumplía funciones de maestranza, le dice al oído a Morales. “Hoy hay bolsa... Esperame en la estación de servicio que una parte es tuya”. El joven muchachito del interior no entendía nada, pero sí sabía que iban tres meses sin cobrar su sueldo y que en su casa —un vagón abandonado de tren— lo esperaban sus dos hijitos, al cuidado de una vecina, porque era separado.

“La bolsa”, era efectivamente eso: mercancías para toda la semana, que el arquero ya tenía la orden de retirar del mercadito que era propiedad de un familiar del gerente. (sic) La historia es verídica, y ocurrió durante los primeros años de la década del 80. Hoy, “Morales”, es un dirigente sindical que se va consolidando paso a paso.

Obras, son amores

En la mañana del 28 de diciembre, varios lectores de NORTE de distintos puntos de la provincia preguntaban a quien escribe esta columna acerca de que la ruta nacional 16, en su tramo desde Sáenz Peña a Salta será autopista si el título de tapa de un diario de Santiago del Estero era verdad o alusivo a la hecha del día de los inocentes. Es que, la pregunta del millón es que si a pasos tan lentos, no se puede completar el tramo de la muerte que constituye Sáenz Peña-Makallé de la misma ruta, con un promedio de 3.500 vehículos diarios que lo transitan, y con una calzada angosta y sin banquina, se puede pensar que es verdad que harán autopista hacia el Oeste en una ruta recientemente repavimentada y con dos metros asfaltados de banquina desde Sáenz Peña a Río Muerto.

Le consultamos al senador Angel Rozas, a Víctor Zimmermann (Plan Belgrano) y a la diputada Analía Rach Quiroga (esta última no respondió) y los dos primeros coincidieron en que se encuentra incluido en el Presupuesto 2018, en planilla anexa.

Rozas aseguró que la obra comenzará en los primeros meses de 2018, lo que hará es transformar en autopista la ruta entre Sáenz Peña (Chaco) y Salta, con una inversión total de 1.547,4 millones de pesos, iniciándose en el límite entre Chaco y Santiago del Estero. Así, hay varias secciones proyectadas: desde el límite entre Chaco y Santiago del Estero hasta El Caburé (414 millones de pesos); entre El Caburé y Monte Quemado (324 millones); entre Monte Quemado y el límite Chaco-Santiago del Estero (258 millones); entre El Quebrachal y El Tunal, en Salta (225 millones) y entre El Tunal y la intersección con la Ruta Nacional 9/34 en Salta (326,3 millones).

Lo importante es que la obra se hará, pero deja mensajes muy claros que habrá que saber leer entrelíneas: por esa carretera, seguramente, bajará toda la producción del NOA (Salta-Jujuy) que engrosará lo que ya aportaría el Belgrano Cargas, que se retomará en febrero. Y la segunda lectura: si ya se descartó de obras de envergadura el ramal C-3 Avia Terai-Barranqueras (salvo arreglos menores) y el propio ministro de Transporte Guillermo Dietrich quien dijo en Sáenz Peña que la obra de autovía desde Sáenz Peña a Makallé se hará en tramos, quedando para la última etapa el Sáenz Peña-Plaza, ¿quedan divididos dos Chaco en uno?