Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/160449

Testigo clave en juicio a Los Monos, se ausentó para venir a trabajar al Chaco

La tercera semana del juicio a Los Monos comenzó con una mayoría de ausencias de testigos y trabas procesales. Es que los abogados de los acusados insistieron con su estrategia de dilatar las audiencias, al rechazar que, en esta etapa en la que se juzga el delito de haber conformado una asociación ilícita, declarasen testigos de los cinco asesinatos vinculados como represalia al homicidio de Claudio "Pájaro" Cantero que se juzgarán a partir de febrero. El que habría sido clave para desarticular la banda, no se presentó porque debía “hacer un trabajo de electricidad en el Chaco”.

Resolver esta cuestión implicó algunas horas de demora. El punto central era la objeción a que declarara la secretaria del juez instructor Juan Carlos Vienna, hoy jueza civil, quien ofreció hacerlo por escrito y el tribunal lo terminó permitiendo. Pero no fue el principal escollo: la mayoría de los testigos citados ayer no concurrió al tribunal. Todos tenían algún tema personal, o directamente no fueron hallados. 

los monos.jpg

Tras las primeras objeciones, la primera testigo en declarar fue la empleada policial Jorgelina Llopard, de la delegación Tribunales, encargada en 2013 de entregar notificaciones judiciales a las personas citadas por el juez Vienna en la causa que ahora está en juicio.

La mujer frenó su relato al describir la casa de una de las personas citadas en el marco de la investigación. El frente del domicilio, según comentó, estaba en un barrio de viviendas comunes, pero llamaba la atención porque tenía "la puerta de ingreso con un vidrio de blindex con un impacto de arma de fuego".

No se presentó y vino a la provincia

Ese testigo fue llevado por la Justicia a declarar como testigo, ya que dijo no tener movilidad propia ni tener recursos para poder dirigirse a ese punto de la ciudad. Sin embargo, esa persona tampoco concurrió este lunes. Según lo expresado por un familiar de él ante la notificación, "se fue a hacer un trabajo de electricidad a Chaco, y su empleador dijo que no usa celular". Los fiscales y los defensores pidieron que vuelva a ser citado.

El testigo es un presunto adicto a los estupefacientes. Fue uno de los que dio detalles sobre cómo funcionaba Los Monos. En la etapa de instrucción del juicio, dijo que le ofrecieron trabajar para la banda y, al negarse, sufrió un tiro en una pierna.

Sin embargo, la empleada policial Llopard no pudo seguir con su relato. El fiscal Luis Schiappa Pietra accedió a postergar esta declaración junto a otras para febrero, en la siguiente etapa del juicio. Durante el verano, se debatirán los crímenes cometidos en 2013 de Lourdes Cantero, una nena de 14 años; el de Diego Demarre; y el triple crimen de Marcelo Alomar, Nahuel César y Norma César, otro atentado con marcas de venganza del 28 de mayo de 2013.