Temas de hoy: Bolivia Federal A Juicio por jurados Elecciones Chaco 2019 Caso Lorena Romero
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/160408
Guillermo Koster
Por: Guillermo Koster
Marcelo Repetto asumió ayer y sintetizó a NORTE Rural los desafíos para con el sector

“Trabajo en el territorio generando valor en origen y líneas de créditos flexibles”, propuestas del nuevo ministro de Producción

Hasta él mismo se sorprendió ante la convocatoria del gobernador Oscar Peppo. El conocimiento de la función pública y de los distintos actores jugó a su favor para esta designación, más allá del perfil político que buscaba el mandatario provincial para el nuevo ministro de Producción. Marcelo Repetto ya fue titular de la cartera entre marzo y diciembre de 2015, en el último tramo de la gestión Capitanich. Desde ayer, vuelve a ocupar el sillón de una provincia que, como él mismo parafrasea, “cuando anda bien el campo, andan bien los pueblos”.

Foto: Fabián Maldonado

Dedicado a la actividad ganadera y a la dirigencia ruralista en el último tiempo, este nuevo período lo encuentra a Repetto con más experiencia y con acabado conocimiento del entramado de un enorme Ministerio que llega a todos los rincones de la provincia. Por eso, el desafío está planteado: mayor presencia en el territorio, generando valor en origen y líneas créditos flexibles para el sector productivo, serán prioridades en estos dos años de gestión que quedan por delante.

“Me tomó por sorpresa la convocatoria de Domingo Peppo, pero con un enorme desafío por delante. Considero que tengo el perfil político que necesita el gobernador, ya que planteó en estos dos años de gestión una presencia importante en el territorio y articular con todos los intendentes de la provincia”, confirmó a NORTE Rural. Minutos antes de asumir formalmente en el cargo, Repetto se acercó hasta la Redacción de este diario donde abordó tema por tema las cuestiones productivas, definió un Ministerio de puertas abiertas y una apuesta permanente al diálogo con todos los sectores involucrados en el ámbito productivo.

Además, aseguró que por ahora no habrá cambios importantes en su Gabinete y destacó una mirada especial al sector más vulnerable como el que significa el de pequeños productores. “La propuesta para esta gestión es clara: un Estado presente, un Ministerio de puertas abiertas, discutiendo en territorio con los actores provinciales la matriz productiva del Chaco entendiendo que debe ser pensada desde una mirada integral y solidaria, sobre todo con los pequeños productores. Además, diálogo con todas las entidades, sin distinciones”, precisó el flamante funcionario. Este es parte del diálogo mantenido con este suplemento de campo:

 

--Ya estuvo en el cargo, ¿cómo juega eso?

--Uno conoce el funcionamiento interno de las áreas. Eso allana varios caminos, porque cuando uno llega por primera vez cuesta entender los procedimientos administrativos. En ese sentido, el haber estado ya en la función pública juega a favor.

 

--¿Cuáles son los desafíos y el enfoque que tendrá su gestión?

--Hay que analizar la matriz productiva del Chaco por cadena de valor. Hay que trabajar en ellas y más allá de que se pueda en mayor o menor medida agregar valor en origen, hay que hacer un esfuerzo importante para trabajar en ese sentido. Eso genera mano de obra local, arraigo y movimiento en los pueblos del interior propios de la misma producción. Porque si anda bien el campo, andan bien las ciudades, como se dice en los pueblos.

 

--Hay cuestiones por resolver, ¿cuáles son las prioridades?

--Hay que gestionar para que los fondos que le corresponden al Chaco por ley lleguen en tiempo y forma, de manera tal que el estrato de productores que es asistido todos los años por el gobierno provincial cuente con esos fondos en tiempo y forma, ya que los ciclos productivos no coinciden con los tiempos políticos. Cuando digo esto me refiero al fondo algodonero o al fondo especial del tabaco, entre otros. Además, trabajar con el nuevo ministro de Agroindustria de la Nación los fondos que maneja la Unidad Para el Cambio Rural (Ucar). La provincia tiene varios programas, como Prodaf, Proderi, Pisear y otros.

 

--¿Cuál es su relación con el nuevo ministro de Agroindustria?

--Independientemente de donde venga el funcionario, cuando uno asume esta responsabilidad debe estar al servicio de la Nación y de la provincia. Hay que ser respetuoso de la relación institucional y trabajar por los intereses genuinos que uno defiende. No niego que lo conozco a Miguel Etchevehere, él sabe quién soy yo y seguramente a partir de que los dos somos productores (ambos venimos de la actividad privada) tenemos consustanciados los problemas del sector.

 

--¿Cómo afrontará el trabajo con los pequeños y medianos productores?

--Pretendemos trabajar en los programas. Desde el Estado no pretendemos decirle al productor qué es lo que tiene que hacer. Simplemente hay que tener en cuenta algunos datos científicos, como es que nuestra provincia atraviesa ciclos climáticos fluctuantes marcados (sequía e inundación), en distintos momentos y sectorizados geográficamente. Esa es una variable que no podemos controlar, pero como la producción agropecuaria es en su mayor medida a cielo abierto debemos respetar los protocolos productivos, sobre todo en agricultura. De esa manera se minimizan los riesgos en producción. Además, trabajar en las producciones alternativas, ya que la provincia tiene sobrados ejemplos como en apicultura, sementera baja y fortalecer los cordones hortícolas. Hoy el tema de buenas prácticas agrícolas es muy valorado y vamos a seguir haciendo hincapié en eso. También elaborar un esquema de abastecimiento del mercado local a través de esas producciones intensivas.

 

--¿Qué visión tendrá de la actividad forestal?

--Vamos a trabajar intensamente en el control de los recursos naturales en el sentido de ser muy estrictos en el otorgamiento de los permisos en el cambio de uso de suelos, integrar el manejo del monte con la ganadería a través de las distintas normativas e interactuar con el Ministerio de Industria de la provincia en los programas que se llevan adelante conjuntamente. Del mismo modo, fomentar la forestación con especies autóctonas. Hay varios productores demostradores y hay que replicar eso en todas las localidades donde se pueda.

 

--¿Y en cuanto a la ganadería?

--Vamos a trabajar para que la provincia del Chaco no sea meramente exportadora de terneros sino que también genere una invernada para transformar granos en carne, que es la conversión más rentable en este momento. Mejorar los índices productivos, ya que mejorando éstos paulatinamente el stock crece. Uno no puede tener un rodeo ineficiente desde el punto de vista productivo y para eso son importante los seguimientos técnicos en materia de sanidad, de manejo y alimentación. También trabajar con los productores en facilitarles los mecanismos para la comercialización de su hacienda, teniendo como premisa que todos debemos estar en el marco de la ley y el objetivo es que todos estén dentro de ese marco.

 

--Uno de los proyectos inconclusos tiene que ver con el frigorífico de capitales rusos. ¿Hay posibilidades de recuperar ese proyecto o impulsar otros?

--El Estado puede generar herramientas o el ámbito para que las inversiones se den, pero está ligado a las expectativas que tenga el sector privado respecto de la rentabilidad del negocio.

 

--Finalmente, otra de las cuestiones pendientes es la inaccesibilidad a créditos por parte de varios productores. ¿Hay alguna herramienta para trabajar en este sentido?

--Vamos a trabajar en un esquema para que un determinado estrato de productores pueda acceder a créditos a través de herramientas que existen en la provincia, como el Fondo de Garantía Recíproca que flexibiliza la llegada al crédito de aquellos que no tienen accesibilidad a entidades bancarias y los formaliza en el sistema impositivo. No sólo que el Banco del Chaco pueda asistirlos, sino también el Banco Nación. Son créditos con tasas acordes a la rentabilidad productiva.

 

“En algodón hay una política pública definida”

“En algodón hay una política pública definida. Como provincia tenemos que defender la producción algodonera, trabajar articuladamente con el INTA, INTI y el Senasa en los controles de plagas, en las nuevas variedades genéticas que están surgiendo y lograr de a poco que la superficie vaya creciendo”. Así lo aseguró a NORTE Rural, el flamante ministro de Producción, Marcelo Repetto, al referirse al cultivo emblema chaqueño. 

algodon.jpg

Además, en línea con la propuesta surgida del primer congreso internacional del algodón desarrollado en Sáenz Peña, aseguró que así como hay otras instituciones creadas en defensa de los productores, “es importante armar una mesa interlocutora de actores privados representativa de la cadena algodonera provincial que se parte de ese gran acuerdo regional que luego se refleja en la mesa algodonera nacional”. “El objetivo es acrecentar progresivamente la superficie algodonera y entender que un subproducto importante para el tema ganadero es la semilla de algodón”, finalizó el funcionario provincial.