Temas de hoy: Fonplata GIRSU Cámara Nacional Electoral Boleta corta apareció Abril
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/160187

Armamos el árbol de Navidad

¿Por qué el 8 de diciembre? Desde la cultura nórdica, desde el cristianismo y lo profano. Cuáles son las leyendas que circulan y explican el motivo de la fecha pactada para el árbol navideño

El día señalado para armar el árbol de Navidad

Llega el 8 de diciembre y, sin pensarlo, se relaciona en forma automática con el armado del árbol de Navidad, que aguarda en un cajón perdido de la casa. Es uno de los momentos mágicos que se disfruta en familia, entre padres e hijos, pero no se suele reparar en el porqué de la fecha pactada a nivel social. 

escola.jpg

¿Por qué el 8 de diciembre y no cualquier otro día?

Hace más de 200 años que se instauró la tradición navideña en Argentina. El primer árbol data de 1807, construido por un irlandés en una plaza pública. Había llegado a América Latina proveniente de Estados Unidos y decoró el pino de acuerdo a la costumbre arraigada en su país de origen. Circulan varias leyendas que intentan explicar el motivo de la fecha pactada. Varía de acuerdo a cada cultura. Por caso, los celtas identifican la fecha con el nacimiento de Frey, dios del sol y la fertilidad, objeto de adoración de los celtas cada 8 de diciembre de cada año.

Los celtas veneraban a Frey, dios del sol y la fertilidad, cada 8 de diciembre Con la llegada del cristianismo, la leyenda se readaptó. La tradición se ajustó al nacimiento de Cristo. El árbol original emergió como una representación del amor de Dios y la vida eterna. Su forma se la debió a la Santísima Trinidad y la decoración que hoy se ve, con adornos y pequeñas bolas de colores, simbolizan las manzanas del paraíso que habitaron Adán y Eva antes de cometer el pecado original. Por su parte, las luces también tienen su relación ancestral. Representan velas, la luz de Cristo, el vínculo de unión entre las familias y las personas.

Sin embargo, hay tres teorías más que circulan con asiduidad. Otra vinculada al cristianismo dice que Martín Lutero, uno de los padres de la reforma, fue el artífice de la instauración del árbol de Navidad como tradición. Hacia 1500 buscó reproducir una escena en su vida diaria. Caminaba en un bosque y se asombró por cómo el brillo de las estrellas resplandecía en los árboles. A tal punto fue su fascinación que cortó una de las ramas y la atesoró en su casa.

El 8 de diciembre coincide con el Día de la Virgen Inmaculada Concepción (iStock)

El 8 de diciembre de 1854, Pío IX advirtió que, al momento de nacer María, la madre de Dios, fue preservada del pecado original. Por ese motivo, la fecha fue proclama como el Día de la Virgen Inmaculada Concepción, también el día del armado del árbol navideño.

Hay, también, una historia mundana que se suele escuchar. Una leyenda cuenta que un niño perdido fue recibido por una pareja de ancianos leñadores. El niño no encontró mejor de agradecer el gesto que cortar una rama de un pino para que lo sembraran. De ese árbol crecieron manzanas de oro y nueces de plata.

Decorando el árbol

Hoy les damos algunas propuestas para decorar el árbol esta Navidad.

Con adornos clásicos

El árbol clásico de Navidad debe ser un pino o abeto, al ser posible de forma cónica, plantado en una gran maceta con tierra fina, o de lo contrario uno de los que compramos y que son fabricados en forma industrial. Una vez tengamos esto, no deben faltar los detalles más tradicionales; la estrella coronando el árbol y los regalos a sus pies.

escolar.jpg

Las ramas deben estar repletas de adornos de colores, pero para obtener un decorado clásico se obtienen grandes resultados utilizando motivos dorados o plateados. Si somos capaces de generar una misma escala cromática con los adornos del árbol, habremos conseguido una decoración sobria y muy clásica. Como ejemplo basta con utilizar bolas, estrellas, regalitos y hasta algún que otro lazo, de color dorado. Un lindo detalle son los paquetitos de regalos en miniatura, imitando a los que de verdad se van a colocar debajo de él la noche de Nochebuena o la de los Reyes Magos, dan un detalle clásico a cualquier tipo de árbol.

Algunas variantes del árbol clásico permiten la inclusión de un buen conjunto de luces de colores que lo rodeen y den a éste un aspecto espectacular en la oscuridad. Pero no debemos abusar de los colores, de igual modo que nos hemos decididos por dorados, platas o rojos en la decoración de los adornos, del mismo modo debemos hacerlo con la iluminación.

Con adornos infantiles

La decoración de un Árbol de Navidad infantil lo logramos cuando queremos intentar que los más pequeños de la casa lo decoren a su gusto. Lo ideal, más afectivo e incluso lo más barato es provocar que los más pequeños realicen los adornos con sus propias manos. Para ello sirven todo tipo de cosas, como ser: los dibujos del colegio, sus propios muñecos (ositos de peluche y muñequitas de trapo) e incluso llegando a pequeños adornos de plastilina o papel de plata. El papel de plata permite crear de manera muy sencilla estrellas o pequeños abetos que pueden colgarse de las ramas.

También la típica estrella de la copa puede ser realizada con cualquier papel pegado a un cartón y pintado en amarillo. El mismo procedimiento se puede realizar para crear campanitas. Para imitar esas tiras llenas de flecos que se suelen poner por las ramas, se pueden realizar eslabones de papel como si de una cadena se tratase y pintar cada eslabón de un color distinto. Es un ejercicio que muchos niños realizan en colegios y guarderías y que les encantaría poder realizar en sus casas para adorno de toda la familia.

escolar2.jpg

Distinto y simpático

Para todos aquellos cansados del típico Árbol de Navidad verde, les aconsejamos que se compren uno sintético, de esos plegables que no ocupan lugar cuando lo guardamos y que pueden servir para años sucesivos. Los hay de varios colores, aunque también los hay de color blanco que resulta muy lindo en su decoración. El rojo, color muy navideño, ofrece muy buenos resultados para realizar una decoración atractiva, pero sin que pequemos de falta de sobriedad. Es muy sencillo encontrar adornos colorados, y con su utilización conseguiremos un árbol muy luminoso y llamativo incluso sin la necesidad de utilizar luces artificiales. Pero si de verdad queremos llamar la atención podremos hacerlo con grandes lazos atados a las ramas. Los lazos con motivos navideños de cualquier color y cualquier tamaño resultan muy, pero muy lindos. Hay cintas para realizar lazos de todos los tamaños de infinitos colores, motivos y materiales.

Con estas sugerencias solo nos resta decirte que te deseamos lo mejor y éxitos en el armado de tu hermoso árbol de navidad!