Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/159542

A tres semanas del femicidio de Ruth Acuña, el acusado sigue prófugo

SÁENZ PEÑA (Agencia) - En la mañana del martes 24 de octubre la comunidad asistía conmocionada ante la noticia de un nuevo caso de femicidio, el de Daniela Ruth Acuña, una joven mamá que fue sido ultimada por su ex pareja y padre de sus tres niños y aún hoy, 21 días después continúa prófugo. Los días pasan y la incertidumbre se adueña de la familia que clama por justicia, ya que transcurridas tres semanas no hay noticias de Roberto Alegre, acusado de darle muerte asfixiándola, presionando su cuello mediante mecanismo manual.

En principio se especuló que la muerte se habría producido a raíz de los golpes propinados, pero la autopsia practicada al cuerpo fue clara y contundente. Más allá de los golpes que existieron y fueron observados por el forense a simple vista, la causa de muerte estuvo dada por asfixia por sofocamiento, es decir su victimario le presionó el cuello con sus manos hasta dejarla sin aliento. 

RUTH-ACUNA.jpg
Ruth Acuña, asesinada por su expareja, que sigue prófuga, a 21 días del aberrante hecho.

Hoy, más allá de los datos escalofriantes que se conocieron oportunamente, con los niños durmiendo en la misma vivienda donde su mamá había sido ultimada, el principal clamor es el pedido de justicia por esa muerte, un nuevo caso de femicidio.

En ese contexto, hoy el principal reclamo está relacionado con redoblar los esfuerzos apuntando a dar con el paradero del autor de este hecho, su ex pareja, que a tres semanas del hecho continúa prófugo sin que nadie pareciera tener una pista certera sobre su paradero. La situación es preocupante ya que tras los primeros pasos investigativos los efectivos policiales que siguen el caso afirmaron que “imágenes obtenidas en la terminal de ómnibus lo ubicaban abordando un micro hacia la ciudad de Resistencia momentos después de haber cometido el crimen” cuyo valor del pasaje habría abonado con monedas”.

Otras pistas negativas

Datos aportados por vecinos del barrio San Cayetano aseguraban “haber visto a Alegre”, una semana después del crimen por esa zona y el rastrillaje efectuado por una comisión policial por una amplia geografía de esa populosa barriada hacia el sur incluyendo terrenos lindantes con la estación Experimental del INTA el cual arrojó resultado negativo, nada más se conoció al menos públicamente sobre qué acciones se estaban realizando para capturar al femicida.

Ni siquiera los 200.000 pesos ofrecidos a modo de recompensa por el gobierno provincial hicieron, al menos hasta ahora, que se cuente con datos certeros sobre el paradero de este sujeto, que como si fuera una broma macabra del destino, sigue burlando el accionar de los encargados de su búsqueda y la justicia.

Pedido de captura

Sobre Alegre pesa un pedido de captura nacional e internacional solicitado por el fiscal de Investigaciones Marcelo Soto, quien libró la orden judicial a los distintos organismo de seguridad, aunque hasta aquí tampoco hay resultados por ese lado.

Es decir que el dato surgido de momentos posteriores al crimen donde se lo ve subiendo a un micro con rumbo a Resistencia, es el único dato certero sobre el presunto asesino.

Incluso días posteriores a este dato se mencionó que Alegre habría vuelto al mismo lugar que fue el escenario del trágico hecho, e incluso en las inmediaciones del domicilio de la familia Acuña en el barrio Matadero se encontró una mochila que según familiares de la víctima pertenecería a el sujeto buscado.

Lo cierto y concreto es que hasta ahora la búsqueda y aprehensión de Alegre sigue siendo la gran deuda pendiente y la respuesta que espera la familia para comenzar a cerrar el círculo y darle forma al pedido de justicia que se espera ante tan atroz crimen.