Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/159536

Cammesa tiene previstos otros aumentos de tarifa de energía eléctrica, alertan en Secheep

Con la medida cautelar dispuesta por la justicia federal, Secheep cobra a sus usuarios 68 pesos por megavatio/hora cuando la distribuidora Cammesa “ya tiene una tarifa de 640 pesos y subirá a 820 pesos, en ambos casos por megavatio/hora”, afirmó el vocal del directorio de Secheep, Miguel Aquino.

“Aún no está definido cómo se trasladará ese costo al usuario del servicio mientras Secheep paga una parte de lo que factura Cammesa y otra pasa a ser una nota de crédito que se acumula mes a mes engrosando un pasivo que en algún momento deberemos afrontar”, dijo a NORTE. 

sechep.jpg
El vocal del directorio de Secheep Miguel Aquino alertó que están pendientes de aplicación aumentos tarifarios frenados por la justicia federal.

El funcionario dijo que la pretensión del gobierno nacional es que el costo de la energía eléctrica “tenga un costo similar al que tiene en el mercado internacional y que es de 72 dólares el megavatio que valores actuales de esa moneda sería cercano a 1.300 pesos”.

Aumento pendiente

Aquino entiende que “no hay otra alternativa que en algún momento el incremento tarifario sea gradual y de pago posible por parte de los usuarios y que nosotros podamos afrontar las facturas de Cammesa a la que adeudamos una gran parte porque media esa medida cautelar judicial que hizo que se eluda circunstancialmente el pago de cientos de millones de pesos”.

“Así se acumulan las deudas con Cammesa. Hace poco hubo una factura por 168 millones, la nota de crédito fue por 100 millones y lo demás se tuvo que pagar y ese monto no guarda relación con el costo actual de la facturación que por una medida judicial es casi el 900 por ciento menor al que se paga a la distribuidora”, apuntó.

El funcionario dijo que “el pago de una tarifa de 68 pesos de costo el megavatio/hora a otra que cueste 640 pesos es difícil de asumir pero es un dato de la realidad y es algo que está pendiente de ser resuelto y al que habrá que sumar otros dos más que, es público, están en carpeta como medidas pendientes de ser puestas en vigencia”.

“Claro esto no solo afectará a los usuarios residenciales sino que también tendrá fuertes impactos en comercios e industrias y es necesario que el Chaco, como una provincia que es extremadamente electrodependiente, debe tener una tarifa diferencial que puede ser afrontada por todos porque si no tendremos muchas dificultades”, añadió.