Temas de hoy: Bolivia Federal A Juicio por jurados Lorena Saucedo Elecciones Chaco 2019
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/158885
Claudia Araujo
Por: Claudia Araujo
Luis Zapico, director del Pediátrico Avelino Castelán

“Estamos absorbiendo un 40% de la demanda del sector privado”

Los desafíos presentes y futuros del Hospital Pediátrico en una entrevista con su director Luis Zapico y la exdirectora Alicia Michelini.

Los pediatras mostraron a CHAQUEÑA cada uno de los espacios en funcionamiento, describieron algunos rasgos que caracterizan al hospital provincial y admitieron que aunque ampliaron su capacidad de respuesta, la demanda también creció. “El 40% de los nuevos pacientes que atendemos hoy no pertenecen al sistema de salud pública, proviene del sector privado”, advierte el director.

En un recorrido de dos horas, en cada alto, tanto él como su antecesora en el cargo, remarcan que al margen de las instalaciones y el equipamiento moderno, la excelencia del Pediátrico se sostiene con el compromiso de su personal. Desde las costureras textiles hasta los anestesistas, desde la cocina hasta el quirófano.  

MEDICOS8.JPG

Zapico cita un caso para ejemplificar los cambios en la atención que vinieron aparejados a una mudanza: “El nuevo edificio nos permitió ampliar el hospital de día, que hoy es uno de los rasgos que nos caracteriza en la región”.

En la práctica, el concepto se traduce en resolver una patología crónica, en el menor plazo posible -de seis a ocho horas-, y sin necesidad de una internación. Además que durante una mañana varios especialistas puedan atender a un niño que viene de una ciudad alejada de Resistencia -un importante porcentaje de las derivaciones es del interior- y facilitar el retorno a su hogar (externación) para la tarde.

En una modalidad similar los profesionales de la salud acompañan el tratamiento de pacientes con cáncer (hospital de día oncológico): “Se cumplen ciclos de medicación y los chicos vuelven a su casa; pasan a internación sólo si hay complicaciones”, apunta Michelini. 

 

TAPA.jpg

Otra concepción  

Para tener una dimensión del salto cuantitativo de los espacios el director del Avelino Castelán enumera las proporciones. “Una de las características de este hospital es haber logrado que en lo agudo tengamos muchas más camas”, señala.

La cantidad de camas se triplicó en terapia intensiva -de cuatro se incrementó a doce- y en el hospital de día, que de cuatro pasaron a doce.

Mientras que en internación de emergencia se duplicó -de seis a 16- y en plástica aislada -de cuatro pasaron a ocho-. 

Michelini añade aspectos cualitativos: “En el edificio anterior fuimos creando los espacios y ahora en el hospital de día, por ejemplo, podemos ocupar un espacio mayor para juegos, porque es donde los chicos van a pasar varias horas”.

En todos los sectores abunda la luz natural o algún estímulo que invita al esparcimiento, alejando la idea de enfermedad.

 

21728614_1768400073458672_8941599293789689916_o.jpg

Mayor capacidad de respuesta

Con la diferenciación de quirófanos y especializaciones la atención y el funcionamiento mejoran. “Los procesos son armónicos”, dice Zapico. “Evitamos suspender cirugías o posponer las que breves, por eso trabajamos mejor”, complementa Michelini. 

Aún en momentos críticos, con picos de demanda, la médica especializada en vías respiratorias sostiene que ya no se forman los cuellos de botella que tenían en años anteriores, cuando funcionaban en un edificio más limitado y con menos lugares para internación. “Hoy tenemos espacios en el shokroom para colocar más cunas u otros sectores que nos permiten hacer más cosas”, apunta.

La inclusión de tecnología también se traduce en una mejora de las comunicaciones y en el diagnóstico médico. En los ateneos semanales, el análisis de casos a través de viodeoconferencias no sólo enriquece el trabajo con aportes de otros centros de mayor complejidad, sino también entre colegas que trabajan en hospitales y centros del interior provincial.

 

HOSPITAL1.JPG

Como en el Italiano

El ala de internación ocupa prácticamente la mitad del edificio y se extiende en la parte trasera de la gigantesca estructura.

Antes de ingresar en el sector con acceso restringido, es llamativo ver en una gran habitación a varios adultos, algunos recostados, otros caminando con movimiento sigiloso. “Es la sala de padres”, aclara Michelini. Ahí descansan algunos familiares de los pequeños internados.

El recorrido permite comprender mejor la lógica que justifica separaciones y cuidados para cada sector de camas: quirúrgica, clínica médica, aislamiento (origen infectológico) y plástica y quemados. En este último espacio además de atender e internar a niños con quemaduras, existe un quirófano específico para curaciones de ese tipo y reimplantes de piel. “Antes formaba parte del quirófano general, acá es una unidad independiente, como oncología”, agrega Michelini.

Ya en el servicio de terapia intensiva sorprende la similitud del diseño, muy parecido a otros hospitales de alta complejidad como el Italiano, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. “Sí, es muy parecido”, admite Zapico y señalando a un bebé, de casi un año de edad, agrega: “Proviene de una pequeña población, es electrodependiente y su familia se mudó a Resistencia para acompañar una internación prolongada”. El hospital que hoy puede darle una atención de excelencia a una familia sin obra social, también debe encarar nuevos desafíos sociales, económicos y sanitarios como parte del Estado provincial. El recorrido continúa.

Morigerar la atención   

 

MEDICOS3.JPG

El director del Pediátrico sostiene que es posible (y necesario) morigerar la demanda espontánea en otros hospitales y centros de salud de los barrios de Resistencia.

 “Estamos atendiendo patología banales que podrían atenderse cerca de su domicilio en alguno de los 47 centros de salud”, señala Zapico. Si bien en la mayoría no hay pediatras, hay generalistas que podrían responder a una parte de esa demanda.

En el Área Metropolitana viven unos 150.000 niños que tienen menos de 14 años. A esa población la atención se recarga con casos derivados de la mayor parte de la geografía provincial. Y una atención ambulatoria, con especialistas o en guardia de emergencia, “con margen de respuesta” podría realizarse en otras áreas del sistema.

En los hechos los papás y las mamás eligen acudir al Castelán porque saben que ahí encontrarán todos los recursos (humanos y técnicos) y una elevada capacidad de respuesta.

 

JUEGOS2.JPG

 

En números   

 

El trabajo del personal del hospital pediátrico puede representarse en las siguientes cifras mensuales:

9.000 consultas por demanda espontánea

7.000 en consultorios externos

5.000 prácticas en laboratorio

800 emergencias

500 internaciones

500 atenciones kinesiológicas

400 odontológicas