Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/158060
Hipólito Ruiz
Por: Hipólito Ruiz

El que insiste y el que pierde oportunidades

“Por favor, intendente, no lo llame más por un buen tiempo... déjelo que trabaje a Roberto y tal vez recién en unos años, cuando sea necesario ampliar la planta”, le dijo el presidente Mauricio Macri al intendente de Pampa del Infierno, Carlos Andión.

La razón: Roberto Urquía, dueño de Aceitera General Deheza, había dicho con insistencia que el intendente hace quince años que lo llama para que invierta en esa localidad. Su instancia dio sus frutos y AGD construyó una planta de acopio ocupando mano de obra local.

En esa misma ocasión, cuando se inauguró la planta, se escuchó un comentario acerca de un primer fallido intento de un acuerdo cooperativo entre la ahora gigante acopiadora y una entidad agrícola de Sáenz Peña para poner en marcha un proyecto a la vera de la ruta nacional 16, en el Departamento Almirante Brown. 

DIBUJODOMINGO-8OCTUBRE2017.jpg

Esa trunca posibilidad habría sido así: corría el año 2005, la familia Urquía toma contacto con directivos de la Cooperativa La Unión Limitada en una suerte de “misión comercial”. La idea era instalar en Concepción del Bermejo, en forma conjunta, una planta de acopio en un terreno de dos hectáreas que el intendente de ese entonces, Samuel Parayre, había concedido, sobre las vías del ferrocarril a la institución de Sáenz Peña.

Pero la pasividad generó que se desperdicie esta iniciativa y con ello, en esos años, fue desplazado del cargo de presidente de la cooperativa Carlo Matijasevich. Luego, la institución optó por priorizar “buenas relaciones” con los gobiernos provinciales de turno y se fueron perdiendo oportunidades, que sí las supo aprovechar ese veterano dirigente e intendente de Pampa del Infierno.

La “sintonía” política

En diciembre se cumplirán dos años de la gestión de Mauricio Macri en la presidencia de la Nación. El color político que gobierna la ciudad esperó por muchos años tener la sintonía con el gobierno nacional. Un breve repaso ayudará a recordar y hacer análisis más fino: de diciembre de 1983 a julio de 1989 ejercía la presidencia de la Nación Raúl Alfonsín, en Sáenz Peña gobernó Antonio Zafra hasta 1987 y hasta 1989 Luis Horacio Lita, todos ellos justicialistas.

Del 8 de julio de 1989 al 10 de diciembre de 1999, Carlos Saúl Menem fue el presidente de la Nación y en ese periodo gobernaron esta ciudad Juan Carlos Díaz (PJ) y luego Adolfo Arce y Víctor Lapasini, de Acción Chaqueña.

Del 10 de diciembre de 1999 al 21 de diciembre de 2001 gobernó Fernando De la Rúa, coincidiendo (políticamente) con el intendente Carim Antonio Peche, que siguió en la intendencia hasta 2007, asumiendo luego Gerardo Cipolini (también radical como Peche) y terminará su mandato en 2019.

Luego de la renuncia de De la Rúa, en el 2001, pasaron como presidentes por periodos muy cortos Ramón Puerta, Adolfo Rodríguez Saa, Eduardo Camaño y Eduardo Duhalde, hasta la llegada de Néstor Kirchner el 25 de mayo de 2003 al 10 de diciembre de 2007, cuando asumió la presidencia su esposa, Cristina Fernández de Kirchner, hasta el 10 de diciembre de 2015, fecha en que Mauricio Macri toma la presidencia que finalizará en 2019.

Es decir, los datos históricos apuntan a establecer cuáles han sido o no los beneficios de las coincidencias políticas partidarias entre quien gobernó y gobierna la ciudad, con quien ejerció y ejerce la presidencia de la Nación, más allá de los discursos incumplidos que “se gobierna para todos”.

Fracasó la adjudicación de la obra de la 95

La tan reclamada obra de la autovía de la ruta nacional 95 quedaría como una colectora del sector oeste, para facilitar el ingreso y egreso a la ciudad y los accesos con mejoras por la ciudad. En tal sentido, Vialidad Nacional ya realizó el llamado a licitación para la adecuación de la travesía urbana, construcción de colectoras y distribuidores a nivel, en un total de 6 kilómetros.

La mala noticia es que fracasó la adjudicación de la obra y hasta el momento no se pudo saber a ciencia cierta las razones de la misma: el presupuesto oficial de la obra es de $ 116.880.000. Las ofertas presentadas fueron: UCSA SA $163.623.240,99; Maquivial SAI $ 115.217.233,96; Chaco Construcciones SA $ 139.904.835,90; Novelli SACIFICA $ 121.446.800,00 y Dal Construcciones SA $ 136.750.764,42.