Temas de hoy: Cierre de listas Siete fórmulas Ministerio de Seguridad Leer en la ciudad Jorge Luis Borges
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/157758
Ricardo Ambrosig
Por: Ricardo Ambrosig

Facebook sólo tiene cuatro tipos de usuarios

Facebook puede ser muchas cosas. Una herramienta de comunicación, un lugar para distraerse, un espacio de intercambio, una fuente de depresión, un entorno tóxico, un terreno de experiencias sociales a veces con fines poco claros. La red social ha cambiado mucho, y no necesariamente para bien, pero al final del día todo pasa por los usuarios.  La red social Facebook es un mundo en sí mismo que exhibe toda clase de personalidades y revela de la sociedad mucho más de lo que la gente se imagina.

En Facebook conviven el que habla de sus series favoritas y no se pone colorado por contar el final. El fanático del fútbol y sus subclases, el energúmeno, el técnico frustrado, el imparcial que se brota cuando su equipo es goleado, etcétera. 

telefono.jpg

El que por alguna razón quiere mostrar al mundo fotos de sus vacaciones en 2003 como si hubiese sido el descubridor de Camboriú. El que busca salvar al mono tailandés de cola roja y no se detiene ante nada aún a costa de ir perdiendo amistades por el camino. El que ama a la política. El que odia a la política y el “todos son iguales”.

Facebook.jpg
El sitio de igi-global.com donde se puede acceder a la totalidad del estudio (en inglés).

El que reproduce frases de personas famosas sin molestarse en averiguar si es verdad que Benjamin Franklin dijo algo sobre Teoría de la Relatividad. El/la adicto/a al gym. Facebook parece estar repleto de usuarios con personalidades muy diferentes, sin embargo, un reciente estudio publicado en el International Journal of Virtual Communities and Social Networking sugiere que pese a tanta variedad los prototipos de usuarios en Facebook, son solamente cuatro.

El resultado surge a partir de una encuesta en la que participaron 47 personas, un número pequeño a simple vista, pero más que suficiente debido a la aplicación de la llamada ‘metodología Q’, desarrollada por el psicólogo William Stephenson en 1935. Esos 47 participantes (adultos estadounidenses de 18 a 32 años) respondieron una encuesta formada por 48 frases, indicando qué tan identificados se sentían con cada una.

aprenda.jpg
La necesidad de estar en las redes sociales se ve reflejada en avisos como éste. La verdad es que no se pierde mucho de la vida si no “se sabe” Facebook pero la veta está.

1) Constructor de Relaciones: alguien que utiliza Facebook como una extensión de su vida offline para reforzar su relación con amigos y familiares. La red social no es una zona multinacional y multicultural, sino un espacio personal que le permite estar en contacto.

2) Window Shopper: es el mirón, aquel que consume en gran medida el contenido de otros pero rara vez publica algo sobre sí mismo. También es austero con los comentarios y los “Me Gusta”. Facebook es básicamente una obligación a nivel social, nada más.

3) Pregonero: como lo sugiere su nombre, es una máquina de comunicar. Activistas, políticos y organizadores caen dentro de este tipo. Comparten todo lo que creen necesario independientemente de que sea agradable o no, e incluso si es verdad o no. Son los periodistas improvisados, los que suben vídeos con eventos locales, críticas y escándalos. Facebook es un micrófono virtual o un ‘espacio seguro’ para ellos, pero no hay que perder el tiempo esperando a que publiquen algún detalle personal.

4) Selfies: narcisos con un smartphone. La foto es el centro de su propio perfil, y busca la aprobación de otros a través de comentarios y “Me Gusta. “ Una imagen guardada en el móvil no hace nada y prefiere publicarla para que genere algo.

Los detalles del estudio son interesantes, y seguramente se hayan escapado a la clasificación aquellos que utilizan las redes sociales como coto de caza sexual o marketing pero es revelador en cuanto a su conclusión. Asegura el estudio al finalizar que todos en la vida real son muy diferentes a la personalidad que despliegan en el mundo virtual.