Temas de hoy: Federal A Octubre Rosa Energía Eólica Caso Yanina Sequeira Mauricio Macri
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/157603
La intención se fijó en 150.000 hectáreas, pero lejos de las 300.000 anheladas

Los buenos precios y una merma en el girasol impulsan al algodón, que duplicará su área de siembra

Los buenos precios, la merma en el hectareaje implantado con girasol y la baja incidencia del picudo en los rindes de la campaña pasada impulsan la temporada algodonera 2017-2018. Tal es así que la intención de siembra oficial para esta nueva campaña que arranca el 1 de octubre se mantiene en las 150 mil hectáreas implantadas con el cultivo en la provincia del Chaco.

Este número significaría la duplicación del área algodonera en la provincia del Chaco, pero aún lejos de las 300 mil que se fijó como meta esta gestión de gobierno provincial y en base a la estructura instalada que tiene la provincia para la producción del textil. La campaña pasada el Chaco cosechó unas 77 mil hectáreas de algodón, ya que de las 80.000 implantadas cerca de 3000 se perdieron por el exceso hídrico generado por las intensas lluvias. 

SIEMBRA-ALGODON01.jpg
De acuerdo con la intención de siembra estimada por el Ministerio de Producción, en el Chaco se implantarían unas 150.000 hectáreas en la campaña 2017-2018.

“Los precios firmes de la campaña pasada, el girasol que bajó unas 50 mil hectáreas, las que se destinarán al algodón y la baja incidencia del picudo que no afectaron los rindes, propician el aumento del área de siembra del textil”, dijo a NORTE Rural el subsecretario de Agricultura de la provincia Jorge García.

Sin embargo aclaró: “Esto no significa que el picudo se haya ido de la provincia. Por el contrario, hay que insistir con las cuestiones culturales ara su manejo”. Si bien aún se está lejos de las 300 mil hectáreas fijadas como meta de gobierno y como base para el Chaco, García aseguró que la idea es en dos años poder recuperar esa área de siembra.

Medio millón de nivel país

En tanto, a nivel país a cifra total para esta campaña de siembra que concluirá el 30 de noviembre se mantiene en las 500.000 hectáreas, incluyendo el aporte chaqueño. Estos números fueron revelados durante la última reunión de la Mesa Algodonera en Reconquista. “Estaríamos en condiciones de duplicar el área de siembra del cultivo que se registró en el ciclo anterior en todo el país y que se ubicó en las 280 mil hectáreas”, sostuvo García.

A la convocatoria santafesina asistieron funcionarios del Ministerio de Agroindustria de la Nación, autoridades del gobierno local y de provincias vecinas productoras de algodón, además de técnicos del INTA, representantes de entidades vinculadas con el sector y productores locales. En representación al Chaco asistieron los subsecretarios de Algodón y de Agricultura del Ministerio de Producción, Omar Farana y Jorge García, respectivamente.

Las provincias algodoneras presentaron sus informes de cara a la siembra de algodón que comenzará el 1 de octubre. También se presentó la Jornada Científica Tecnológica de algodón para el clúster algodonero y el INTA inauguró los primeros laboratorios de referencia en el país y Santa Fe especializados en biotecnología, mejoramiento genético y calidad de fibra.

Estas actividades se realizaron por la Semana Internacional del Algodón y fueron impulsadas por el gobierno santafesino en conjunto con el Ministerio de Agroindustria de la Nación, a través del Programa de Asistencia para el Mejoramiento de la Calidad de la Fibra del Algodón (Procalgodón). En el debate se abordó sobre las normas para la prevención y el control del picudo del algodonero, la mejora en los precios de la producción y la alta probabilidad de ingresar a un año con menores precipitaciones.

Los presentes consensuaron que para alcanzar la meta de crecimiento de área es necesario disponer de semilla de calidad para la siembra. Así, técnicos del INTA Reconquista destacaron que actualmente la Argentina cuenta con una sola variedad de algodón popular en términos comerciales, por lo que se hace necesario avanzar en la caracterización e identificación de germoplasma adaptado a las condiciones agroecológicas del Norte del país.