Temas de hoy: Presupuesto 2020 Donald Trump Lionel Messi gabinete provincial Caso Lorena Romero
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/157482

Indumentaria femenina en colores y formas geométricas

La diseñadora Lorena Repetto le suma a sus diseños elasticidad, combinación de colores y el aprovechamiento al máximo del material textil para llegar al cero desperdicio. “Para mí las flores son sumamente inspiradoras. No tengo un color preponderante. Mi perchero es un arcoíris. El negro y el blanco son base, después se combina con una paleta muy amplia de colores”, cuenta en esta charla con NORTE.

El sol hiende todo en la mañana de Resistencia. El clima es agradable y en la calle los peatones llevan dibujadas sonrisas amplias, vivas, sueltas, alegres. Junto a Miguel llegamos al local de Lorena Repetto por calle Mitre al 500. En el lugar hay un perchero grande con sus diseños, la música que nos envuelve suena a bossa nova mientras todo está iluminado por los ventanales al patio y a la calle. En el ambiente hay cuadros, adornos, fotos, sillones, máquinas de coser.

Lorena Repetto 2.jpg

La inclinación por la costura y el diseño comienza ya en el seno familiar. Su abuela hacía vestidos para sus hijas y después su mamá siguió sus pasos. “Hay un anécdota hermoso que contamos siempre en la familia. Teníamos una tía que vivía en Buenos Aires y se hizo hacer un maniquí a medida para enviarle a mi abuela que vivía acá en Resistencia. Este maniquí todavía está en la familia”, cuenta y traza la primera sonrisa.

Lorena comenzó a esbozar sus primeros diseños hace casi siete años atrás. “Empecé con él diseño muy tímidamente, a trompicones. En mis inicios lo hice de forma autodidacta, tenía algunas nociones básicas y sin haber estudiado diseño me largué a la aventura. Tenía nociones elementales que me transmitió mi mamá cuando era chiquita y estas fueron mis herramientas”. Por momentos Lorena habla pausado y por momentos se acelera. Ahora se entusiasma. “Quizás en mis comienzos tenía un cincuenta por ciento de descaro y un cincuenta por ciento de coraje por querer hacer algo nuevo. Desde la raíz mi intención era tener un emprendimiento propio. Buscaba salir de las agencias de viajes donde estaba trabajando y quería tener algo propio”, subraya. “No quería salir de un trabajo formar para ir a otro trabajo formal. Quería emprender algo nuevo”.

Sus primeros trabajos fueron ropa para las amigas. Había diseñado vestidos para el día de la madre y esos trabajos tuvieron gran aceptación. Este fue el primer empuje. Después se prendieron más chicas pidiéndole que diseñara sus vestidos y ahí se despertó su pasión por el diseño de indumentaria femenina. “En aquel momento vivía en Buenos Aires. Lo que sucedía allá era que había mucha competencia. Cuando decidí traer mis trabajos a Resistencia la intención era mostrar algo novedoso, mostrar en el diseño mi lugar y mi raíz. Comencé a llevar algunos diseños al Centro Cultural Alternativo, Cecual. Este fue mi primer punto de partida y desde este lugar pude hacerme conocer y expandir mi trabajo. Después participé en la Bienal de Esculturas en el año 2014. Todas estas cosas influyeron y empujaron el regreso a Resistencia. Ya era hora de volver. Entonces traje todo a este lugar y afiancé el trabajo en el diseño”, destaca.

“Cómoda y bella”

De los vestidos que había diseñado al principio Lorena Repetto pasó a los pantalones, remeras, polleras. Iba viendo los resultados y también iba escuchando las sugerencias que le hacían sus clientes. Fue agregando y jugando con el diseño, con la combinación de los colores y las formas. “Siembre iba buscando la comodidad de la persona que usa la prenda de vestir. Este es un objetivo central, intento y diseño una prenda que sea cómoda y bella. A veces se piensa que lo cómodo no puede ser bonito pero creo que las dos cosas deben ir de la mano. La idea es conseguir algo cómodo dentro de la femineidad y de la belleza natural de la mujer”, explica.

De aquellos diseños de su abuela y de su mamá Lorena le incorporó materiales con elasticidad. Antes se usaba prácticamente textil sin elasticidad. “Elasticidad y colores fui sumando. Creo que la vida es de colores y eso también se puede transferir a la indumentaria. La ropa puede hablar de los colores de la vida. Me inspiro mucho en la naturaleza y en la combinación de los colores de la naturaleza. Para mí las flores son sumamente inspiradoras. No tengo un color preponderante. Mi perchero es un arcoíris. El negro y el blanco son base, después se combina con una paleta muy amplia de colores”, cuenta.

Además de los colores en sus diseños Lorena se permite jugar con formas geométricas. Otro detalle importante es el aprovechamiento al máximo de los textiles para llegar casi al cero los desperdicios. “Es más, podría confesarte que muchas formas del diseño incluso están pensadas a partir de los retazos que me quedan en el taller”, expresa casi como en susurro al tiempo que un rubor resalta el maquilla en sus mejillas.

Salvando raras excepciones Lorena diseña indumentaria masculina. “Todas las atención están concentradas exclusivamente al diseño femenino”, destaca. Además de tener su propio local sigue perteneciendo al colectivo de diseñadores del Cecual.

La Marca Bonita Bonita

Lorena Repetto.jpg

Al igual que otros diseñadores y diseñadoras locales Lorena Repetto tiene su propia marca, Bonita Bonita. “El nombre, cuenta, surge inspirado en una canción que habla de la Vida y es el lema para mi vivir desde que la escuché hace muchos años. La canción es O que é o que é de Gonzaguinha, en portugués y dice: "Vivir y no tener vergüenza de ser feliz/ Cantar y cantar y cantar/ La belleza de ser un eterno aprendiz/ Yo sé, yo sé/ Que la vida podría ser mucho mejor y será/ Pero eso no me impide que repita: es bonita, es bonita y es bonita", concluye.