Temas de hoy: Presupuesto 2020 Donald Trump Lionel Messi gabinete provincial Caso Lorena Romero
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/157481
Se cumplen 200 años de la hazaña de San Martín

Alicia Centurión, docente que cruzó los Andes a lomo de mula

Por Héctor Pedro López -Alicia Beatriz Centurión es docente de General San Martín, hija de productores agrícolas y por tercer año emprendió un camino de singular belleza para atravesar Los Andes para llegar al límite con Chile. Así de simple es la cuestión Alicia Beatriz Centurión una sanmartiniana dotada de coraje y valor; una sanmartiniana cruzadora de la cordillera de Los Andes a caballo.

Alicia Cordillera 3.jpg

Las cientos de fotografías que muestra son elementos suficientes para describir que se trata de una expedición nada fácil, con tramos en los que se cabalga con mucho frío y en algunos casos al borde de precipicios: “El primer cruce ya me sirvió para dimensionar en todo su valor la proeza y el heroísmo que tuvo el Ejército de los Andes hace 200 años; en los siguientes se fue incrementando la proeza y la hazaña del General San Martín en su gesta libertadora”. Fue una impresión cargada de emoción, entusiasmo y efervescencia.

Es natural que tamaña y exigida travesía tenga sus condicionamientos: “En las tres ocasiones me preparé prácticamente todo el año, realizando caminatas y diversas actividades físicas para estar en forma”, explicó la docente. Su actitud y su desenvoltura dan lugar a pensar que seguramente realizará otra travesía: “Es una experiencia maravillosa, es algo que quien lo protagoniza recordará por el resto de su vida, seguramente realizaré otra para llegar al límite con Chile, cruzando la cordillera a caballo”, responde.

Una entremezcla de relatos, fotografías y pergaminos más otros documentos que avalan y respaldan la experiencia vivida conllevan a que el más avezado en rechazar todas formas discriminatorias asegure que es un verdadero privilegio y exclusivo de pocos el cruzar los Andes a caballo.

Ni en 4x4, ni en moto todo terreno

Alicia Cordillera.jpg

La tecnología compleja y de avanzada que impera en estos tiempos puso en manos del mundo los elementos más sofisticados pero el cruce de la cordillera montañas arriba se mantiene como hace 200 años; no se puede hacerlo en una 4x4 ni en la mejor motocicleta todo terreno, hay que hacerlo a lomo de mula. El más elemental sentido común lleva a pensar que cruzar la cordillera de los Andes equivale a poner en escena predisposición, brío, perseverancia, coraje y voluntad para recrear la gesta sanmartiniana. Alicia de alguna manera y representando a la mujer demuestra que el desafío no es exclusivo para hombres y que la igualdad de género es una realidad irrefutable, categórica e incuestionable.

Cuando se le planteó esto respondió que en los tres casos compartió la experiencia y tal pericia con otras mujeres. En 2013 hizo por Uspallata hizo el recorrido que el General San Martín ordenó realice Las Heras: “Se trata de un cruce más liviano por así decirlo, San Martín fue por Los Patos el recorrido más difícil de todos, algo que jamás pensarían los realistas que después fueron sorprendidos con el ejército de los Andes ya en Chile”. La descripción puso en evidencia un profundo conocimiento de la historia. No estarían desacertados aquellos que puedan sostener que se trata de expediciones turísticas y de paseo por la cordillera, pero seguir la senda de quienes con gran valentía transitaron estas moles hace 200 años integrando las columnas del Ejército de Los Andes al mando del General San Martín, requiere de temple, osadía e intrepidez.

Cruce del Bicentenario

Alicia Cordillera 2.jpg

El segundo cruce lo concretó esta docente chaqueña en 2016 por Los Patos desde San Juan. Es la senda que había elegido San Martín para llegar a Chile. “Lo dificultoso del terreno, con sectores donde solo se puede pasar de a uno lleva a un interrogante natural: ¿cómo hicieron los soldados con San Martín al frente para cruzar la cordillera?, fue otra expresión. Este año, del Bicentenario del Cruce de los Andes, Alicia cumplió con su tercer cruce por el Portillo del Centenario. Fue invitada en forma selecta por la Asociación Cultural Sanmartiniana Cuna de la Bandera de Rosario entidad a la cual está integrada.

El enriquecimiento que ennoblece y encumbra a todo cruzador a lomo de mula está nutrido de horas y horas; días y días cabalgando a paso del animal. Hay que alimentarse en la misma montura y por ese tiempo el aseo personal pasa a un segundo plano. Hay que dormir bajo los efectos de un intenso frío y sobre rocas. Durante el día se cabalga uno tras otro, ensimismado y absorto ya que es imposible dialogar con un compañero de travesía, el camino no lo permite.

Su carácter de acreditada expedicionaria a lomo de mula, llevó a que se requiera de Alicia un mensaje. Sobre la base de evocar la historia y del objetivo fundamental del viaje de rendir homenaje a quienes lucharon por la libertad, abstraída en su condición de docente señaló: “El Bicentenario del cruce de la cordillera debe hacer reflexionar a todo argentino; para que aquella epopeya tenga su real valor creo que hay que meditar sobre temas como la verdadera unidad e integración latinoamericana, sobre la importancia de la libertad, como también de la valentía y del denuedo para superar dificultades”.