Temas de hoy: Chorotis Día Mundial de Víctimas de Tránsito Selección Argentina UNNE Bajante del Paraná
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/157371

De la pista de Moto GP a una gran ayuda para discapacidades

Todos quienes anduvieron o andan en moto tienen internalizado que no hay que frenar mientras se dobla y mucho menos a altas velocidades.

dedo.jpg
La palanca del freno de pulgar claramente visible en una moto de Moto GP. Su uso requiere práctica pero facilita enormemente el giro en curvas en las que se llega un poco “pasado”

El consejo deja de ser válido en las carreras de motos pero ningún piloto en su sano juicio intentaria aminorar la marcha cuando está casi tocando el piso con los codos en una curva. La ley parece haber sido reescrita por la firma Ducati y los iatlianos especialistas en freno de Brembo.

Se trara una solución técnica que los ingenieros Brembo rescataron expresamente para Ducati y piensan trasladar a las motos de calle para darle más confort y seguridad a personas con problemas físicos. Su utilidad en competición es fácilmente visible en las imágenes de la Televisión con motos que van deslizando sobre las dos ruedas y “acomodandose” a la trayectoria como un auto de rally sobre la tierra.

Su uso más importante para la calle es la gran ayuda que significa para personas con discapacidad parcial de la pierna izquierda haciendo que la frenada en ambas ruedas sea más controlable.

La bomba mágica

palanquita.jpg
En ese manillar que parece el comando de una aeronave se percibe la posicion de la palanca de pulgar desde otra perspectiva.

Se trata de la bomba de freno del pulgar que fue concebida por los ingenieros Brembo para suplir las carencias físicas de Mick Doohan cuando se cayó en 1992 durante las pruebas del GP de Holanda corriendo en la categoría de 500 y estuvo a punto de perder la pierna derecha, que quedó aplastada en el accidente.

Tras la secuela de evidente dificultad para modular la fuerza con la pierna, los ingenieros Brembo diseñaron una solución ad hoc: el freno trasero se accionaba con un mando manual situado a la izquierda del manillar y no con el pedal de la derecha. Gracias a esta solución, Mick Doohan también volvió a ser competitivo y, desde 1994 hasta 1998, ganó sin problemas 5 mundiales seguidos.

Muchos expertos siguen afirmando que el uso de la bomba de frenos accionada con el pulgar contribuyó de forma determinante a sus extraordinarias victorias.

El propósito del sistema de pulgar ya no es el que ayudó a Doohan, es decir, controlar el freno trasero. De hecho hoy los pilotos lo utilizan para evitar los derrapes en curva. Podríamos decir que la bomba de pulgar ahora se utiliza como una especie de control de la tracción: se acciona en el centro de la curva para poder permanecer cerca del punto de cuerda, enderezando la moto con mayor rapidez. Además, con respecto al freno trasero tradicional, la bomba de pulgar ofrece una mayor ergonomía.

Para patones

A los pilotos con los pies grandes, más de un número 43, les cuesta trabajo utilizar la palanca en el centro de la curva, donde el ángulo de inclinación supera los 60 grados, porque el espacio para el movimiento está reducido por el asfalto que cada vez se pega más a la moto.

Al accionar la palanca con el pulgar, el mando es más sensible y se obtiene una gestión de mayor precisión, pero hay que acostumbrarse.

discaciatti.jpg
Uno de los sistemas que se venden en Europa y pueden adaptarse a las motos de alta gama. Su uso requiere pericia y mucha experiencia en manejo en rutas con muchas curvas.

Actualmente, en MotoGP la bomba de pulgar Brembo se utiliza junto con la bomba de pedal, sustituyendo también la bomba de freno trasero con una bomba de freno Brembo de doble circuito que permite accionar el freno trasero tanto con el pedal tradicional como con el pulgar, dependiendo de la circunstancia.

Naturalmente utilizar este truco en las motos de calle estaría reservado a los “civiles” usuarios de motos de alta gama con carné de conducir superior (al menos en Europa) ya que pasar del freno accionado con el pie derecho a la bomba del pulgar no es algo inmediato. En primer lugar, se requieren numerosas pruebas para encontrar el lugar ideal donde colocarlo en el manillar.

Luego, hay que calibrarlo correctamente y, por último, afinar los automatismos del piloto. Teniendo en cuenta que, en el circuito, el freno trasero se utiliza a menudo para corregir y cerrar la trayectoria cuando se traza una curva.

Dada esta circunstancia y con la experiencia adquirida a lo largo de todos estos años en los circuitos, Brembo ha ido desarrollando una especial atención a la modularidad y la ergonomía de las bombas de freno traseras.

Concebida para el mundo de las competiciones, esta bomba que se acciona con el pulgar izquierdo y utiliza un pistón de 13 mm o 14 mm de diámetro y a una distancia de la palanca de freno delantera de unos 26mm. Hoy este accesorio puede comprarse libremente e instalarse sin cuestionamientos en las Revisiones Tecnicas que no contemplan este recurso. Los fabricantes recomiendan que no sirve para todas las motos y que para instalarlo correctamente es posible que hagan falta adaptadores específicos que no se suministran con el producto. Además, el montaje deberían realizarlo profesionales altamente cualificados y competentes en el sector de las carreras.