Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/154657

El Registro Civil duplica partida de nacimiento y cambia el apellido de una bebé

La madre y sus abuelos se enteraron a través de una burla por WhatsApp

Denuncia Registro.jpg
Pablo Romero, abuelo de Melody, muestra la partida de nacimiento original y la modificada por el Registro Civil de la Avenida 9 de Julio. A su lado, su esposa, Susana Rodríguez. 

Vanina Soledad Romero anduvo un tiempo en pareja con Rodrigo Nanni. Pero se vio obligada a separarse de él después de episodios de violencia de género. Una orden de prohibición de acercamiento (de las conocidas “perimetrales”) de la fiscalía de investigaciones número 2 firmada por Ana González de Pacche el 23 de noviembre del año pasado, así lo atestigua.

El caso es que para esa fecha Vanina ya cursaba un embarazo de seis meses, y el 13 de febrero de este año nació Melody, a la que Vanina anotó en el Registro Civil del barrio San Cayetano. La inscribió con su apellido de soltera, dado que para tal diligencia la madre no depende del padre. Además, si lo hubiese llamado, la prohibición de acercamiento habría entrado en conflicto con ese acto legal, aunque nunca pensó en negarle su derecho a la patria potestad.

La sección Tercera del Registro anotó el nacimiento de Melody Romero y lo dejó asentado en el Tomo I folio 68. Así las cosas, Nanni lo tomó como asunto personal, y buscó por todos los medios imponer su apellido en los papeles, lo que lo llevó en un primer momento a la misma delegación del Civil donde Romero había anotado a su hija. Por obvias razones, allí le dijeron que no podía realizar el trámite sin el consentimiento y presencia de la madre.

Mensaje de WhatsApp

Pablo Romero es padre de Vanina y abuelo de Melody. El 16 de junio recibió un mensaje de su exyerno, en el que le enviaba la imagen de una partida de nacimiento, y un mensaje en el que se jactaba de haberle puesto su apellido a la nena, que terminaba con una burla amenazante: “Voy por más, payaso”.

En la imagen de la partida enviada por Nanni se podía leer que había sido asentada en el mismo tomo y folio que la primera, tenía el mismo número de documento otorgado en el momento del nacimiento, pero ahora incorporaba el nombre de Rodrigo Nanni como su padre y, lo más importante, daba fe de que la niña se llamaba ahora Melody Nanni. No sólo su apellido había cambiado, sino que el de la madre, que le había sido dado al nacer, había desaparecido, a pesar de que Vanina Romero seguía reconocida como la declarante del nacimiento.

La nueva partida lleva los sellos del Ministerio de Gobierno y Justicia, y la firma Irene Ambroggi, jefa de la Tercera sección. Entre las observaciones, se hace constar que el documento fue expedido “en virtud del artículo 241 de la ley 23.264”. Dicha ley no tiene un artículo 241, sino sólo 22. Pero fue sancionada en 1985 para modificar y/o sustituir varios artículos del Código Civil, entre ellos el 241, que decía: “El Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas expedirá únicamente certificados de nacimiento que sean redactados en forma que no resulte de ellos si la persona ha sido o no concebida durante el matrimonio o ha sido adoptada plenamente”.

En la Argentina el ejercicio de la patria potestad es compartida, se atribuye su ejercicio al padre y a la madre conjuntamente, en tanto no estén separados o divorciados, o su matrimonio fuere anulado. En cualquier caso, ninguna palabra en la ley 23.264 o en el antiguo artículo 241 del anterior Código Civil refiere a la posibilidad de que un funcionario cambie el registro de nacimiento a petición y con la sola presencia de uno solo de los progenitores.

En el Registro

Habiendo recibido tan perturbador mensaje e imagen, Pablo Romero concurrió al Registro Civil del barrio San Cayetano. Allí le relataron el episodio con Nanni, y le dijeron que la modificación se había hecho en la delegación central de la Avenida 9 de Julio. Fue allá a averiguar si el asunto era cierto. Le dijeron que el encargado de trámites como el que describía era “un señor Ávalos”, con el que pudo dialogar una vez. Ávalos argumentó que “no era investigador privado” para andar “verificando si era o no el padre” el que se solicitó el cambio de apellido.

Ante la sorpresa e indignación de Romero, que amenazó con acudir a la Justicia, Ávalos le habría dicho “que haga lo que quiera”. Romero se vio obligado a contratar una abogada, que el 16 de junio presentó un escrito al director del Registro Civil, Juan Carlos Bojanich, en el que demanda explicaciones por la modificación del documento sin consentimiento de la madre, y por el cambio de nombre. Como hasta el miércoles 12 de julio no había recibido respuesta, este viernes reiteró la nota a Bojanich, advirtiendo que si en un plazo de cinco días no es respondida, iniciará acciones legales.

La esposa de Romero, madre de Vanina y abuela de Melody, se llama Susana Isabel Rodríguez. Dice que tiene miedo por la amenaza que representan los hechos y dichos de Nanni. Dice que se siente insegura pensando que él podría aparecerse por el barrio cuando ella está sola con su nieta, quitársela de las manos y huir a cualquier lugar, amparado por la partida alterada que le otorgó el Registro Civil de la Avenida 9 de Julio.

Y también dice que es un asunto de seguridad pública pensar que cualquiera que solicite la modificación o alteración de un documento pueda obtenerla sin que se enteren los directamente afectados. “Nos enteramos porque él (Nanni) nos envió la foto para burlarse, porque si no, quizá lo hubiéramos sabido cuando ya fuera demasiado tarde”. Ambos, Romero y Rodríguez, solicitan a las autoridades correspondientes que respondan sobre este asunto que es de su responsabilidad, sin obligar a los ciudadanos a pleitos judiciales y gastos en abogados. Al fin de cuentas, hace a la seguridad de los ciudadanos, que también es deber de los administradores del Estado.